CONVERSANDO:

Mi foto
Valencia, Spain
CONVERSANDO: para intercambiar ideas, opiniones, música, cuentos; estar con amigos. Podemos hacerlo en castellano, portugués y valenciano. Espero te encuentres cómod@.

lunes, 15 de diciembre de 2008

¿¿¿COMO ESTÁS???


Sigo en el miso tren que comentaba en mi anterior post.
Nadie habla con nadie.
Sin embargo, sin parar se oyen las melodías de los teléfonos móviles sonar.
Campanillas, sirenas, melodías, timbrazos, zumbidos, mil formas de avisar que alguien llama.
....Hola, ¿cómo estás?... con mucho trabajo....agobiadísimo.....yaves, otra vez de viaje.... hasta las
cejas..... sin un minuto libre..... pues ya ves, siempre igual....
Miro, y todos están sentados, con un vaso y alguna bebida con hielo, unos frutos secos, mirando
la prensa, una revista, un libro, viendo la película, oyendo música y acompañando el ritmo con
los pies o los dedos en la mesilla.
Otros juegan con el móvil.
¿No habrá entre tanta gente alguien que esté contento o sea feliz?
Me dan ganas de ponerme de pié, en medio del vagón y gritar-
SEÑORES, yo SI estoy bien, no me duele nada, estoy contenta!
Saben, Voy a ver a gente que quiero, a estar con ellos, hablas de las cosas que hemos hecho cada
uno y de las que queremos hacer.
¿Y saben? Estoy muy relajada disfrutando de este refresco, mientras miro el paisaje...
Pero no... Me mirarían como a una loca.
Sus pupilas me asaetearían como lanzas.
¿De dónde saldrá esta mujer?....y encima pensará que es feliz... pobre mujer...

18 comentarios:

Nuria dijo...

Cuenta el cardiólogo Valentín Fuster en el libro "La ciencia y la vida" cómo en numerosas ocasiones llegan al hospital Monte Sinaí ejecutivos que han vivido hasta ese momento atados a un móvil, a las fluctuaciones de la bolsa, a viajes ininterrumpidos, a una familia que desconocen, etc... y de repente, cuando el corazón les avisa, se dan cuenta que les aterra, no sólo por la enfermedad, no sólo porque pierden el control de su cuerpo (ellos, que lo han controlado todo siempre).

Sino porque se dan cuenta de todo lo que no han vivido o sentido, y ciertamente les cambia el chip después de una experiencia así. Vuelven a valorar los sentimietos, a expresarlos, vuelven a buscar lo que les llena de verdad...

Es posible que algunas personas no sepan buscar el propio bienestar y la felicidad, si no reciben un "aviso", por así decirlo.

Un abrazo

luna dijo...

Efectivamente, ya comenté en otro post, de seriecito, hace muchos meses, que parece ser que, si no vives estresado, o por lo menos das apariencia de estarlo, no eres lo suficientemente eficiente y agresivo en el trabajo.

Y a ese carro se apuntan todos.

Cuando laboralmente hablando, creo que es todo lo contario.

Si un trabajo te sobrepasa o te hace vivir al límite, una de dos.
O es trabajo para más gente, o no estás cualificado para hacerlo.

Además, con la cantidad de libros de autoayuda que se venden, de medicina cualificada en ese tema que se brinda, de artículos como tema de moda que se publican....
A veces creo que es una "pose" que se adopta y que al final, a fuerza de repetirse, se podera de nosotros y nos supera.

No hay nada más gratificante que tratar con una persona pausada, relajada, sonriente, amable y sencilla.

Ese debiera ser el estereotipo de gente a emular.

Las Empresas funcionarian mejor.

Yo conozco un alto ejecutivo de una Empresa Privada, grande, que cuando se hace cargo de un trabajo, y llaman al sitio de donde se vá a preguntar como es, más o menos siempre dicen lo mismo.

Es un hombre equilibrado, muy amable, alegre, espontáneo,
muy humano, muy asequible, que nunca te pedirá más de lo que puedas dar, que tendá en cuenta tus circunstancias familiares, pero ojo! es exigente en el trabajo, porque él lo es consigo mismo.
Como te pases de listo, te pegará una bronca que te hará sentirte fatal, pero eso si, sin levantar la voz...

Bueno, pues de eso se trata.
Hacer funcionar las cosas, pero sin que te devoren.

Además hay un pudor a mostrar tu lado sentimental positivo. La alegria, el disfrutar de las pequeñas cosas...

Lo mejor es estar siempre al límite del infarto....

Que absurdo....

un beso

Nuria dijo...

En el terreno laboral, es muy curioso observar que precisamente la gente que tiene más tiempo, es la que más estresada vive a veces.

Es decir, te exigen siempre las cosas con suma urgencia, como si tuviesen que demostrarte que su tiempo es oro, o qué importante es su empresa o su puesto en función de lo estresados que están, menospreciando tu dedicación y profesionalidad.

Es como si estuviesen convencidos de que eso les otorga más autoridad, curioso...

