CONVERSANDO:

Mi foto
Valencia, Spain
CONVERSANDO: para intercambiar ideas, opiniones, música, cuentos; estar con amigos. Podemos hacerlo en castellano, portugués y valenciano. Espero te encuentres cómod@.

sábado, 6 de noviembre de 2010

OTROS MUNDOS...QUE ESTÁN EN ESTE...


Cuando mi hijo mayor estudiaba en en Estado de Illinóis, (EEUU) nos llevaron por esta época (la de las calabazas), a visitar un poblado amish.
Es algo muy curioso que sólo había visto en algunas películas.
Viajamos por inacabables campos de maíz y de trigo, que hacían que el paisaje fuera de color ocre-pajizo, e inacabable.
Después de un rato, y con los ojos acostumbrados a ese color, ya no podríamos distinguir si eran campos de cultivos o el mar, infinito....

Llegamos y nos pareció que habíamos entrado en otro mundo...
Otras casas, campos cultivados, caballos, otras ropas, silencio y productos elaborados por ellos mismo.
Otro mundo, en este mundo...
Si además, sabemos que en ese mismo estado hay una ciudad tan cosmopolita, tan moderna y llena de tecnología como Chicago, todavia es más sorprendente.



Los amish son una agrupación religiosa cristiana de doctrina anabaptista, conocidos principalmente por su estilo de vida simple, su vestimenta modesta y tradicional y su resistencia a adoptar comodidades modernas. Son alrededor de 230.000 personas, principalmente en 22 asentamientos en los Estados Unidos de América y en Ontario, Canadá.

Los amish son un grupo cultural y étnico fuertemente unido, descendiente de inmigrantes predominantemente suizos de habla alemana. Creen en el Nuevo Testamento de una forma muy literal y se aíslan del mundo exterior. Defienden el pacifismo y la vida sencilla. Visten como en el siglo XVII o XVIII. La mayoría habla en casa un peculiar dialecto alto alemán (Deitsch o «alemán de Pensilvania»), aunque los autodenominados «amish suizos» hablan un dialecto alemán que ellos llaman «suizo» (Swiss).
Son sólo uno de los muchos grupos de «holandeses de Pensilvania», generalmente de origen alemán (la palabra Dutch, «holandés», es una forma arcaica de Deutsch, «alemán»). Los Beachy Amish, más «progresistas», especialmente aquellos nacidos después de la década de 1960, tienden a hablar predominantemente en inglés en casa.


La mayoría de las comunidades amish que se establecieron en Norteamérica no mantuvieron su identidad original. De hecho, la mayor parte de las comunidades tempranas decidieron abandonar finalmente su identidad amish y adquirieron gradualmente la identidad menonita.
La división más importante, que resultaría en la pérdida de la identidad amish, ocurrió en la década de 1860. Durante esos años, los amish desarrollaron varias conferencias en Wayne County (Ohio) acerca de la manera en la que debían enfrentarse a las presiones de la sociedad moderna.

Estilo de vida

Las reglas de la iglesia

–la Ordnung- deben ser observadas por todos los miembros. Estas reglas cubren la mayoría de los aspectos de la vida diaria, incluyendo prohibiciones o limitaciones sobre el uso de electricidad de origen externo, teléfonos y automóviles, así como regulaciones en el vestir. Muchos miembros de la iglesia Amish no toman seguros ni aceptan asistencia gubernamental, tales como la de la Seguridad Social de EE.UU. (Social Security).
Como anabaptistas, los Amish practican la no-resistencia (es decir, una forma de no violencia a ultranza) y no ejecutarán ningún tipo de servicio militar. Aquellos miembros que no aceptan estos principios y que no pueden ser convencidos de arrepentirse, son excomulgados. Adicionalmente estos miembros son “rechazados”; una práctica que limita los contactos sociales para avergonzar al miembro presionando para su retorno a la iglesia. Durante la adolescencia (conocida como “rumspringa” en algunas comunidades), el comportamiento rebelde que normalmente resultarían en el rechazo en un adulto bautizado puede ser perdonado hasta cierto grado.



Muchos amish, especialmente los de la vieja guardia, son reconocidos ampliamente por evitar toda tecnología moderna. Evitar objetos como automóviles y televisores, o incluso la electricidad, constituyen una decisión en gran medida malentendida. Los amish no consideran que toda la tecnología sea malvada, de hecho, pueden reclamar la aceptación de ciertas tecnologías dentro del estilo de vida amish.
En algunas comunidades, los líderes eclesiásticos se reúnen para analizar la admisión de ciertos elementos, en otras, esto se hace cada vez que es necesario. Debido a que los amish, como otros menonitas, no tienen una estructura gubernamental centralizada y jerarquizada, como la Iglesia Católica Romana o las iglesias de la Comunión Anglicana, diversas comunidades a menudo tienen ideas diferentes en cuanto a qué elementos tecnológicos son aceptables y cuáles no.

