CONVERSANDO:

Mi foto
Valencia, Spain
CONVERSANDO: para intercambiar ideas, opiniones, música, cuentos; estar con amigos. Podemos hacerlo en castellano, portugués y valenciano. Espero te encuentres cómod@.

martes, 7 de diciembre de 2010

LOS JUEVES LITERARIOS: EN QUÉ ANIMAL TE GUSTARÍA CONVERTIRTE?





Cuando Daniel cumplió cuatro años, el regalo estaba claro:
-Un perro.-
Sentía un amor desmedido por los animales.
Todos le gustaban. Como a su papá.
Quizás en ese regalo, su papá también se auto-regalaba.
Nunca le dejaron tener un animal de compañía.
Era la época, en que los únicos animales que se tenían, era porque cumplían una función concreta.
Si se tenían gatos, es porque mantenían a raya los ratones.
Si perros, pues para cazar, guardar la casa o conducir un rebaño.
En realidad de compañía...no eran.
Porque su entrada estaba vetada, al interior de las casas.
El amo, igual que le hacía una caricia, le podía pegar un palo, en caso de desobediencia.

-Yo he tenido más suerte. Ahora en las casas, se convive con animales y además, lo normal es que se les trate muy bien.

Pero...perdón! Me llamo Gos, soy un perro.
Un perro salchicha de pelo largo color marrón.
Bueno, mi cartilla dice que soy un teckel, de pelo largo, color canela-fuego, y que mi nombre es Cassiano del Gorope.
¿A que es un nombre... horroroso? Pero bueno, todos me llaman Gos. (Creo que en valenciano quiere decir perro...)

-Permitidme que os cuente:
No hace mucho, cuando era aún más pequeñito, estaba en un sitio donde había dos o tres perritos como yo. Creo que eran mis hermanos. No sé, no entiendo mucho de eso.

De repente, abrieron la puerta, y vi dos piernas de una mujer joven, que enseguida se agachó diciéndome cosas preciosas y haciéndome caricias.
Me pongo muy contento, nunca me habían dicho cosas como esas. ¿Sería verdad?

¿Seré tan guapo, gracioso, chiquitin y bonito como dice?
Me coge en sus brazos, acariciándome y me da una especie de lametones, pero sin saliva y con ruido, que luego sabré, que se llaman besos.
Y claro, en correspondencia, yo sí le di muchos lametones, además..¡huele tan bien!!!

Me vuelve a dejar en el suelo y se pone a hablar con el señor que me daba de comer en su casa.
Pienso... algo va mal...¡ Yo quiero irme con ella!!!

¿No le habré dado suficientes lametones?
¿No habré movido suficientemente la colita?
¿Mis saltitos a sus piernas, habrán sido pocos?
¿No habré ladrado suficiente?
Bueno...aún me queda un recurso... voy a llorar un poquito... sniff, sniff, sniff...

¡Bien! Se vuelve a agachar y a cogerme y dar besitos....
¡Aguarda! se va hacia la puerta y me lleva en brazos...
Espera, espera, que le dé un par de lametones más, ¿Estaré soñando?

Otra vez me dice cosas preciosas...
Je, Je, Je, creo que sí soy muy guapo...¡Pero que bien huele!!!
SI, SI, me lleva con ella!!!!
Nos hemos metido en un sitio cerrado, que se mueve.
¿Será mágico? ...y tiene música, y se pára, y se vuelve a poner en marcha...
Bueno, ya estamos.

Pero, ese señor vestido de verde... me coge, ¿quién es?
Oiga, con cuidado...¿Porqué me mira las orejas? Ahora las patas... ¿Eh, que me mete en el culete? y ahora... ¿que me pone en el pecho y escucha con tanta atención?
Bueno, ahora me aprieta por toda la tripita...
¿Y esa aguja? Ay, ay, ay, he¡ que me ha pinchado!!!
Y ahora , ¿porqué me moja?, ¿y toda esa espuma?, ¿y ahora ese aire caliente?
Pero bueno,¿ para eso me han sacado de aquella casa?

UUffff, menos mal!!! Ya me ha cogido al bracito otra vez y me vuelve a dar besito y decir que estoy más guapo ...¿MMMáááSSSS?
Caray, sí que debo estar guapo...
Será por el peinado y este collar que me han puesto...