Cuando curiosamente, las personas organizadas, y con otros valores personales, se comportan de manera considerada. Como tú decías, Luna, se puede ser afable, considerado, sin por ello dejar de exigir cumplimiento.

No sólo el qué sino el cómo ¿verdad?

Un bico

seriecito dijo...

Para que un ejecutivo/a esté bien considerado/a, tiene que aparentar estar muy estresado/a, ir siempre deprisa, aunque no vaya a ningún sitio en concreto; resolver varios asuntos al mismo tiempo y hablar por teléfono, escribir y rascarse la nariz, simultaneament.

En una película de los hermanos Marx, Groucho le dice a Zappo,
¿este camino a donde va Zappo?
y él contesta
No lo se Groucho.

Pues bien vayamos deprisa y terminemos pronto con esto, dice Groucho.

Éste es el mundo de la empresa actual, no importa hacia adonde se va, lo importante es correr hacia allí.

Y eso se ha traspasado a la vida cotidiana.

Ya no hay tiempo para charlar, es mejor el email y con copia a muchos.

Ya no hay tiempo para oír música relajadamente, es mejor un ipod y llevarla puesta por la calle... para aislarnos mas, claro.

He visto en la librería, CDs de grabaciones leidas de un libro, pronto no leeremos, lo oiremos en el coche al ir conduciendo.

Como los DVs portátiles que se ponen en el respaldo de los asientos para que los niños lo vean durante el viaje y no se enteren del paisaje, claro. Aunque las autopistas, cada vez se comen mas la geografía, pronto no sabremos donde están los pueblos.

Lo relevante es tener escusa para aislarse... mas y mas...

Salu2:

ALIX dijo...

LA GENTE SE QUEJA MUCHO Y SIN CONTROL ESTAMOS RODEADOS DE
LLORONES/AS. QUE LES FALTA ?
TIENEN COMIDA TODOS LOS DIAS,
EN GENERAL GOZAN DE SALUD, TIENEN
A SU DISPOSICION CENTROS DE SALUD,
ROPA,UN TECHO AUNQUE SEA DEL BANCO,
UNA RED SOCIAL A SU ALREDEDOR,
CULTURA..
QUE SE FIJEN MENOS EN
SU OMBLIGO Y MÁS EN EL RESTO DEL MUNDO LOS QUE PASAN HAMBRE,FRIO,
NO TIENEN UN MEDICO NI UN MOMENTO
ENTRE VIOLACIÓN Y VIOLACIÓN,DE
LOS DERECHOS MÁS ELEMENTALES DE
TODO SER HUMANO, PERO CLARO ES
VERDAD TODO ES SUSCEPTIBLE DE SER MEJORADO PERO CON AGALLAS Y NO CON
LLORIQUEOS CONSTANTES....
¡MÁS ALEGRIA DE VIVIR !
BIKOS PARA TOD@S

ALIX dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
ALIX dijo...

CREO QUE ME COLADO...
JAJAJA

BUENO PUES LO DE LOS AGRESIVOS.
ESTAN POR TODAS PARTES...
NO SE HAN DADO CUENTA QUE LO QUE
MAS IMPORTA ES LA INTELIGENCIA
EMOCIONAL.
YA APRENDERAN SI QUIEREN Y PUEDEN.

ES MUY TRISTE QUE ESTEMOS RODEADOS
DE TANTO BOBIT@S

Rafael Hernampérez dijo...

Es una suposición pensar que todos están alienados. Muchas veces he ido en el tren, muy feliz con mi vida y conmigo mismo, una felicidad y una paz interior. ¿Para qué necesito exteriorizarlo? No necesito provocar envidias ni celos. La felicidad empieza por uno mismo, en su propio interior.

luna dijo...

Lo primero Rafael, bienvenido a este rincón de amigos. Me alegro que hayas enpleado algo de tu tiempo, en ver lo que comentamos.
Esun placer.

Rafel, lo más seguro es que no he sabido expresarme. Habrás intuído ciertamente, que soy novata en estas lides-

La idea de este post, es un viaje real que hice el viernes desde Salamanca a Valencia.

Hay que enlazar dos trenes, y este viaje por motivos personales, lo hago con asiduidad.

Lo que quiero decir es que en ningún modo he personalizado.
No conocía a nadie en ese tren.

Pero, el hecho era tan cuantitaviamente importante, considerando el número de personas que estábamos alli, que me llamó la atención.

Luego, como el trayecto es largo, vi que se repetía constantemente, y eso, como iba sobrada de tiempo me hizo caer en la cuenta de que era algo genérico, que sucede con mucha frecuencia en cualquier tipo
de lugar.

Es más frecuente oir lo agobiado, lo estresado, lo saturado de todo que vás, que oir a alguien decir-
Gracias, estoy muy bien, y tú?

No había caído en la cuenta, gracias por indicármelo, de que con esa actitud, que es la que suelo tener, puedo perjudicar a alguien, por despertar sentimientos de envídia o celos.