La electricidad, por ejemplo, es vista como una conexión con el «mundo», los «ingleses» o «yankees» (el mundo exterior). La utilización de la electricidad podría también llevar al uso de electrodomésticos que complicarían la tradición amish de vida sencilla. Pero, en ciertos grupos amish puede usarse la electricidad en situaciones muy específicas. En algunos grupos, por ejemplo, ésta tiene que ser producida sin acceder a las líneas eléctricas exteriores. Las baterías de 12 V son aceptables para estos grupos. Los generadores eléctricos sólo pueden emplearse para soldar, recargar baterías y alimentar ordeñadoras.

Típicamente, un hombre amish estará siempre bien afeitado mientras permanezca soltero. Al casarse dejará que su barba crezca. En algunas comunidades, sin embargo, un hombre dejará que su barba crezca después de ser bautizado. Los bigotes generalmente están prohibidos por ser vistos como símbolos del militarismo. Esto es debido a la persecución política y religiosa que sufrieron en Europa durante los siglos XVI y XVII. La nobleza y los miembros de la clase alta, que servían frecuentemente como oficiales militares, se dejaban bigotes pero no barbas.

Los amish, como todos los anabaptistas, no creen que un niño pueda ser bautizado en sentido completo, lo cual se refleja en el propio nombre «anabaptista», que significa «rebautizador», ya que los anabaptistas sólo bautizan adultos. Se espera que los niños amish sigan la voluntad de sus padres en todos los aspectos, pero cuando se hacen mayores, pueden elegir cuál es el modo de vida que quieren. En algunas comunidades, durante la adolescencia (la “rumspringa”) los padres permiten que sus hijos prueben el modo de vida «inglés» del mundo exterior durante unos cuantos años, de manera que puedan decidir si quieren ser bautizados y unirse a la comunidad de por vida. Algunos eligen no hacerlo y vivir el resto de su vida dentro de la sociedad «externa».
Algunas comunidades rechazan activamente a aquellos que deciden dejar su doctrina amish de nacimiento, incluso a aquellos que se marchan a otra congregación amish de doctrina divergente. Sin embargo, otras raramente practican ningún tipo de rechazo, manteniendo un contacto familiar y social cercano con aquellos que dejan la fraternidad.


Los grupos con modos similares se consideran «en comunión» entre sí y unos a otros como miembros de la misma iglesia cristiana. Los miembros de estos grupos pueden visitarse y casarse entre sí, siendo ésta una consideración importante para evitar problemas relacionados con la endogamia.

La totalidad de los amish sienten la presión del mundo moderno. Las leyes sobre el trabajo de menores, por ejemplo, están amenazando seriamente sus modos de vida, establecidos desde tiempo inmemorial. A los niños amish se les enseña a trabajar duro desde una edad temprana (temprana para los estándares del siglo XXI).
Los padres amish supervisan a sus hijos en las nuevas tareas para asegurarse de que aprendan a realizarlas de manera segura y efectiva. Las leyes modernas sobre el trabajo de menores entran en conflicto con la autoridad de los padres amish para decidir si sus hijos son competentes o no para las tareas arriesgadas.
Como muchos menonitas, muchos amish rechazan los seguros (incluyendo los médicos), confiando únicamente en el apoyo de su iglesia y su comunidad. Un ejemplo de tal apoyo es la reparación de graneros, en la cual se reúne toda la comunidad para reconstruir en un solo día los graneros dañados por el fuego o algún desastre natural

Ya que casi todos los amish que existen en la actualidad descienden de los mismos pocos cientos de fundadores del siglo XVIII, éstos han sido objeto frecuente de dolencias genéticas hereditarias.
Algunas de estas dolencias son bastante raras, en ciertos casos únicas, y unas pocas de éstas muy serias. Los trastornos afectan a los niños y han llevado a una mayor proporción de mortalidad entre ellos.
La mayoría de los amish aceptan esto como «Gottes Wille» (voluntad de Dios), rechazando cualquier tipo de exámenes genéticos previos al matrimonio para prevenir estas dolencias, y negándose a que se practiquen exámenes genéticos en el feto. En cualquier caso, los niños con alguna discapacidad física o mental son amados y cuidados tanto como los niños que no las padecen.

