CONVERSANDO:

Mi foto
Valencia, Spain
CONVERSANDO: para intercambiar ideas, opiniones, música, cuentos; estar con amigos. Podemos hacerlo en castellano, portugués y valenciano. Espero te encuentres cómod@.

sábado, 6 de junio de 2009

SABADOS DE MERCEDES --- CINCO RAZONES PARA CALLAR





A todos, en alguna ocasión, cuando hemos dicho algo, nos hemos dado cuenta que mejor nos hubiéramos estado calladitos.
Por inexperiencia, por irreflexivos, por precipitados, por ignorancia e incluso por maldad
Muchas veces una aseveración, un comentario, puede hacer mucho daño a los demás, e incluso, cual boomerang, puede volverse contra nosotros.

Con los niños, por ejemplo, cuando preguntan algo, debemos ponderar muy bien lo que decimos
Su comportamiento es puro mimetismo de los adultos. Ellos confian en nosotros, y no podemos defraudarles.
Así, que por muy comprometida que sea la pregunta, mejor una verdad comprometida, que una mentira para no comprometernos.
Y desde luego, antes que prometerles algo, que no vamos a realizar, mejor quedarnos calladitos.

Con los jóvenes igual. Procurar hablar con ellos de todo, con total franqueza, con confianza, con absoluta honestidad.
Con los jóvenes, en la mayoría de los casos, además de las palabras, funciona el ejemplo. No podemos exigir cosas, comportamientos, implicaciones, que nosotros no lo hagamos en nuestro dia a dia. Que forme parte de nuestro comportamiento de vida habitual.
Porque sino, mejor quedarnos calladitos...

Cuando somos jóvenes, aunque nos creamos Dueños del Saber del Universo, cuando veamos comportamientos de otras personas, por cuya etapa de vida no hemos pasado, no
dogmatizar con frases lapidarias, como : Si fuera a mi, eso no me lo harían".
Es muy común, cuando ves a unos padres, con un niño pequeño, que tiene un ataque de ira, tirado en el suelo, montando un numerazo, decir: Eso, mi hijo no me lo haría.

Suelo decir siempre, que educar al niño del vecino es muy fácil...
Pero cuando es tu hijo, está atravesando una fase de su desarrollo, completamente natural, (que no será la única) y tienes que ponerte el traje de coraza de la paciencia infinita, y ayudarle a pasar esa etapa, con cariño y comedimiento, te acordarás de esa frase intransigente y dirás: Mejor si hubiera estado calladito.

Cuando vemos a algún jov@n, actuar de forma inconveniente, vandálica, prepotente, racista... no juzguemos a sus padres.
Es muy fácil decir: Eso, es porque sus padres no se ocupan de lo que hace...
No se sabe, detrás de esos comportamientos, los dramas que se pueden esconder, el sufrimiento que puede estar pasando esa família, ni desde cuándo...
Mejor estarse calladito... no sabes en qué circunstancias de vida te puedes ver.

Y si somos mayores, si peinamos canas, no juzguemos a los jóvenes porque son distintos de como fuimos. Ni por su forma de vestir, ni por sus aficiones ni por su forma de vida.
Nosotros vivimos una vida, la nuestra, en un tiempo y unas circunstancias.
Conocemos el final de la historia.
Ellos no. Procuremos entender su presente. Lo que viven, aqui y ahora. Y concedámosles el beneficio de equivocarse. Que de ahí nace la sabiduría.
Ningún tiempo pasado fué mejor. Ese tiempo está muerto.
Lo mejor, es el que queda por vivir, a NOSOTROS y a ELLOS.
No dogmaticemos...estémonos calladitos...

Y siempre, siempre, que se pueda dar pábulo a falsedades, que se pueda herir, que alguien pueda sufrir, sentirse humillado, apabullado, o solo incómodo, siempre, es mejor estarse calladito...
Si nos asalta la más mínima duda, mejor callar...

57 comentarios:

Dorotea dijo...

Preciosa reflexión y muy bien complementada por las fotos. La conclusión, para mí, es la medida justa entre comunicación y silencio, y la sabiduría de un proverbio chino: "Antes volverá una mosca a tu boca que una palabra dicha a destiempo".
Un abrazo.

Any dijo...

Es cierto Luna, concuerdo con todo, quienes somos para emitir juicios sobre los demas? mejor quedarnos callados y mirarnos primero a nosotros mismos.
Lo de las promesas a los chicos es tan cierto! me ha pasado, los chicos no olvidan fácilmente y si uno no cumple lo que prometió te lo recuerdan una y otra vez ... .
Bienvenida paseandera! Un beso

Tamara dijo...