Seguramente porque a mí me pasa que, cuando alguien me dice que todo me vá muy bien, es feliz y está tranquila, me alegro muchísimo por ella.

Pero claro, tienes razón todos no somos iguales.

Efectivamente,puede que haya generalizado de una forma poco
reflexiva y prudente, lo siento.

Ya te digo que soy muy novata en estas lides.

Un cordialisimo saludo.

luna dijo...

Si, Nuria, esa frase tan pomposamente ridícula por la falta de educación y modales que implica, de "mi tiempo es oro", la he oído varias veces, es una forma ufana de ofender.

Y, efectivamente, atosigar a los demás, menospreciando la forma de hacer su trabajo, en aras de dar relevancia e importancia al suyo,
es absurdo y de poca inteligencia.

Si la importancia de mi trabajo es real, e importante, no necesito apoyarme en ninguna muleta para explicitarlo.

Simplemente se ve.
Y, efectivamente aciertas cuando dices que el como es importante.

Creo que fundamental´.
Gracias por tu aportación.

Un besoe

luna dijo...

Luis.
Me alegro que una persona como tu, que por lo que puedo leer, conoces bien el mundo de la Empresa, has vivido o estudiado, por lo que leo en tus posts, el mundo de los ejecutivos y altos mandos del escalafón empresarial, coincida conmigo en que esa postura que he observado, es genérica.

Es una pena, espero que esto sea como la ley del péndulo

Que de un extremo, pasamos a otro diametralmente opuesto, hasta que la inercia de la vida lo haga centrarse.

Gracias también por tu comentario,
Un abrazo.

luna dijo...

Alix, querida.
Estoy totalmente de acuerdo.
El refranero que es muy sabio, dice - A Dios rogando y con el mazo dando.

En el otro extremo, del que hemos hablado hasta ahora, están, como dices, los plañideros profesionales.

Esperando que caiga el maná.

Incluso a nivel político.
Que llueve, subvención. Que graniza, sujbvención. Que hay sequía, subvención.
Y claro, como nunca llueve a gusto
de todos, pues a esperar que papá Estado - que somos todos- nos eche una mano.

La Inteligencia Emocional, buen libro de Daniel Goleman, que está enseñando una nueva forma de trabajar.

Parece ser que está marcando tendencia.

Gracias por estar aqui.
Un besote

Nuria dijo...

Bueno, yo he entendido un poco el tema en el sentido de esa gente que manifiesta de manera muy obvia que ellos lo pasan peor que nadie, es decir, berreando en un tren, en la consulta del médico, en el autobús...

Por supuesto que cada uno puede manifestarlo de manera más o menos introspectiva (tampoco es cuestión de ir dando saltos, jajaja) pero sí se nota en las actitudes.

Hay muchas maneras de decir que estás mal, o regular, o agobiado...

Luis, muy buena la anécdota de los Hnos. Marx.

Rafa, exacto, has dado en el clavo, la felicidad nace de uno mismo, por eso hay muchas maneras de expresar el estado en que te encuentras...

Yo hyo despavorida de las personas que de manera sistemática se están quejando en cuanto abren la boca.

Un biquiño a todos

Carol dijo...

Hace años que no viajo en tren, la última vez fue un largo recorrido. Entro en el departamento y no hay nadie, pienso ya llegaran pero el tren solo está tres minutos en la estación, se pone en marcha y yo allí solita como un 1.

Era domingo y la única tienda de la estación estaba cerrada a la hora que subí al tren, no pude comprar una revista. No cogí un libro (imperdonable, era la primera vez que no lo hacía), y la pequeña radio que llevaba se dejaba de oír en los túneles y otros lugares, así que me puse a mirar por la ventana, cuando empecé a ver por los sitios tan peligrosos que pasan las vías tampoco quise mirar, fue un viaje de lo más aburrido, yo metida en mis pensamientos sin poder salir de allí. Sin hablar…

Llego a Madrid y nadie entra en el departamento. El revisor me dijo que cerrara la puerta por dentro y que le avisara si tenía algún problema que él estaba al lado.

No pude dormir en toda la noche aunque iba acostada en la litera. En fin, qué largo se me hizo el camino, la compañía de otras veces la eché de menos.

Besitos Luna.

luna dijo...

Carol, no tuviste mucha suerte. Los viajes largos, sueles ser aburridos, sobretodo cuando lo haces muchas veces.

Pero lo tuyo fué fuerte.....
Lo siento.
Seguro que el próximo será fenomenal.
Gracias por tu visita.
Un besote

DeepClue dijo...

Nuria, como dijo alguien una vez, "No conozco a nadie que en su lecho de muerte haya comentado 'Ojalá hubiese pasado más tiempo en la oficina.'"

Nuria dijo...

Estoy "espesa", no entiendo el sentido de tu comentario DeepClue.

luna dijo...

Hola! DeepClue, bien venido, a este punto de reunión de amigos.

Espero verte más veces.
Un cordial saludo