CONVERSANDO:

Mi foto
Valencia, Spain
CONVERSANDO: para intercambiar ideas, opiniones, música, cuentos; estar con amigos. Podemos hacerlo en castellano, portugués y valenciano. Espero te encuentres cómod@.

lunes, 9 de noviembre de 2009

TIENES QUE....


Estaba sentada en un banco, mirando un árbol, pero no lo veía, era sólo un punto para fijar la mirada...
¿Porqué se estaba ahora haciendo esa pregunta?
Sabía de sobra que no se la iba a contestar....
Movería los ojos, se dejaría la incógnita cosida a ese punto, indeterminado...
Quizás pedía cosas que no eran lógicas a la vida...
Cuando tenía unos 16 años, llorando le dijo a su madre que no se sentía feliz, y su madre le dijo:
"-Hija, pero que esperas tú de la vida?"
No tuvo la respuesta, a esa edad no se tienen esas respuestas...
La sensación de sometimiento era algo que la ahogaba!!!
Mandaba su abuelo, porque la quería mucho, era lo que decía... Mandaba su padre, su madre, mandaba Dios, mandaba la Iglesia, mandaban las costumbres... todos mandaban y ella tenía que obedecer. Aunque no entendiera lo que tenía que obedecer...

Era la época en que si alguien estudiaba, en una casa donde los estudios no eran prioridades, estudiaban los chicos, que eran quienes tenían que mantener una familia...Lo demás no importaba...
Las chicas lo que tenían es que saber "llevar una casa".
Y...¿ qué era llevar una casa?
Fregar, limpiar, lavar, planchar, cocinar, y llevar al marido y los hijos de "punto en blanco", y asentir...
Las decisiones importantes las toma el marido, que es el hombre de la casa...
Muchas veces a lo largo de su vida, volvió a perder la mirada en ese punto indefinido... recordando la pregunta que hizo a su madre.
Oír, callar, y asentir, pero sin discutir...
-Porque hay que ver, siempre tienes que hacer lo que te parece....
¿Si?
¿Cuando?
Sobre...¿ qué?
¿qué?
Tienes que...
Tienes que...
Tienes que...
Tienes...
¿Que tengo?
¿Tengo?

41 comentarios:

Héctor Carrera Gil dijo...

http://elpensador91.blogspot.com/
Pasate te gustara.

Vir dijo...

QUE BUENO LUNA!

resumiste en un relato corto lo que nos preguntamos tadas alguna vez y algunas, yo por ejemplo, me lo sigo preguntando

excelente

beso

Héctor Carrera Gil dijo...

Deje mi blog ya que lei tu entrada Llevo cosas de marca y dado que en mi blog tengo una entrada que trata sobre la consumicion pense que te gustaria. Me parecio muy buena tu entrada ya que la gente lleva marcas para ser algo mas.
A si mismo pido disculpaspor mi comentario.
Saludos

maria jose moreno dijo...

Triste vida la de asentir. En esos años no podiamos ni levantar la voz, auqnue por dentro nos sentíamos fatal.
Siempre mirando a un punto ¿cual? el de presente o el del olvio.
Precioso Luna. Un beso

mar dijo...

Que bien lo has relatado Luna.
A mí también me enseñaron a obedecer, siempre me decian "se buena" y realmente me caló hondo porque en mi familia yo era la que nunca protestaba y la más responsable, a mí me pasó al reves que a la mayoría, que me enseñaron a ser rebelde mis hermanas más pequeñas, pero he de reconocer que eso también lo aprendí muy bien.
Un beso de Mar

LUNA dijo...

sI, ES ALGO DE UNA GENERACIÓN!!!!
No he encontrado la respuesta...compartida, claro!
Un besito

LUNA dijo...

Héctor, me he permitido hacerte la crítica que he hecho en tu blob, porque las canas creo que me lo permiten.Si miras en mi blog, hace no muchas entradas, traté el tema de las marcas....
Un saludo

LUNA dijo...

Mar, veo que la cosa llega más allá de mi generación.
Es penoso...
Besos

LUNA dijo...

Maria José, hay preguntas que no se pueden responder, o quizás... incomoda la respuesta... Eso será, por eso perdemos la mirada ayer y hoy...
Pero creo que ya tenemos la respuesta... Pero...podemos responder sin un cataclismo?
Un besito

cabopá dijo...