Llegamos a otra casa.
Será su casa, porque huele igual de bien que ella...
Espera, espera, es un señor bajito!!!
¡Se llama Daniel!
¡Ala! esto sí que es darme besitos. ¡Ya vale, ya vale!! Que me acaban de peinar...
Que divertido, se tira al suelo y juega conmigo...
¡Que volteretas!
Ahora corre, ...voy a correr detrás de él...
No es un señor bajito. ¡ES UN NIÑO! Y le pasa como a mí, no se cansa de jugar, de saltar, de correr...

Me parece que he tenido mucha suerte. Aquí me quieren mucho.
Todos me acarician, me dicen cosas, hasta me voy a creer que soy el perro más bonito y listo del mundo!

Pero el mejor de todos es Daniel...
Es mi gran amigo.
Con él sí que me divierto de verdad, y me cuida como nadie... No se separa de mí, siempre está conmigo.
Soy un perro muy afortunado...

Mientras, Daniel le acaricia la cabeza y le hace cosquillitas en la tripa...
-Gracias, papá, Gracias, mamá, es el mejor regalo que he tenido nunca...
Desde ahora, será mi mejor amigo....
-¿A que también os gustaría ser Gos?





52 comentarios:

Recomenzar dijo...

En que animal me gustaria convertirme...nunca lo pensé Pero seguramente en un ave... Ya que volar me inquieta, me gusta..Maravilloso tu blog con colores..es como volver a mis años de hadas y cuentos...De sueños y asombros
beso flores y champgne para ti... mi querida

Anónimo dijo...

Bonico mi Gos :)

Daniel

Verónica Marsá dijo...

Y tanto! Un gos estimado en familia para siempre, que me cuide, me deje libre, me pasee, me disfrute...

Yo también, vale!

Hecho!

Las croquetas que sean de marca, por favor! Y los huesitos con carne, nada de repelaos!

Besos a montones, templá!

El Drac dijo...

Síííííí!!!! Soy Gos ¡guau! ¡guau!
¡guau! ¡qué divertido!
Y te contaré había un perro que por alguna razón creía que era igual a su amo, un niño regordete de lentes; hasta que un día se asomaron a un charco de agua y se asustó muchísimo pues vio a un feo mounstruo peludo junto a su amo, tenía unos dientes afilados y amenazadores increíbles; por ello empezó a ladrar como loco haciéndose el valiente y tratando de espantarlo para que no les hiciera daño; hasta que vio que su amo abrazaba a aquél extraño animal y cayó en cuenta de que era él mismo, al devolverle lengüetazos a su dueño. Desde allí vive agradecido por ser amado por sus sentimientos sin importar las apariencias. Un gran abrazo me encantó tu cuento.

Maria dijo...

¡Vale vale valeeeeeeee! Decididamente me has convencido. Me pido un salchichita de estos para Navidad. A ver si hay suerte. Muaks y gracias por la idea.

Manuel dijo...

Como un amante de los perros me ha encantado tu entrada. Solo añadir una frase de alguien anónimo:
" Cada niño debería tener dos cosas: un perro, y una madre que le deje tener uno"
un beso

Natàlia Tàrraco dijo...

Este "GOS" vive a cuerpo de rey, es bueno ser el gos de Daniel.
Es bueno; LUNITA, tener un "gat" llamado Minos, para hacernos la ilusión de acariciar un tigre.
Si los tenemos, apechugamos y los queremos, forman parte de nosotros al saltar encima de la cama poniéndola perdida de pelos.

Cada ser humano se identifica con un ANIMAL, total, ¿para qué? somos, a veces, más animales que los perros. GOS nos mira desde la distancia, pensado, casi, según tú, amiga me lo haces sentir: "menudo ese animal llamado sapiens" Como una peli de Disney.

¿Para qué sirven ahora esas mascotas? No cazan, no comen ratones...Ya lo tengo, nos consuelan, nos acompañan, incluso nos permiten sertirnos superiores.

Besitos acariciando a mi gata y a mi gato, ronronean; puñetero y puñetera, miauuuuuu, exclaman levantado la patita.

LUNA dijo...

Tata, yo prefiero pisar el suelo.... jajajaja
Mira, estaba buscando una imagen de invierno y cuando vi esa enseguida pensé que a mis nietas les encantaróa.
Asi que la puse.
pppppssssssssshhhhhhhhhh a mi también me gusta mucho, como dirá mi nieta Blanca, es depincesas....