Cuanta razón Luna!! Hay que saber dosificar las palabras y también los silencios... No prometer lo que no se sabe si se va a poder cumplir, no juzgar desde afuera y no pensar que la única verdad es la nuestra..."Manejar el silencio es más difícil que manejar la palabra."
Como cuesta el equilibrio, no? A mi me cuesta, me voy del desborde de palabras al silencio absoluto :)
Muy bien dicho!!
Besitos!!

Ana dijo...

Como siempre Luna: tu sentido común.Una vida bien vivida.
Cómo cuesta la armonía!
Un placer leerte.
Un beso fuerte

Neogeminis dijo...

Muy cierto...antes de hablar y juzgar precipitadamente es mejor callar, por lo menos hasta reflexionar mejor.

saludos desde el bus!

Nancy dijo...

Todo lo que has dicho es sabio, lo que más me gustó en no emitir juicio sobre los hijos de alguien... realmente nunca se sabe qué drama hay detrás de cada vida. Hay mucha sabiduria en todo el post.
Felicidades

tag dijo...

Luna,
Nos has explicado magistralmente porqué y cuando debemos callar.

Has razonado tus razones y nos has puesto ejemplos,sobretodo con los niños y los jovenes.
Se podria resumir en que hay que tener una gran dosis de comprension, paciencia, predicar con el ejemplo y no ir de "tolosé" por la vida.
Muy bien, Luna.
Te he echado de menos esta semana.
Besitos.

Nuria dijo...

Razones para callar....

Me ha hecho pensar el título del post Luna.

Callar para no enfrentarse, y provocar una discusión que sabes no conducirá a nada.
Callar para afirmar con ese silencio.
Callar para decir con la mirada algo muy importante.
Callar para guardar los secretos más inconfesables de quien confía en nosotros.
Callar para escuchar atentamente.
Callar para observar.
Callar para no juzgar sin argumentos (como aquel proverbio: "antes de juzgar a alguien, camina 3 lunas en sus mocasines")
Callar para aislarnos.
Callar porque duele demasiado, y no encuentras las palabras para expresarlo
Callar por emoción
Callar para leer y aprender
etc....

... como ves se me ocurren mchos motivos, me ha gustado mucho este post que nos hace buscar motivos.
Si se me ocurre alguna más, vengo y te lo cuento, hoy estoy pensativa ;-)

Un biquiño querida Luna pizpireta.

Maat dijo...

Hola Luna.

Lo primero de todo decirte que te he echado de menos por aquí y que me alegro mucho de leerte de nuevo.

Tus razones son extraordinarias, desde el primer renglón al último. Un lujazo en este sábado.

Abrazos enormes.

Maat

Luna dijo...

Dorotea,
Si el proverbio chino es muy cierto.
Los silencios siempre son inequívocos
Gracias, Un besito

Luna dijo...

Any, gracias, corazón. Estoy en la Estación de Chamartin, he llegado de Valencia y ahora me toca el tren que va a Salamanca, pero no he podido evitar pasar a veros.
Gracias por tus palabras. Un besito

Luna dijo...

Tamara, el silencio es muy dificil!!! El silencio implica reflexión y es más fácil hablar, pero no siempre lo hacemos con la visión de lo que implican nuestras palabras.
Si, Mercedes esta semana ha puesto un buen tema
Um besito.

Luna dijo...

Ana, gracias cariño.
La experiencia es un grado que solo tiene el mérito de los años pasados, y aun así, a veces parece que no hayamos aprendido nada.
Un besito, reina.

Luna dijo...

Neogeminis, esta semana nos han dado un tema, que desde luego invita a reflexionar. No está mal.
Un besito, ahora pasaré `por tu casa.

Luna dijo...

Tag, gracias.
Es que pienso que donde podemos hacer más daño es precisamente en los niños y jóvenes, son los más vulnerables e4 indefensos.
Ahí jugamos con demasiada ventaja Hay que tener mucho cuidado.
Un besito, cariñet.

Luna dijo...

Nuria, cariño.
Yo creo que deberia participar en los sábados de Mercedes.
Son muy enriquecedores y tu tienes sentido común para dar y vender.
Tampoco es tanta obligación, un post a la semana, que además resula como un pequeño desafío, pues te obliga al tema....
Los fundamentos que has puesto, pues sin objeción, por supuesto.
Un lujazo
Vale, a la noche eme volveré a conectar (estoy a mitad camino en un locutorio) y te visito.
Un besito, meiga celta...