"Movería los ojos, se dejaría la incógnita cosida a ese punto, indeterminado..."
Con un hilo de esos de atar sacos que ahora mismo no me acuerdo como se llama...así quedó cosida la incognita...Muy bien traida esta imagén que TODAS sabemos muy bien.
Y después de asentir, vendría la sumisión.......Ahí queda mi reflexión....Tus entradas mejoran cada día con estos microrelatos que nos dejas.....Encantada de leerte como siemñpre Besicos.

Any dijo...

En muchos lugares de la tierra para las mujeres sigue siendo asi, bajar la cabeza y obedecer, al padre, al hermano, al marido ... parece. La mujer sigue siendo un "algo" sin voluntad propia, un adorno ... que pena eh?
un beso

LUNA dijo...

Lo que más daño nos hizo fué la frase grabada a fuego por nuestras madres.... "Si no quieres que haya discusión, mejor que cedas"....
Por eso los matrimonios durban tanto?
Porque claro, cuando uno no quiere, dos no discuten.
Bueno, seguiremos viendo que nos cuentas nuestr@as amigos. Besitos

LUNA dijo...

Any, estás segura de que toda son un adorno?
Yo creo que muchas veces ni eso...
Pero lo que más me cabrea es que se sigue enseñando lo mismo en muchas cosas....
Un besito

RECOMENZAR dijo...

Hermoso texto te pongo conmigo para que mas gente pueda leerte IAIA.
Algún dia te contaré la maravilla que fue mi vida y como es hoy y gracias a eso soy lo que soy ..y porque te siento como yo... creo que hemos tenido cosas semejantes... Via email por supuesto abriré mi alma a la tuya
Despuews vuelvo salgo temprano esta noche te comento...

siempre besos con recuerdos

RECOMENZAR dijo...

Bueno ya estamos juntas andá a verte y entrá por la puerta de tu casa. Genial tu escrito no sabés como lo entiendo

LUNA dijo...

Tata. Gracias por el enlace, y por tus palabras.
Un besito

Nancy dijo...

Ahora las cosas están cambiando para las mujeres... pero todavía falta mucho para que los relatos de una vida de asentimientos (¿está bien dicho?) no sean tan comunes.
Bonita forma de plantearlo, Luna.
Un beso y un apapacho

LUNA dijo...

Nancy, si se dice así jajaja.
Estamos cambiando, menos mal.
Las nuevas generacione´s, ya han cambiado la forma de interactuar.
Apapachos.

Hipatia dijo...

Fue una época muy dura en la que la dignidad, como el Soberano, era cosa de "otros". Lo que los padres y demás padrosos llamaron rebeldía u orgullo, en realidad era la dignidad humana llamando a la puerta con insistencia.
Siempre es lo mismo, es la exhibición de poder llevada ya hasta el entorno familiar y doméstico. Un desastre para quien lo sufre por muchos motivos: por un lado dejas de querer a quien te hace tanto mal; por otro te recluyes en un mundo aparte que, o te aísla o te mantiene a la defensiva; y, por otro más, el concepto de sumisión hace sus intentos de calar y, por mucho que te esfuerces, echa alguna pequeña raíz contra la que hay que luchar de por vida.
En fin, en el tema hay cabos para mucho más.
Me ha encantado, Luna. Gracias.
(No hablo portugués; mi hija vivió en Lisboa un año y aprendí un poco -que ya he olvidado- en las visitas que le hacía. El cuento que viste el blog de Ana está en internet, en portugués, jeje).
Un beijiño desde la nave.

Alatriste dijo...

Muchas veces sabemos lo que tenemos que hacer, pero lo difícil es llevarlo a cabo. Ahí radica la clave. Gracias por tus valiosos y afectuosos consejos en mi desván. Me alegró muchísimo volver a saber de ti. Confío en que estés de maravilla y que siempre tengas claro lo que hay que hacer. Mis mejores deseos desde el Sur. Un beso enorme. Cuídate.

tag dijo...

Luna,

Era una educación que nos discriminaba a las mujeres, y lo peor es que nos la inculcaban otras mujeres, nuestras madres, abuelas, tias, maestras....
Parecía que fuera una sabiduría aprendida generación tras generación, pero no, era la impotencia de rebelarse contra las normas establecidas por la Iglesia, por el qué diran, por que no te colgaran el "SanBenito", y entonces, la unica salida que veian aquellas mujeres sin estudios ni educación, era la sumisión.
Y así lo transmitian a sus hijas.

Nosotras empezamos a rebelarnos, a cambiar esas ideas obsoletas y esos prejuicios.
Luchamos por la libertad para pensar, para estudiar, para que el matrimonio no fuera el fin de nuestra existencia.
Y creo que lo hicimos bien.
Hoy ya no "tienen que".... hacer nada por imposicion ni obligacion.

