CONVERSANDO:

Mi foto
Valencia, Spain
CONVERSANDO: para intercambiar ideas, opiniones, música, cuentos; estar con amigos. Podemos hacerlo en castellano, portugués y valenciano. Espero te encuentres cómod@.

domingo, 1 de noviembre de 2009

AMIGOS PARA SIEMPRE


Esto era una vez un niño, se llamaba Andrés.
Andrés estaba sentado, solo, en el porche de su casa, como siempre...
Sufrió un accidente de pequeño, que lastimó sus piernecitas... Y no podía andar.
Se pasaba muchas horas mirando como los demás niños jugaban al escondite, al pilla-pilla, a ir en bicicleta, en patinete, en fin, a todas esas cosas tan divertidas que juegan los niños y niñas.
Lo único que podía hacer era mirar y leer.

Le gustaba mucho leer.
Esas historia fantásticas de aventuras, de gente de viajaba por todo el mundo...
Los héroes, que luchaban con los malos, y siempre ganaban, porque para eso eran héroes, claro!

Los demás niños, no es que fueran malos y no le hicieran caso...no.
Pero claro, después de saludarle y hablar un ratito, pues se iban a jugar.

Y se quedaba solito, mirándoles.
Se ponía triste y pensaba, que era el niño más desafortunado del mundo...

Un día, sentado en el porche, como de costumbre, su vecinito Marco fue a saludarle, y llevaba, cogida de la mano, a una niña.
Se acercó, y le dijo:
-Hola Andrés! ¿cómo estás?
-Bien, aquí sentado...como siempre...
-Mira, te presento a mi prima Alicia, que se ha venido a vivir con nosotros.
-Encantado, Alicia, le dijo, mientras le tendía la mano.
Pero Marco, tuvo que coger la mano de Alicia y acercársela, para que saludara a Andrés.
-Perdona, es que soy ciega y no he visto que me tendías la mano. Encantada de conocerte.

Andrés le estrechó la mano, un poco confundido...
-No te preocupes, dijo, luciendo una preciosa sonrisa...me pasa amenudo.
Era una niña muy guapa, rubia, con una larga melena, ojos azules y muchas pequitas por la nariz y las mejillas.
Estuvieron hablando un buen rato, y la risa de Alicia se oía constantemente.
Era tremendamente alegre y simpática.

-Oye, Andrés, porque no me das la mano y vamos a pasear un rato?
-Bueno, verás, es que yo no puedo caminar. Tuve un accidente de pequeño y estoy siempre sentado en una silla de ruedas.
-Perdona, Andrés, no lo sabía, lo siento...

-Pero mira podemos hacer un trato!
-A ver Alicia, qué se te ocurre...

-Yo seré tus piernas y tu mis ojos, ¿vale?
-Yo llevaré tu silla de ruedas, y mientras paseamos, tu me guías y me cuentas lo que ves...
-Y también me leerás cuentos, ¿qué te parece?

-Caray, Alicia, eres extraordinaria... Has tenido una idea estupenda.
Y nunca más se aburrieron los dos.
Se hicieron amigos inseparables...Amigos para siempre!!!!
Y colorin, colorado, este cuento se ha acabado!!!!

Luna

17 comentarios:

PaulyS dijo...

Lunita, que historia mas dulce!! Bechoooos

Janaina Amado dijo...

Luna, estou devolvendo sua visita tão gentil.
Adoro histórias para crianças, e esta está muito terna, muito linda. Texto E imagens. Congratulações!

Vir dijo...

que linda historia, de una ternura increíble y necesaria en estos días...

me encanto

beso luna!

Steki dijo...

Ahhh, qué linda historia.
Me recuerda a una historia real que me sucedió hace unos meses atrás. Me hice tan amiga de una amiga de blog que como yo estaba por viajar a Buenos Aires le sugería encontrarnos allí dado que ella está a unos pocos kilómetros. Y me dijo que no podría porque no tenía quién la lleve. Burra de mí le pregunté si no se podía tomar un bus y me dijo que ella no caminaba. Ahora yo tengo una deuda pendiente con ella: la primera vez que yo vaya a Buenos Aires ya quedamos en que iré a visitarla y me recibirá en su casa! Hay personas que tienen alguna incapacidad física y le sobran capacidades de ternura, de inteligencia, de solidaridad.

Beso para ti, Lunita, buena semana.

Nancy dijo...

Qué linda historia, muy tierna.Qué bonita enseñanza.
Apapachos

Maat dijo...

Hola Luna.

Es un bonito relato, de esos que llevan mensaje dentro. Es una buena base para la amistad, cubrirnos unos a otros las carencias que tenemos y caminar juntos por esta vida.

Precioso, Luna, precioso.

Un abrazo grande.

Maat

maria jose moreno dijo...

Que cuento más bonito. LLeno de trenura y de amor. Me gustan estas buenas historias que dejan un buen sabor de boca. Sigue así Luna, me gusta leerte.
Besos

LUNA dijo...

Gracias Paulys...
Hay alguna historia de niños, ¿que no sea dulce?
Un besito.

LUNA dijo...

Vir, te digo lo mismo que a Pau, todas las hisotrias son necesariamente tiernas.
Un besito

LUNA dijo...

Steki, todas las historias que se nos ocurren, están basadas en hechos, que hemos pasado, que hemos leído, que nos han contado....

Me alegro mucho de que hayas decidido ir a verla a su casa...Eso se llama genrosidad.
Y de eso y humanidad, vas sobrada!!!!
Un besito cariño....
Cómo vá el bebé, ya sabéis lo que es?
Un besito

LUNA dijo...

Nancy, gracias por tus palabras.
Apapachos.... (al final, se me quedará lo de saludar con apapachos... jajajaja)

LUNA dijo...

Maat, es necesario, que en todas las relaciones humanas, haya un solapamiento de carencias y solidariedad...
Como vá la peque?
Un besito carinyet.

LUNA dijo...

Maria José, gracias por tus palabras de ánimo.
Esto de los cuentos infantiles es nuevo para mi. Tengo que seguir un poco más. Es un reto....
Un besito

LUNA dijo...

Janaina, Obrigado por tua visita.
Espero verte outra vez por aqui, eu também adorei o teu blog!!!!
Um beijinho

Lujo dijo...

Mi niña, es precioso el cuento. Lleno der ternura y sentido común. Ojalá muchos la lean y tomen nota de ella.
Abrazotes enormes!

...flor deshilvanada dijo...

Lunita, esa amiga a la que se refiere Steki soy yo! :)

Gracias a Dios mi infancia no fue tan triste como la de ese nene, yo no miraba jugar a mis amigas, ellas me buscaban para jugar conmigo y forjamos tan lindas amistades que hoy son mis mejores amigas.

Te dejo un beso enorme Luni!

Lucas Garra dijo...

Me gusta tu blog y he disfrutado leyendo algunos de tus post, pero en esta ocasión voy a ser la nota discordante.
Es posible que el corazón se nos ablande ante cuentos tan dulces pero lamento decirte que la moraleja del cuento no me ha gustado nada.
Y perdóname, pero yo he sacado la siguiente conclusión: -A los discapacitados los juntamos para que se entretengan entre ellos y nosotros, "los capacitados", seguimos a nuestro royo.
Discúlpame si no he sabido sacar otra conclusión.
Un abrazo.