Sin embargo, a veces se encuentra diversidad genética entre las comunidades, dado el caso de que la relación entre ellas haya sido lo suficientemente distante. Así, los trastornos genéticos presentes en una comunidad pueden estar ausentes de la otra. Por ejemplo, aunque dentro de los amish de Lancaster County hay sólo unas pocas familias fundadoras, éstas son bien distantes de las familias fundadoras de la comunidad amish de Perth County, en Canadá.

Muchos padres están usando la tecnología moderna para cuidar de sus hijos. La amplia mayoría recibió permisos especiales de sus líderes religiosos para utilizar ciertos aparatos eléctricos, pero en algunos casos fue imposible obtener dicha autorización, lo que ha llevado a algunos padres a abandonar el estilo de vida tradicional, siendo consecuentemente «expulsados» por su comunidad.

Aunque los amish pagan impuestos, están exentos de la Seguridad Social de los Estados Unidos, según el proyecto de ley relativo a Medicare promulgado en 1965. Como parte de su rechazo a los seguros, los amish no aceptan ayuda del gobierno, ni en salud ni en alimentación. Así, a pesar de que los amish no pagan Seguro Social, tampoco la utilizan. Además, los amish pagan impuestos escolares por escuelas que no usan y por muchos otros servicios a los cuales no recurren.


Recorridos en coches amish ofrecidos en la turística Shipshewana (Indiana).
Estatus

Los amish residen en unas 22 comunidades cerradas en EEUU, así como en Ontario (Canadá). Las mayores concentraciones de amish en EEUU están en el condado de Holmes (Ohio), condado de Lancaster (Pensilvania) y el condado de LaGrange (Indiana). Por cantidad en cada estado, la población amish más grande está en Ohio, y la segunda más grande en Pensilvania.
Hay unos 228.000 amish en EEUU y otros 1.500 en Canadá. Algunos amish del grupo Beachy Amish han emigrado a América Central en un intento de huir de las influencias de la sociedad moderna, fundando un establecimiento importante cerca de San Ignacio, en Belice.
Los grupos amish más estrictos son los denominados Nebraska Amish, Troyer Amish y los grupos Swartzendruber Amish. La lengua usada en todos los hogares amish tradicionales y en muchos hogares Beachy Amish es el alemán de Pensilvania

Prácticas religiosas

La comunidad Amish no suelen tener edificios religiosos, las celebraciones religiosas son de carácter privado en sus propias casas. Esta práctica deriva del Nuevo Testamento y de la ideología anabatista que cree que es mucho más seguro rezar en la privacidad del hogar.

Humildad
Existen dos conceptos clave para entender la cultura Amish: el rechazo a Hochmut (orgullo, arrogancia, desprecio) y el gran valor de Demut (humildad) y Gelassenheit (calma, compostura y placidez) — a menudo traducido como "sumisión" o "dejarse llevar" Gelassenheit se puede entender como deseo de ser seguido, de autopromocionarse, de creer en uno mismo.

El orgullo Amish de pertenecer al Deseo de Dios, puesto de manifiesto a través de las normas del grupo que se contradice con el individualismo tan extendido en la cultura americana. Las orientaciones antiindividualistas se refuerzan con la idea de la no utilización de la tecnología agraria que los hace más dependientes del trabajo comunitario. Las innovaciones modernas tales como la electricidad o la fotografía pueden derivar en la vanidad personal.

Aislamiento del mundo exterior

Los Amish consideran que la Biblia es el modelo de vida a seguir. El aislamiento del resto de la sociedad se basa en la idea de ser la "raza elegida, una verdadera comunidad cristiana, una nación sagrada, el pueblo de Dios" (1 Pedro 2:9), no se "conforman con este mundo" (Romanos 12:2), evitando el "amor del mundo o de las cosas que viven en él" (1 Juan 2:15) y la creencia que "la amistad con el mundo los enemista con Dios" (Santiago 4:4)

Para evitar el contacto con el mundo exterior, los Amish prefieren trabajar en casa. Además del trabajo en el campo, los Amish también se dedican a la construcción y, en aquellas zonas con gran influencia turística, se dedican al trabajo artesanal. Los artículos decorativos tienen un papel muy escaso en la forma de vida Amish.

productos artesanales hechos por los amish

54 comentarios:

Mar dijo...

¡Si que has trabajado para esta entrada! Veo que mucho. Gracias; hay muchísima información y toda muy bien expilacada.
Un abrazo

alfredo dijo...