Me he enrollado mucho.
Un besito

LUNA dijo...

Hipatia, magnífico análisis, hecho desde el conocimiento de estos hechos, y de cerca, si no me equivoco!!!
Que lucha de sentimientos, que lucha de pensamientos y que nudo en el estómago permanentemente...
Y la pregunta ¿seré rara? ¿seré mala?
(lo que sí eras es muy incómoda...)

Y las que vivimos esos años, esas enseñanzas, sabemos mucho de teoría, y asi lo hemos transmitido anuestras hijas. LIBERTAD DE PENSAMIENTO, DE OPINIÓN DE VOLUNTAD POR ENCIMA DE TODO..., aunque a nosotras aún nos digan
tienes que....
Um beijinho amiga minha.

LUNA dijo...

Alatriste, tienes razón, es muy común saber lo que hay que hacer, pero no tanto llevarlo a cabo. A veces el coste es grande...
Yo también me he alegrado de volverte a "ver".
Cuidate mucho, querido amigo.
Un besito

LUNA dijo...

Tere, magnífica exposición...
Efectivamente, esa educación ese asentimiento (por no poner sometimiento) era pasado de mujer a mujer.
¿La finalidad?
Paz! que haya paz!
Que no se discuta, mediando siempre, cediendo aquí, allí, con éste, con aquél, que no se entere...
Yo recuerdo una frase de mi abuela-
"Cuando el iaio se enfada...me tiemblan las carnes"
Mi abuelo siempre se jactó de que no había levantado la mano a ningún hijo..... No hacía falta, con una mirada de aquellos ojos azules acerados era bastante...
Mi madre, me decía "Es que te gusta hacer hablar...
Enfin Tere...nosotras hicimos esa transición, pero en muchos casos, no se ha terminado....
Un besito, y no sufras por la extensión, me encanta lo que dices.
Un besito

Alichín dijo...

Luna: Mi recién estrenada amiga. Ciertamente, el trasfondo de los dos relatos es casi el mismo. En el mío había mucha más tela que cortar, pero el blog es un tirano con los escritos largos. La sumisión femenina ha vivido con la historia misma de la humanidad. Somos hijas de la represión: no hagas, no mires, no toques, no salgas, no entres ¡NO HAGAS NADA!
En mi medio, no obstante, la rebelión tiene ya sus años y las generaciones más jóvenes de mujeres ya no se tragan esos cuentos ¡Por fortuna! Yo viví los arrebatos de años 60 ¡Y cómo los disfruté! Sin embargo, aún quedan algunos vestigios de esa esclavitud: el machismo se resiste a desaparecer y muchas veces las mujes son las más machistas. Nuestras madres lo fueron. En fin... ¡Viva la libertad! Gracias por tu visita a mi lugar y por tus palabras lisonjeras. Te espero siempre. Un cariñoso y fuerte abrazo. Alichín

Alichín dijo...

LUNA: Como es la primera vez que te visito, me perdí en divagaciones y ¡No te dije ni un solo piropo! Creo que tu relato es muy bueno, muy denso y trasmite sentimientos que muchas hemos sentido alguna vez. Está, además, bien escrito y ¡Es sabroso de leer! Me pondré al día con tus letras. Otro abrazo.

Amig@mi@ dijo...

LO malo es cuando el tienes qué se transforma en Tengo que, tengo que...
A mí no parecen gastarseme esas dos palabras.
Un abrazo y encantada de pasar por aquí

norma dijo...

Este relato es simplemente un retrato de una sociedad que nuestra generación, no quiso para nuestros hijos, si lo que cuentas tan bien contado por cierto nos tenía mudas y sumisas hoy día se les dio tantas libertades a los jovenes que estamos pasando por graves consecuencias, digo yo, ni una cosa ni la otra. nos fuimos de un extremo al otro. ¿no?
Un abrazo Luna

LUNA dijo...

Alichin,
Lo primero agradecer tu visita a esta sala de estar de amigos.
Siempre serás bienvenida.

Creo que está demás decirlo, de sobra lo sabes, que eres muy afortunada.
Las mujeres de tu época, muy pocas han tenido la ocasión de alcanzar la cultura, y por ende, el entendimiento y lucidez de la realidad socio-cultural que vivían.
Yo tengo 16 años menos que tú y en mi generación tampoco abundaban las mujeres en las Universidades, como comento en el post.