Un besito, querida amiga.

LUNA dijo...

David, cariño, Te gusta tu cuento???? y el de Gos???
Besitos.

LUNA dijo...

Verónica es un cuento que de verdad sucedió.
Gos estuvo con nosotros desde ese dia que era un cachorrito chiquitin hasta que murió con 13 años.
Y Daniel, en realidad es David, mi hijo pequeño....

Fué un amor perdurable en el tiempo...
Un besito.

LUNA dijo...

Drac, amigo, me encanta tu cuento...Es muy bonito...y me encanta la moraleja.
Me alegro que hayas disfrutado con el cuento de Gos....
Besitos

LUNA dijo...

Maria, son extraordinarios!!!!1
Ahora tengo dos yorkshires enanas, que duermen en la cama con nosotros, y son una moneria y muy cariñosas.
Además no hay que sacarlas.
Le pondo unos empapadores en los balños y hacen allí sus cositas...

Besitos, querida amiga

LUNA dijo...

Manuel, en casa siempre ha habido animales.
El primero fue Gos, luego la gata Grisi, y ahora dos yorkshires Luna y Tori.

yo he sido una esposa y una madre que dejo que tengan perros en casa, porque también me gustan...

Besitos

LUNA dijo...

NATALIIIIIIIIIIIIII
Al mismo tiempo que Gos, tuvimos una gata gris europea, que se llamaba Grisi.
Grisi sobrevivió a Gos.

Y también la queríamos mucho.
De todas formas, prefiero los perros.
Ahora tengo dos yorchires enanas y también estamos encantadas con ellas...

Son nuestras niñas mimadas.
Es una delicia la compañia que hacen los animalitos domésticos.
Besitos, compañera y amiga.

Carol dijo...

¡Qué cuento tan bonito, Luna! Y lo mejor de todo es que lo has vivido, tanta ternura me llega.

A mi me encanatan los perros, los he tenido y aún sueño con ellos a menudo.Vienen a verme en sueños.

Yo me identifico con la tortuga, porque soy lenta...pero segura.

Besos, encanto.

Gastón D. Avale dijo...

Siiiiiii.......que buen relato, desde el animal...pues la verdad...sí..yo quiero ser ese perro! me encantó, que forma inteligente de describir sus sensaciones, hasta tan graciosas...me sacaste la sonrisa...yo me saco el sombrero. Excelente! la verdad dan ganas de compartirlo, porque tiene alegría navideña! beso

Neogeminis dijo...

Una linda manera de hacernos poner en el punto de vista de ese lindo y afortunado perrito que ha conseguido casa y una familia que lo quiere mucho!...muy tierno post!

Un abrazo.

Any dijo...

Claro que me gustaría! sobre todo porque es MUY lindo! Que belleza de perro, un salchicha con pelo largo, nunca los he visto. El salchicha en especial es un perro muy inteligente, y muy compañero ademas.
Daniel tuvo suerte de encontrar un amigo como Gos, y se ve que el pichicho lo pasó bomba en tu casa.
un beso

mar dijo...

Hola Luna
Sería maravilloso ser Gos, estar siempre cuidado y tener siempre alguien que te quiera y que esté dispuesto a jugar contigo sin descanso.
Sí, definitivamente si me garantizan que mi vida perruna sería como la de Gos me pido ser un perro
Un beso

Celia dijo...

Sí. Claro que quiero ser Gos. La vida perruna, no es la de él.
Precioso relato, escenificado y planteado a la perfección.
Un beso, Luna.

LUNA dijo...

Carol, fué un perro que tuvimos de verdad, y, efectivamente fué muy querido.
Un besito, amiga.

LUNA dijo...

Gastón, cuando tienes ocasión de vivir con un animal de forma tan cerca durante 13 años, con una mirada es suficiente...
Creo que no hace falta ahblar para que haya entendimiento...
Además los animales son muy receptivos y también transmiten mucho en su mirada, en sus movimientos, en actitudes y en sus demostraciones....
Son una maravilla.
Besitos, amigo

LUNA dijo...

Mónica, me alegro que te haya gustdo.
Es que Gos era muy tierno...muy lindo!!!! Ha sido muy fácil.
Un besito.

LUNA dijo...

Any, y es muy buen compañero de los niños...
Eso es muy importante saberlo, cando hay niños en casa...