Parece atractivo. No puedo imaginarme que tengamos la felicidad tan cerca y no la reconozcamos.
Un mundo en el que los valores están en las personas... parece tan utópico.

Copiosa e interesante información

Besos

LOLI dijo...

Entonces los niños no van al colegio?
Les enseñan la historia del mundo o que ocurre en él,saben los peques algo del mundo exterior?
Mas bien me parece un lavado de cerebro.
En mi opinión la humildad es sobretodo no creerse superior a nadie y por como viven es para mi como que los que no vivimos como ellos son unos apestados.Tendrian mas valor si salieran al mundo y lucharan con sus creencias pero dentro del mundo¿Que merito tiene aislarse?Me sorprende como el nuevo testamento siendo el mismo tiene tantas lecturas diferentes.

UN BESAZO PRECIOSA

El Drac dijo...

A veces no nos imaginaos con toda la cantidad de genete que convivimos , Muy buena entrada

LUNA dijo...

Mar, he intentado resumirlo, pero sino no se entendería toda la filosofia hamish y su forma devivir.

Besitos

LUNA dijo...

Alfredo, si no lo has visto, por mucho que lo explique no te lo puedes imaginar...
No sé decirte si son más felices, pero que viven en absoluta paz y con unos valores morales impensables para nosotros.

Por supuesto que los sitios en donde viven son paradisiacos, sin contaminación de ninguna parte.
Me alegro que te haya gustado

Annick dijo...

Pienso como Loli que es mucho más dificil y meritorio vivir ¨puro¨en el mundo real que aislado de todas tentaciones.
Una entrada espléndida !

Besos desde Málaga.

LUNA dijo...

Loli. Los niños se escolarizan allí mismo, en los nucleos en donde viven.
Pero sobretodo se escolarizan en los valores morales.
No son analfabetos, pero su vida es el campo, los animales, como producen todo lo que consumen, no necesitan saber de nuevas tecnologias.

Bueno, ellos se ciñen a lo que dice textualmente la Biblia y todo lo que se aparta de eso, son "tentaciones".
No benefician en nada (dicho así, de forma sencilla) al mundo exterior, pero tampoco crean problemas.

Tienen su mundo y no les interesa por motivos religiosos cambiarlo.
No creo que muchos de nosotos pudiéramos vivir como ellos.

Todo lo hacen ellos,la ropa, los zapatos, los muebles, todo y con sus propias manos.
Es una cultura muy peculiar.

LUNA dijo...

El Drac, efectivamente y, menos en un país como EEUU, ¿verdad?
Besitos

LUNA dijo...

Annich, ellos no pueden vivir en nuestro mundo, puesto que rechazan todo lo que nos rodea.

Ellos viven en la naturaleza, tal cual,
No los veo metidos en un piso...
Besitos

CORDOBESA dijo...

Te felicito Luna, una entrada estupenda. Me ha encantado desde el principio hasta el final, y las aclaraciones que haces en los comentarios también.
No se entiende muy bien este estilo de vida, por que estamos acostumbrados a todo lo contrario. Pero imagino que tiene que ser un paraíso vivir allí, en pleno contacto con la naturaleza y teniendo todo lo necesario, proporcionado por ellos mismos.
Solo, no veo bien una cosa y es el cuidado de la salud, cuando se enferma todos los adelantos son pocos para restablecer la salud, y supongo que ellos caerán enfermos como todos, quizás tengan sus propios medicamentos, pero en la medicina si hay que echar mano a los avances.
Parece como si fuera un cuento y no real esta historia.
Gracias por el trabajo que te has dado para compartir este tema tan interesante. Un abrazo y buen fin de semana.

LUNA dijo...

Querida Luisa, son una minoría, que como habrás visto, se casan entre ellos y se ciñen estrictamente a los mandatos de la biblia, pero sin interpretaciones, tal cual.

Como no oyen la radio ni la televisión y la prensa escasea, viven como apartados del mundo que nosotros conocemos.

De todas formas, hay muchos turistas, como nosotros, que se acercan a verlos y comprar sus productos naturales.
Miel y sus sucedaneos, quesos, dulces, muebles de madera, colchas, ropa de ajuar, etc. todo confeccionado a mano, vamos pura artesanía.
Pero son muy parcos en palabras y no está bien que hablen con los visitantes, (para no contaminarse)

En cuanto a lo que comentas de los médicos, generalmente, (lo he contrastado en varios sitios) no acuden al médico.
Siguen la medicina tradicional pasada de padres a hijos.
Gracias por tus palabras.
Un besito, querida amiga.

