CONVERSANDO:

Mi foto
Valencia, Spain
CONVERSANDO: para intercambiar ideas, opiniones, música, cuentos; estar con amigos. Podemos hacerlo en castellano, portugués y valenciano. Espero te encuentres cómod@.

lunes, 8 de noviembre de 2010

UN CUENTO- EL CACHORRITO




El dueño de una tienda estaba colocando un anuncio en la puerta que decía:
"Cachorritos en venta”
Esa clase de anuncios siempre atraen a los niños, y pronto apareció en tienda un niñito preguntando......
¿Cuál es el precio de los perritos?"
El dueño contestó: "Entre 30 y 50 Euros".
El niñito metió la mano en su bolsillo y saco unas monedas: "Solo tengo 2.50... puedo verlos?".

El hombre sonrió y silbó.
De la trastienda salió su perra seguida por cinco perritos.

Uno de los perritos no podía seguir a los demás

El niñito inmediatamente señaló al perrito rezagado que cojeaba. ¿Que le pasa a ese perrito? preguntó.

El hombre le explicó que el perrito nació con una cadera defectuosa y que siempre cojearía.
¡Ese es el perrito que quiero comprar!!!

No, replicó el hombre, si ese es el que tu quieres, yo te lo regalo.

El niñito se disgustó y mirando al hombre a los ojos le dijo:
No, yo no quiero que usted me lo regale. Ese vale tanto como los otros.
De hecho, le voy a dar mis 2.50 euros ahora y 50 centimos cada mes hasta que lo haya pagado completo".
El hombre contestó: No deberías comprarlo.El nunca será capaz de correr, saltar y jugar como los otros perritos-

El niñito se agachó y levantó su pantalón para mostrar su pierna izquierda, inutilizada, soportada por un gran aparato de metal.Miró de nuevo al hombre y le dijo:
"Bueno, yo tampoco puedo correr el perrito necesita a alguien que lo entienda".

Los ojos del hombre se llenaron de lágrimas... Sonrió y dijo: "Hijo, solo espero que cada uno de estos cachorritos tenga un dueño como tú".

En la vida no importa quien eres, sino que alguien te aprecie por lo que eres, y te acepte y te ame incondicionalmente.

Un verdadero amigo es aquél que llega cuando el resto del mundo se ha ido.

14 comentarios:

Ana Tapadas dijo...

Quase uma parábola...lindo e terno, com uma grande lição.
Beijinho

Steki dijo...

Ayyyyy, Dios! Qué enseñanza...
Vengo leyendo varias ya, casualmente. Aunque nada es casual en esta vida.
Beso más que grande para ti, Lunita querida.

Natàlia Tàrraco dijo...

El hombre de la tienda aquella noche se durmió habiendo aprendido una lección inolvidable, siempre se aprende, y los niños a veces resultan maestros magistrales.
Bello relato, de los que llegan dentro.
Besito Lunita.

impersonem dijo...

Sublime Luna... sublime... me emocionó este cuento...

Besos.

Ana dijo...

Hermoso cuento. Interesante la diferencia que has marcado entre lo que algo "vale"(valor) y su traducción en lo que "cuesta"(precio) en dinero.
En cierto mundo parece que todo tiene una traducción en moneda. Sería bueno que los niños quedaran a salvo de eso, pero parece utópico ¿no?
Un beso fuerte.

thot dijo...

Maravilla enseñanza la del niño del cuento. Me ha encantado.
Un abz.

Annick dijo...

¡ ojalá ! no fuera un cuento y nos encontremos con muchos niños como en esta fábula .

Besitos desde Málaga.

amatamari© dijo...

Ah cara AmicaLuna, tu tocchi il mio cuore e la mia anima...e ogni giorno che passa noi dobbiamo ricordare chi è più sfortunato di noi...
Grazie, grazie davvero, un post meraviglioso!
Un forte abbraccio!!!
:-)

Rosario dijo...

Muy emocionante y muy tierno, por supuesto todo el mundo vale para algo.
¡Que estupendos amigos!
Un abrazo fuerte , desde mi librillo.

latrís dijo...

Desde luego todos necesitamos amigos así!!
Precioso LUNA!
Un besazo enorme

Carol dijo...

Es una gran lección para no olvidar.

Los humildes, en las circunstancias que lo sean, son tan valiosos como el que más.

Sentirse querido es lo mejor del mundo.

Besos enormes Luna

CAS dijo...

El ser humano necesita aprender de los débiles, de los marginados, de los que verdaderamente tienen mucho para contarnos,por ej. cómo es el mundo visto desde el sufrimiento. Estamos tan fascinados por el existismo....
Un abrazo y gracias por acercarnos esta enseñanza.

LUNA dijo...

Este cuento lo tenía escrito hace algún tiempo, pero ayer leí una noticia que me lo hizo recordar, me alegro que os haya gustado y gracias por vuestras palabras.

Efectivamente ser y tener no tienen nada que ver.

Besitos

María dijo...

¡¡ Vaya bonito el cuento!! y...

¡¡VAYAAAAAAAAA GUPÍSIMA QUE ESTÁS EN TU NUEVO LINK!! ¡¡no sabes la ilusión que me ha hecho verte la carita MARU!! jajaja

Ahora toca que un día te graves como yo con el cuento, te escucho y ya, ¡¡cómo si te hubiera visto en carne y hueso!!

Un besazo cielo


PD
Un día te envío una foto mía, para que también me conozcas, aunque como no me gustan nada salgo siempre con cara de circunstancias pero güeeeeeno jajaja