Fue un placer tenerlo y disfrutarlo.
Besitos amiga.

LUNA dijo...

Mar, cariño, salvo vergonzosas excenciones, en todas las casas que hay animales, se les quiere y se les cuida, sobretodo si además son niños...

Son un támdem maravilloso para ambos.
Un besito

LUNA dijo...

Celia, querida amiga, gracias por tu comentario, me alegro que te haya gustado.
Un besito

Teresa Cameselle. dijo...

Pues sí, bonito recibimiento y buen futuro le espera a Gos con una familia tan acogedora. No sería una mala reencarnación.
Tierno relato, metida en la piel del mejor amigo del hombre, y de la mujer, y del niño...

Medea dijo...

Lunaaaa¡¡¡es precioso!!! Parece que hayas sido perro en tu otra vida jeje creo que mientras escribías has sentido como Gos, has podido transmitir lo feliz que fué Gos contigo y tu familia, con tu hijo. Los que tenemos perro en mi caso dos perras boxer sabemos quererlos, sabemos lo que nos dicen con su rabo, con el movimiento de sus cuerpos, con su ladrido ¿Qué solo les falta hablar? ¿Eso quien lo dice? Nuestros animales ya no cazan, ya no tenemos ratones, nuestros animales nos quieren y los queremos como a un miembro más de la familia. Soy madre que ha inculcado (sin intención de ello) a sus hijos el amor por los animales, pasión compartida con mi marido y eso es importante, se han criado siempre con animales y el amor a ellos en su mayoría perros creo que los ha hecho más generosos y mejores personas.Me ha encantado leerte incluso como perro jeje.Un besito Luna

maria jose moreno dijo...

Estoy coontigo, los que poseemos un perro desde cachorro nos hemos trasladado con tus letras hasta esos momentos y también he revivido la relación de nuestra perra con todos nosotros y sobre todo con mi hija, aunque he de confesar que a la que más quiere es a mí, será porque soy la que más la consiento.
Una maravilla de relato,
Un besazo amiga Luna

LUNA dijo...

Teresa, a mi tampoco me importaria reencarnarme en un perro, pero vivir en casa de alguien que me quiera mucho, eso si.
Besitos, querida amiga.

LUNA dijo...

Medea. Todos los que tenemos perros, compartimos ese amor por ellos, el respeto por la vida, los cuidados y mimos de un miembro más de la familia.
Los niños que han crecido junto a animales de compañia son mas extrovertidos, responsables y cariñosos.
No cabe duda que son un regalo de la vida.
Yo nunca tuve animales en casa, pero desde que tuvimos a Gos, ahora mi hijo ya tiene 36 años, ya no hemos dejado de tenerlos.
Son imprescindibles.
Un besito, querida amiga.

LUNA dijo...

MariaJosé, ya he pasado por tu blog y he visto tu preciosa perra también.
Asi que no me extraña que compartamos las mismas opiniones y consideraciones.
Besitos, amiga.

María dijo...

Uy, mi niña ¡¡vaya historia tan genial!!

Además te he leído por ahí arriba que es de verdad, verdadera ¡¡o sea que te has metido en la cabeza de Gos y has hablado por él!! jajaja porque ¡¡tal cual, oye!! cómo si estuvieras en su cerebro:-) De verdad me ha encantado.

Verás, yo soy una enamorada de los animales, en mi casa tengo tres perras o mejor jajaja dos burritas y una perra, porque dos de ellas son mastines leonesas enormes y la pequeña es un español bretón, se llaman Aloia y Day las mastines y July la pequeña, la mía , mía es Aloia y digo mía y yo de ella, porque es algo muy especial lo que se siente cuando te verdad tienes el cariño y la lealtad de un perro, nunca más cierto eso de la fidelidad de un perro, con el tiempo son como tu sombra donde tu vas, va, donde tú estás está y si nota cualquier cosa extraña, siendo lo más dócil y cariñosa del mundo se convierte en una leona que se come tooooodo lo que se le ponga por delante, en fin, que crecer como creció Daniel ( David) con un amigo así es lo más bonito del mundo. Yo no tuve esa suerte de pequeña, por eso ahora me he resarcido...