Ana Tapadas dijo...

Levei algum tempo a ler...
sempre tive uma grande curiosidade e já vi alguns documentários, mas contado assim por quem viu é extraordinário.
Beijinho

LUNA dijo...

Querida Aninha, depois tive ocasiäo de vê-los novamente no estado de Pensylvania e a verdade é que é muito interesante, ainda que eu acho que as pessOas como nós, que estamos acostumados a viver nas cidades, näo poderíamos viver assim.

Um bejinho, querida amiga.

Carol dijo...

Creo que toda cultura que se pone murallas ella misma acaba por extinguirse, y desde luego no es la humildad su mayor virtud aunque parece que quieren ponerla como bandera.

Prefiero la igualdad entre los seres humanos, la tolerancia con el distinto, por eso tienen mis respeto (aunque no esté de acuerdo con ellos), sobre todo si su cultura no daña ni física ni moralmente a sus miembros.

Y estoy muy de acuerdo contigo querida Luna, "Existen otros mundos...y todos están en este".

Buen trabajo amiga.

Abrazos.

Chus dijo...

Muy interesante esta entrada.

Nosotros estuvimos en Lancaster y es tal y como lo cuentas.

De verdad que impresiona.

Un abrazo.

LUNA dijo...

Carol, creo que cuando hablan de humildad, hablan de ausencia de altaneria como confrontación, pues son totalmente anti-violencia en cualquiera de sus manifestaciones.

El perdón es su bandera.
Es muy dificil de entender por nosotros.

Yo tambien los respeto mucho, por lo mismo que tú.
Un besito, cariño

LUNA dijo...

Chus, gracias por tu aportación.
Me alegro que tu también los conozcas...
Si, de verdad que es impresionante.
Besitos

normita333 dijo...

Que entrada tan rica , tan completa , donde conocemos otras culturas , otras formas de vida y donde aprendemos un poco tambien , gracias por compartir y enseñarnos que los valores estan en lo simple de la vida ........
un abrazo y mil cariños
Normis

LOLI dijo...

No solo hablo de tecnología,si no de historia,lenguas,naturales,sociales...

Hay personas que viven en aldeas,campos,bosques,selvas,que también son artesanales,ganaderos,son buenas personas y creyentes.
Sigo pensando que no tiene mérito estar aislados,eso no lo veo yo en el nuevo testamento,donde lo pone?
Yo no iría a compradora nada si me van a tratar como a una apestosa...la verdad haya cada uno con sus vidas...pero creo que se sienten superiores a los demás y Jesus si hay algo que enseña es que todos somos iguales,utilicemos la electricidad o no.

Luna perdonar creo que no perdonan porque si rompen algunas de sus reglas son expulsados,o no?

Neogeminis dijo...

Es realmente muy interesante comprobar que esta gente ha logrado mantenerse dentro de sus costumbres y creencias aún dentro de un contexto totalmente opuesto al que ellos practican. Uno puede tener una idea de lo que debe ser su vida por lo que vemos en las películas pero verlos en "vivo" debe ser una rareza.


Un abrazo.

Francisco Espada dijo...

Me ha interesado mucho tu documentado estudio. Yo tampoco sabía de ellos nada más que lo que me llegó a través del cine.
Gracias y felicidades por tu aportación.

Any dijo...

Debe ser muy interesante poder visitar una comunidad de estas.
Se que por aqui se han instalado en La Pampa, no tengo idea si dejan que la gente visite el lugar. Seria una forma mas de obtener ingresos, aunque parece que ellos manejan su economía muy eficientemente.
Me gusto mucho esta entrada
besos

Ricardo Musso dijo...

Como siempre, muy instructivas tus entradas Luna, gracias.

En argentina, por ser un país con origen de inmigrantes de muy diferentes culturas y cultos, es frecuente encontrar esas comunidades, ya sea agrupándose por culturas: alemanes, judíos, galeses, etc., o étnia más religiones como la que mencionas en este post.

Existe una que se llama Puíggari (adventistas) en la provincia de Entre Ríos, que viven en un estilo muy similar a los Amish, y han desarrollado un centro de rehabilitación a las adicciones. Allí concurren a tratarse adictos al alcohol, a la comida, al tabaco, etc., y también a relajarse de situaciones de estrés.
Hasta han creado una Universidad propia.

Aquí te dejo una dirección por si te interesa conocer el lugar:

http://www.skyscrapercity.com/showthread.php?t=1044307

Besos.
Rik

ALIX dijo...