Luna dijo...

Nancy, tuve una época en mi vida, que trabajé con niños y jóvenes con problemas, además de que tengo dos hijos y cuatro nietas, y juzgar a la ligera cualquier situación, sin más, puede ser muy doloroso para la otra parte.
Es lo más cruel que se puede hacer.
Los profetas de las desgracias ajenas son deleznables
Un besito, cariño.

Luna dijo...

Maat, cariñet, he estado en Valencia dedicada en cuerpo y alma a mis nietas.
Estoy a mitad del camino de vuelta
Yo tambien os he añorado.
Gracias por tus palabras
Me pondré al dia
Un besito

Carmen Andújar dijo...

Es una buena reflexión. Nos es difícil comprender a los jóvenes, ya que siempre nos acordamos de como éramos nosotros; pero tienes que reconocer que a veces la paciencia se acaba y nos es dificil seguir su senda. De todas maneras intentaré seguir tus consejos.
Un saludo

seriecito dijo...

Luja:

Absolutamente de acuerdo, cada cosa tiene una edad y desde luego no hay que esperar que los demás hagan lo mismo que uno hacía con esa edad.

También es verdad que los comportamientos cambian y las formas de hacer y ser tambiémn y que sin innovar no se progresa.

Otra característica es que estar en contra de los establecido no es instrínsecamente malo, cuando se hace desde un talante democrático y sobre una plataforma exenta de violencia.

Si estoy de acuerdo mantener la boca cerrada antes de criticar acciones diferenetes, solo porque son diferentes, información y reconocimiento es la actitud unido a dosis de comprensión.

Pero dicho todo esto, no entiendo ni comparto que se ejerza el vandalismo, la falta de respeto o se conculque la convivencia, para evidenciar que que se es joven y se necesita cambio.

allegro ma non troppo.

Salu2

Carol dijo...

Hay mucha sensatez y silencios acertados en tu escrito Luna, me ha gustado mucho, estoy de acuerdo con tus palabras.
Muchos besos, Luna.

Luna dijo...

Carmen, jajaj si, a veces es dificil seguir a los jóvenes, se necesita mucha paciencia y mano izquierda.
Un beso.

Luna dijo...

No, Luis, yo en absoluto entiendo y tolero el vandalismo.
Lo que digo es que no hay que cargar la culpa d los padres...

Todos sabemos que por mucho ejemplo que demos, por muchas enseñanzas, por muchas conversaciones, en una casa de varios hijos, éstas calan en todos, menos en uno...

Y lo más fácil es culpabilizar a los padres, además con la frase lapidaria de "eso a mi no me lo haria...."

Pero claro que no apruebo ese comportamiento...
Un besito

Luna dijo...

Carol, cariño, gracias por tus palabras.
Un besito grande.

CASANDRA dijo...

Hola Lunita!!! por fin te veo...has callado demasiado estos días, jajaja, y realmente me gustas cuando hablas (todo lo contrario de Neruda:" me gustas cuando callas.....") Y tanto es así, que ni una coma cambiaría...me ha sonado a respetar el derecho a cada uno de vivir su propia vida, de respetar sus tiempos y opiniones y respetar las nuestras. El derecho bien ejercido es sabio instrumento para poder convivir y crecer.La palabra para que sirva, la palabra para que construya, no para juzgar o impartir cátedras que nadie nos pidió. La palabra como llave de la comunicación. Solo una cosa: si bien me arrepiento muchísimas veces de haber dicho algo inadecuado, también de eso saco partido, algo bueno me tiene que haber dejado, al menos el saber que la próxima vez DEBO CALLAR... BESOTES Y ABRAZOTES.

Fernando Santos (Chana) dijo...

Olá, belo post...Espectacular....
Um abraço

alfredo dijo...

Luna, por un momento he pensado que me había equivocado de blog y que estaba en el de Luis.
Es todo tu relato tan reflexivo, tan ordenado, tan argumentado. (bueno, de casta, le viene al...)

Una vez más, has puesto tu experiencia al servicio de nuestra curiosidad.

Es evidente que las cosas no suelen ser sólo ni blancas ni negras, hay una innumerable cantidad de grises de por medio, pero por lo que respecta a tus razones podrían formar parte de un catecismo de buenas y necesarias costumbres.