Las mujeres como tu, siempre han sido y siguen siendo mi referente.
Para mi, el mayo del 68, fué algo que vi en la televisión, censurada por la dictadura de Franco.
Algo que pasaba en un ambiente que me era ajeno completamente.

LUNA dijo...

Yo iba a trabajar a la oficina, luego en casa bordaba mis sábanas de ajuar, salía con mi novio, con el que me casé en el 71.
En el 72 tuve mi primer hijo y en el 74 mi segundo.
Pude estudiar después de casada, haciendo un gran sacrificio personal e ir adquiriendo cultura a base de leer, escuchar y aprender.
La historia de una chica cualquiera de la generación del 49.

Espero verte por aqui, me es muy grato leerte.
UN BESO

LUNA dijo...

Amig@, gracias por tu visita.
Gracias por tus palabras.
Tienes razón.
Pero el "Tienes que" te lo dien los demás, es imperativo.
El "tengo que" te lo dices tu, es volutivo.
Hay una gran diferencia.
El uno lo puedes cambiar, el otro....
Un besito

LUNA dijo...

Norma, quizás efectivamente hayamos pasado de un extremo a otro y en un tiempo récord.
Hay que ser consecuente e igual que nos quejamos de que el trato y educación que nos dieron no fué muy acertado, tampoco nuestra pedagogía ha brillado por su bondad.
Pero no todo está perdido.
Reconocerlo es un buen punto de partida...
Ahora a seguir y enmendar los errores.
Un besito, reina.

Rubi Iñigo Garay dijo...

Hola.
Me gusto tu relato. Pues antes mayormente era así pero ahora creo q ya no tanto.
Besitos.
Que tengas una linda noche.

Angus dijo...

Me gusta lo que has escrito. Cuantas emociones.

PaulyS dijo...

Luna: tengo la suerte de que mi mamá, al igual que tú es de la generación de fines de los 50 (mamá es del 45) Capricorniana, luchadora y una mujer que siempre peleo al lado de su marido por 46 años, lo siguió pero no sin darle su opinión, tuvo 3 hijas y a las tres nos enseñó lo mismo, a nunca callarnos, a no gritar, pero si conseguir objetivos, a jamás faltar el respeto, a luchar por nuestras familias, estudió piano y mecanografía cuando moría por ir al secundario, pero primero estaba mi tío. Hizo el secundario de adulta, fue consejera escolar y ahora trabaja en una escuela de chicos especiales, y tiene 63 años!!! Nos enseñó que ese punto fijo es nuestra familia. Besos mil!!!

LUNA dijo...

Rubi, las cosas van cambiando, pero muy despacio....según en el sitio que "te toque" nacer...
Un besito

LUNA dijo...

Pau, que bien, que suerte tan grande tuviste en ser hija de tus papás...porque como ya comenté en un post, eso no tiene mérito propio, es un regalo que te hace la vida...
Es una alegria ver que no fué en balde aquello por lo que luchamos no se repitiera en nuestros hijos, en sus familias...
Enhorabuena!!!!
Besitos

LUNA dijo...

Angus, gracias, lo primero, por tu visita.
Estaré encantada de que quieras compartir tus pensamientos en este punto de encuentro de amigos.
Un besito

Ana Tapadas dijo...

O teu «banner» é de cortar a respiração...lindo!
E tens muita razão naquilo que expões no teu post!
Beijo

Carol dijo...

Aún hay mucho machismo en nuestra sociedad Luna, mucho machista disfrazado que en cuanto le llevan la contraria se quita la careta.

Hemos andado bastante eso es una realidad, se ven los logros, pero la mujer sigue en desventaja con respeto a varón, y por eso no podemos bajar la guardia.

Vemos cada día como están de sometidas muchas mujeres en otros paises, las religiónes siempre menospreciando a las féminas y ahora es doble trabajo el que tenemos, trabajamos fuera y dentro de casa, aunque el hombre se incorpora y ayuda en muchos casos casi siempre al final la responsabilidad es nuestra en lo que concierne la casa y los hijos.

Ser mujer y no morir en el empeño, es hoy una asignatura muy dificil de sacar adelante, en ello estamos y al menos, creo que, la mayoría nos merecemos un notable por lo menos.

Muchos besos.

LUNA dijo...

Carol, has heho una gran disertación de los problemas que seguimos teniendo.
Hemos cambiado unos por otros.
Y como bien dices, todavía hay culturas que, al revés, han retrocedido en libertades.
Pero no hay que desanimarse.
De cada punto que avancemos, hagamos un punto de impulso para el próximo paso-
Un besito, reina-