Curiosos los distintos comportamientos humanos, a mi me echarían... jajaja
Excelente reportaje Luna aunque me
has dejado con la curiosidad de tu
encuentro con ellos.
Un abrazo Luna y Feliz Domingo

Verónica Marsá dijo...

Muy bueno...
Me limito a comentar con desconocimiento de causa; cuando uno compara lo conocido y apuesta por un modo de vida por decisión propia, olé! Pero cuando se obliga a los demás sin dar la opción de conocer o comparar, mmmm. Evidentemente, siempre estaré en contra de cualquier imposición dogmática!

Un abrazo bien fuerte y feliz domingo! Larga sobremesa!

LUNA dijo...

Loli, anabaptista significa ser bautizado de nuevo,
Los anapabtistas no creen en el bautizo de los niños.
Creen que es una decisión muy importante, la de elegir la fé que seguirán toda su vida, y que nadie puede tomar por ellos.
Así que lo hacen a partir de los 16 años.
Es una decisión personal e instransferible,

La rumspringa es el momento en que a los adolescentes de 16 años se les permite decidir si quieren vivir en el mundo exterior, abandonando su religion y su comunidad, o bautizarse y adoptar para siempre el estilo de vida amish.

Para tomar la decision, pueden salir de su comunidad y vivir un tiempo en el exterior, adoptando, temporalmente las costumbres de nuestro siglo. El porcentaje de abandonos es muy escaso.

Los niños estudian si no deciden salir fuera, hasta las 14 años en la escuela local.
Para ellos, ser una buena persona, un buen padre, una buena madre, un buen agricultor, ganadero es la meta en su vida.

En cuanto a que si contravienen las normas son expulsados, tienes razón.
El perdón, lo practican entre ellos, si hay una ofensa, afrenta, etc.

La expulsión es una especie de excomunión de la Iglesia Católica. Cuando supone una ofensa para los mandamientos de Dios y es "piedra de escarnio para la fé de los demás"

Es como la parábola de la manzana de pudr las demás del cesto...
Bueno, no es mejor ni peor, es otra forma de ver y hacer las cosas.
Un besito, cariño

MuCha dijo...

No sé lo que es mejor o peor Todo me fascina Tu texto el mundo actual y tu fotoe bella por dentro y por fuera

mar dijo...

Hola Luna.
Precisamente hace poco que vi una película sobre ellos y al final me quedé con dudas de si sería real esa forma de vivir o unicamente se exageraría para el cine.
Ahora veo que es una vida muy diferente a la nuestra en todos los aspectos y seguramente muy dura y complicada aunque el resultado parece que es bueno.
Una comunidad en la que reine la paz y la concordia no es facil de encontrar y ellos lo han conseguido, aunque para ello han renunciado a tantas cosas que no estoy segura de que merezca la pena.
Me ha encantado la entrada
Un beso de Mar

LUNA dijo...

Normita, gracias por tus palabras.
Efectivamente, cuanto más cosas conocemos, más motivos tenemos para pensar, contrastar e ir tejiendo la asombrosa telaraña de nuestra vida...

Siempre podemos aprender. Solo tenemos que tener los ojos abiertos y, si interesa lo que vemos incorporarlo y sino, pues dejarlo como información.
Besitos

LUNA dijo...

http://www.mscperu.org/consultas/1eclesial/cn_excomunion_causas.html

Loli, en este link, podrás encontrar los motivos que justifican la excomunión en la Iglesia católica.
(Bueno, pues algo parecido)

cabopá dijo...

Siempre me sorprenden tus entradas por profusas y llenas de conocimiento y estudio de lo "no cotidiano"...
Eres una maestra en esto de compartir y hacer "entradas reportaje"...
Hasta que no vi aquella peli de Harrison Ford, "único testigo"????
no supe nada de esta gente. No deja de sorprender su actitud hacia la vida y al progreso,ellos viven al margen y viven, debe ser por sus convicciones religiosas o si no no se entiende.
En fin Luna muchas gracias por tu comentario lleno de sabiduria y humor en mi ventana...
Gracias y besicos IAIA, me gusta llamarte así.

LUNA dijo...

Neo, Verdaderamente, verlos en directo es mucho más impactante que en el cine...
La fé y las tradiciones, en según qué grupos humanos, tienen un arraigo mucho más fuerte que otras.

Para mi fué una experiencia que no olvidaré y no me importaria repetirla.
Me encantaria sablar inglés y charlar largo y tendido con alguno de ellos...