A pesar de todo mi amor por los perros, creo que si tuviera que eljir un animal en el que reencarnarme elegiría sin duda el delfín, representa todo lo que a mi me gusta ¡¡fíjate hasta hablan!!:-)


Muchísimos besos MARU, vaya rollazo te he soltado cielo... ¡¡ay si me ves en vivo y en directo!! me plantas directa un esparadrapo en la boca, estoy pensando que me iba más el lorito:-)


Muaaaaaaaaaaaaakss y requete muaaaaaaaaaaakss

felices sueños, MARU

Mary dijo...

Mientras lo leía me imaginaba el perrito y todo lo que iba sucediendo, me recordó cuando me regalaron a mi Pusky hermoso, ¿habrá pensado lo mismo? jajaja Muy lindo tu relato!!! Soy nueva en los jueves literarios pero me encantó la idea!!! Besos!!!

CAS dijo...

Si.... quiero ser Gos.
Así debiera llamarse la próxima película de animales a exhibirse en la sala de su barrio, jaja
Y me gustaría ser Daniel, porque en esa casa, a todos se los trata muy bien y se los quiere y esos es de buen animal, y de buena gente. Si señor!! quiero ser alguien de tu familia y ubicame en el lugar de la escala animal que quieras.
Muy lindo relato, muy lindos diálogos y muy bien personificado. Ese cachorro nos lleva de las narices por tus letras.
Un fuerte abrazo, columnista oficial de mis pasos.

Recomenzar dijo...

Hola hermosa:

Hay sol en Miami hoy
el frio nos invade con sol por lo menos.Sin lluvia en el cielo..El cielo esta feliz hoy no quiere llorar

LUNA dijo...

Maria!!!! así que también tienes perros!!!!Pues no te cuento nada que no sepas-

Es que ocurió asi como dices.
Fui a verlo al despacho de un abogado que era criador, y salió una cosita moviendo el rabito que me enamoró por completo.
Negociamos el precio, de allí me lo llevé al veterinario, lo revisó, lo bañaron y me lo llevé a casa.
David casi se vuelve loco!!!!!

Todavía hoy, y David tiene 36 años, se habla de él en casa....
Gos jugaba con los niños, pero eligió a mi marido de amo.
Era increíble, lo llevaba con los ojos...
Ahora tengo dos yorkshires hembras, enanas que no llevan a tres auilos y una ha elegido a Pepe de amo y la otra a mi.
Así que no hay problema...
Cada una duerme a un lado de la cama....y Pepe y yo al medio jajajaja

Besitos corazón.

LUNA dijo...

Mary, me alegra mucho verte por este rincón de amigos. Espero que a partir de ahora seas uno más, estaré encantada. Seguo que aportas mucho...

Veo que también tienes perro...así que no hace falta palabras.
Un besito grande, cariño

LUNA dijo...

Caray, Cass, me has hecho ruboriza!!!!!
Me quieres demasiado...
Lo único que sí es verdad es que fuimos nosotros y él muy felices ...
Nos regalamos mutuamente todo el cariño del mundo...
Gracias por tus palabras y elogios, querida amiga.
Un besito, querida amiga

LUNA dijo...

Tata, querida amiga. Que alegria verte nuevamente por aqui. Que lujo.
Aqui tenemos dia nublado con una llovizna fina, fina y nada de frio...

Esta es una tierra(Valencia) bañada por el Mar Mediterraneo, en donde el clima es muy benigno...y el sol nuestro casi perpetuo compañero.
Beos con olor y sabor a azahar...

gustavo dijo...

defino tu relato,agüela, como plagado de ternura... y esa es la palabra que elijo para comentarte, para definir tu relato.
sabes, mientras te leía, no podía dejar de pensar en esto:
.-por un lado, si bien lo piensa uno, estamos desanimalizando al perro.
.-por otra parte, no hace mucho tiempo, vi un documental que venía a decir que los perros han adoptado ya un lenguaje que está lejos de su origen natural, de su natural forma de expresarse...y ese lenguaje tiene que ver, y mucho, con la relación que han entablado con el humano a lo largo de unos 10. mil años, el tiempo que ese animal llamado pero, a lo que parece, lleva co nosotros como animal domesticado...
esta segunda cuestión, circunstancia, si bien lo piensas, agüela, es la que has descrito en tu relato...al menos en parte, claro está...el perro de tu relato, obviando que piense y hable consigo mismo, adopta un lenguaje HUMANIZADO...
besos, agüela...mucho, por cierto.