Besitos

LUNA dijo...

Francisco, muchas gracias por tu participación.
Un besito

MuCha dijo...

Gracias por tus palabras que me siguen a diario... Nos leemos aprendiendo nuevos puntos de vista. Un beso desde mi Tata hasta tu Iaia

LUNA dijo...

http://www.coloniamenonita.com.ar/index.php?option=com_content&task=view&id=13&Itemid=6

Querida Any, aqui tienes un link en donde habla de estas personas en tu país.
Si puedes, te gustaria verlo.
Un besito

LUNA dijo...

Querido Ricardo,
He visto el link y he estado investigando y no tienen mucho que ver.
Los amish son menonitas y los que comentas son adventistas del séptimo dia.

Los adventistas , como casi todos los protestantes, tienen en común que su fé nace directamente de la biblia.
Son anabatistas (se bautizan de mayores, por decisión propia)
No tienen un cabeza visible, sino congregaciones.
No tienen ni rinden culto a imágenes ni esculturas.
Creen que la salvación es por la fé y reconocimiento del sacrificio de Cristo. etc.

Pero solamente los amish se quedaron en el siglo XVIII, sin luz electrica, y, por lo tanto sin electrodomésticos, sin motores en el campo, sin nada de nada.

Incluso sus vestimentas , totalmente artesanales, son hechas por ellos.
No tienen Universidades ni Clínicas.

Así que no son los mismos.
De todas formas, me he leido todo lo que he encontrado sobre Puiggari y es muy interesante.

En Brasil hay una Universidad muy importante también que es de presbiterianos. La Universidad Makensi.
Pero bueno, son privadas y de iglesias potestantes que es una manera demasiado genérica de hablar, pero así nos entendemos...
Gracias y besitos

LUNA dijo...

Querida Alix, no veas....con tu cámara...harías milagros!!!!!!!
Muchus mussus

LUNA dijo...

Verónica, a los 16 años, tienen la ocasión de decidir si se quedan o se van...

Pero bueno, el ambiente en que naces y vivies toda la vida, hace mucho.
Besitos

LUNA dijo...

Tata...todo te faccina.... Igual me pasa a mi... así viviremos eternamente... Besitos.

LUNA dijo...

Querida Mar.
Recuerdo perfectamente esa pelicula de Harrison Ford que es herido y cuidado por una mujer amish,

Está muy bien ambientada, efectivamente la casa, los paisajes, las ropas...todo es tal cual.
Lo que destaca la película muy bien es la forma de ser contrario totalmente a toda violencia y la unidad ante la desgracia de algún miembro de la comunidad.
Todos unen sus fuerzas para ayudar.

Y el problema al querer "mezclarse" con uno que no es de ellos.
Muy buena película y refleja muy bien lo que son ellos.
Un besito

LUNA dijo...

Querida Maricarmen, gracias por tus palabras.
Si tienes razón.

Los seguidores del movimiento amish son cristianos que en muchos casos interpretan la Biblia de manera literal y directa.

Además, existen reglas no escritas que respetan y siguen para fundamentar sus valores y su forma de vida.

El fundador del movimiento fue el suizo Jakob Amman.

Como una comunidad cerrada, poco se sabía de los amish hasta que en 1985 se estrenó la película "Testigo en peligro", protagonizada por Harrison Ford y que constituyó el primer trabajo del director Peter Weir.

En la historia, un niño de la comunidad Amish se convierte en testigo involuntario de un asesinato ocurrido en Filadelfia.

El pequeño, que viaja junto a su madre (Kelly McGillis), es descubierto por los criminales, que comienzan a perseguirlo.

Un policía los ayuda, pero resulta herido. La mujer y el niño deciden llevar al agente hasta el pueblo en el que viven para curarlo y protegerlo de los asesinos.

El policía, entonces, deberá adaptarse (e integrarse) a las rigurosa y ascética cultura Amish. Paralelamente, comenzará a enamorarse de la madre del niño. Pero los criminales llegarán a la comunidad para silenciar al pequeño testigo

Como le digo a Mar, la película, que también vi refleja muy bien la forma y las formas de los amish.
Si, efectivamente vivien así sobretodo por ser fieles a sus creencias.
Un besito grande.

LOLI dijo...

Gracias tesoro por la explicación,que paciencia tienes!!!

UN BESAZO GRANDISIMO

LUNA dijo...

Loli, por favor, no me agradezcas nada.
La que tengo que agradecer soy yo el que entréis a leerme y comentar lo que escribo, no faltaría más....