Pepe dijo...

Un relato tan tierno visto desde los ojos del perro protagonista, solamente puede salir de alguien que ama a los animales, que ha convivido con ellos. En numerosas ocasiones los animales nos dan muestras más que sobradas de su tremenda "humanidad".
Un abrazo.

YONKY dijo...

Mientras miro la mia echada en un rincon,no puedo menos que mimetizarme en el entorno de tu tierno relato.

cariñotes

LUNA dijo...

Bueno Gustavo, desde que los animales se domesticaron, empezaron a cambiar su conducta.
Ya comento en el cuento que, cuando mi marido era pequeño, nadie entendía que se pudiera tener animales sin la finalidad para que originalmente se tenían.

En el caso de los perros, pues guardar la casa, los rebaños...
Los gatos, cazar ratones...

Ahora esas especies conviven con nosoros, dentro de casa y no se ganan el alimento, sino que se lo ofrecemos amorosamente, a cambio solo de compañia y lametones (caricias)

Hay infinidad de literatura sobre como tratarlos, alimentarlos, etc,
Si, efectivamente, han cambiado las costumbres, pero creo que hemos ganado todos.
No hay ningún desdoro.
Un besito, querido amigo.

LUNA dijo...

Si, Pepe, amo mucho a mis animales y les doy, como parte de la familia, todo el cariño que puedo.
No tiene mérito, no me cuestya nada.
Un besito

LUNA dijo...

Yonky, es lógico, seguro que cuando fué a tu casa, su pudiera hablar, contaria la misma historia que Gos.
Un besito, amigo

Mar dijo...

Luna,
yo que tengo perra desde hace cuatro años, sé de qué me hablas. Se les quiere con locura. Mi perra me ha acompañado en momentos muy duros... Parece que me entienda cuando le hablo. Es una buenaza... Pero hay muchas cosas que no entienden como ese perrito que haces hablar en tu relato. ¿Has leído el libro dE Paul Auster "Tumbuctú" en que el protagonista es un perro? Si no lo has hecho, te lo recomiendo.
¡Ah! Gracias a mi perra, y a hí lo mejor, he conocido a muchísima gente muy valiosa y que han significado mucho en mi vida y son mucho en mi vida.
Gracias a Nuca sé más de perros y de humanos. para bien y para mal.
Un abrazo muy fuerte

LUNA dijo...

Querida Mar, ha sido una suerte escribir esta hisoria de Gos.
Porque me he dado cuenta de que hay mucha gente que tiene perros y comparte los mismos sentimientos que yo he sentido y siento por los animales.

Ellos son receptivos, y saben de ese cariño, y confían en nosotros y nos devuelven todo ese cariño, con creces
Ha sido una expeciencia muy gratificnte.
Muchos besito, querida amiga.

Juan Carlos dijo...

Que bonito Luna.
Sabes, mi mujer trabaja en la perrera de Aranjuez como veterinaria desde el pasado agosto y el tema de las adopciones está muy vivo en esta casa.
Estamos todos contribuyendo a realizar mejores ideas para fomentarla y viviendo la historia de cada uno de los perros que tiene allí, bajo su custodia.
Que suerte tiene Daniel y que suerte tiene Gos de contar con esa amistad.
Un beso.

alfredo dijo...

Abrumador, parece ser que soy el único que no tuvo, ni tiene, ni tendrá un animal en casa.
Si... quizás me esté perdiendo algo, pero aparte del respeto y admiración que siento por ellos, no tengo la más mínima intención de comprobarlo.

Tu relato en un cuento que canta al entendimiento de un nuevo ser que irrumpe en la vida de otros seres con toda la carga de ternura e ilusión que a partir de ese momento se genera, estimulante.

Besos

LUNA dijo...

Juan Carlos, que trabajo tan bonito tiene tu mujer...
Todo lo que sea procurar cariño y amparo a los que
están abandonados, es algo encomiable.

Mi admiración, desde aqui.
Un besito

LUNA dijo...

Querido Alfredo, como siempre digo, cada uno que haga de su capa un sayo...

Cuando llegan los animales a casa, en poco tiempo ya forman parte de la familia,
Sí que hay una gran compenetración entre ellos y la familia.
Un besito, querido amigo.
(PSSSSSSSHHSHSHSS no sabes lo que te pierdes....)