Un besito ENNNNORRRRRRRRRMEEEEEEEEEEEEEE

Steki dijo...

Qué interesante todo lo que expones, Lunita! Es para mí un mundo incomprensible el de esta gente. En la ARgentina, la comunidad amish se encuentra en la provincia de La Pampa.
Te mando mil besos, amiga linda!

LUNA dijo...

Querida Steki, ya he visto que en la Pampa hay un grupo de menonitas...
Son gente muy curiosa, pero parece ser que felices pues hay pocos apóstatas.
Besitos, corazón

María dijo...

Siento mis retrasos, LUNA...

pero ya sabes:-) mi enfermedad del enrrollamiento no tiene cura.

Verás, la primera vez que oí hablar de los MISH fue en ÚNICO TESTIGO seguro que la conoces...

Me dejó encandilada de verdad. No tanto la película que está bien, sino como tú cuentas el estilo de vida tan peculiar de esta gente, la unión que existía entre ellos y esa sensación de paz ya tranquilidad que da la vida sencilla. No dejaba de ser una película pero eso era lo que trascendía.

A pesar de la envidia que da, sobre todo estos conceptos tan precioso de los que hablas en tu entrada el Demut (humildad) y Gelassenheit (calma, compostura y placidez) creo que a la gran mayoría de nosotros nos sería tremendamente costoso adaptarnos a ese tipo de vida.

El férreo sometimiento a sus normas, creencias y costumbres, su renuncia a la gran parte de adelantos tecnológico y su aislamiento, a mi al menos me serían muy difíciles de asimilar.

Eso sí, una vacaciones, seguro que serían maravillosas allí.

Gracias MARU, como siempre tan minuciosa y exhaustiva con tu información.

Un besazo muy, pero que muuuuuuy grande


PD
He visto por encima de lo tus niñas indias que como ocurre con las atrocidades chinas, hacen que los escalofríos me recorran entera...¡¡qué terrible es la desesperación, la necesidad y la ignorancia!!

Todo mi cariño, cielo y ¡¡¡felices sueños!!! igual de pacíficos y tranquilos que tus Amish :-)

LUNA dijo...

Querida Maria,
Efectivamente, en esa película se refleja muy bien tanto el costumbrismo como la vida y filosofía amish.

Para nosotros, acostumbrados a todas las comodidades habituales en todo el mundo occidental, efectivamente se nos haría muy difícil vivir como ellos.

Pero como nacen así, y lo hacen por motivos religiosos, parece ser que no echan de menos nuestro mundo.

No hay muchas disidencias,,, seguramente en ese mundo se encuentran seguros, el de afuera les asusta y sus consecuencias también.

Me encantaría tener una larga conversación con alguno de ellos.
Que duermas bien, veo que tambien eres trasnochadora,
Un besito, corazón.

impersonem dijo...

Sin entrar en profundidades religiosas, me caen bien los Amish...

Interesante entrada.


Besos.

LUNA dijo...

Bueno, bueno Impersonen, que alegria verte por aqui, y lo valoro mucho, porque he estado en tu blog y sigues "descansando"
Así que doblemente agradecida.
¿A que a ti tambien te encantaria hablar un ratito con ellos?
Bueno, pues quedamos.
Un besito, amigo.

Mª José dijo...

Genial entrada!!!
Lo que aprendo contigo
Doy por seguro que su vida sencilla es mas fácil que la nuestra, comen más sano, respiran aire puro...mi genética no es mucho mejor...y la mezcla corre por toda mi sangre, francesa, valenciana,asturiana y vete tu a saber generaciones atrás...
Que tengas un lindo dia
Besos de colores multiculturales

CAS dijo...

Me da como tentación de vivir así... creo que me podría adaptar..aunque costase al principio, luego seguramente no quisiera abandonar ese sistema de vida que parece tan armonioso y reconfortante.
Hermoso post que no había disfrutado en su momento, pero por suerte siempre se está a tiempo.
Un abrazote

Pepe dijo...

He visto la película que mencionais en los comentarios y creo que describe muy bien el espíritu de "no violencia" y el espíritu de comunidad que rige la vida de los Amish. Gracias por la exposición tan detallada sobre su forma de vida.
Un abrazo.

adprofesional,sa dijo...

Excelente historia, si saben de alguna comunidad de habla hispana, estaré con deseos de vivir así...
Eso es lo que Dios quiere para ser salvos, hay que olvidarse de la soberbía y el capitalismo...esta en las escrituras.
Saludos Alexis de Panamá
vidapura.03@gmail.com