Un abrazo y espero que el viaje bien.

XoseAntón dijo...

Generalmente, razonamos en calma y frialdad aquello que hemos hecho o vamos hacer en situaciones muy vivas y exigentes, por lo que no resulta fácil adaptar los estados mentales a los pasionales. Siempre he creído que aún queda tiempo de rectificar, de dar marcha atrás e intentarlo de nuevo; por lo menos cuando nos queremos y con las personas que nos quieren. El silencio es la tierra donde se siembran las palabras y unas veces las cosechas son mejor que otras.

Bikiños

Luna dijo...

Hola, Cass, aunque he estado en la gloria (con mis nietas) también tenía ganas de volver a hablar con vosotros....
Yo creo que la convivencia se basa en el RESPETO, efectivamente.
Si nos guia ese sentimiento, sabremos cuando hablar y cuando callar.
Gracias por tus palabras, amiga.
Un besito

Luna dijo...

Fernando,
Muito obrigado por sua visita e suas palavras.

Luna dijo...

Alfredo, el viaje fantástico. Imaginate, he estado con mis nietas....

Si, el tema, me sugeria una reflexión en voz alta...para mi misma. Hace falta de cuando en cuando.
Un besito

Luna dijo...

Xose Antono, me ha gustado mucho la frase de que los silencios son la tierra donde se puede sembrar...
No lo olvidaré.
Tiene un contenido maravilloso.
Gracias.
Un besito

Mon dijo...

Las palabras han nacido no en la boca ,en el cerebro... hi de lo que se dice es lo que hay! Pero estamos a tiempo de no errar!

Un beso!

MOn

Laury dijo...

Una gran refleccion la tuya, que nos enseña muchas cosas.Un abrazo enorme para vos.
Laury.

Vane dijo...

Es verdad eso de que quedarse callado a veces es mejor, pero también es bueno o hace bien hablar y usar las palabras necesarias para aquel que tanto necesita oir, no si usar la palabra consejo, pero tal vez escuchar algo de alguien que a vivido más y por ende tiene más experiencia.

Te mando muchos saludos

Luna dijo...

Mon, por supuesto que las palabras salen del cerebro, de los pensamientos, de las reacciones, y, rectificar, siempre es de sabios!!!
Un beso

Luna dijo...

Laury, gracias por tus palabras, también me ha gustado mucho tu blog.
Un besito

Luna dijo...

Vane, mi niña azu, efectivamente, tan importantes son en ocasiones los silencios, como en otros las palabras, para ayudar, apoyar y demostrar nuestra amistad y nuestro amor.
Un besito

chonoman dijo...

Es la reflexión que todo el mundo debería hacer, yo siempre he dicho que no pongo la mano en el fuego por el comportamiento de mis hijas en la calle pues no estoy con ellas por lo tanto no debo juzgar a los hijos del vecino pues siempre tuve presente que mis hijas no mean colonia.
Besotes.
Paola.
El desván de la memoria

MUCHA dijo...

Siempre me dejás con la boca abierta. ¿sabés???me encanta como sos

PIZARR dijo...

Nada que objetar a cuanto has escrito Luna.

Que dificil es a veces estar callado para muchas personas.

Con lo importantes que son los silencios y lo que pueden encerrar...

Un beso

Maru Luarca dijo...

Luna, esta reflexion tuya me a tocado varias cuerdas. Gracias por la dosis de sabiduría! Un beso!

Lucía dijo...

Ay, cuánta razón tienes, necesitamos ser más tolerantes y conciliadores. Y morderse la lengua antes de hablar, sobre todo si es para criticar.
Un abrazo.

Ricardo Musso dijo...

Buen día Luna!!!

Ya Domingo de Mercedes!.

Luego de leer tus brillantes reflexiones: ¿Qué hacer con las premisas del psicoanálisis de que somos víctimas de nuestro padres, y victimarios de nuestros hijos?.

Si en aquella época victoriana, hubiese existido esta tecnología y la posibilidad de haber leído esta entrada de tu blog, tal vez aquellos teóricos del psiquismo humano se hubiesen dicho: - “mejor…, estemos calladitos…!”.

Disculpa la demora!
Besos.
Rik

Luna dijo...

Paola, a mi me pasa lo mismo, he procurado educar mis hijos con los cinco sentidos de la razón y con todo el cariño de que he sido capaz, pero ellos no son yo.
Y quien soy yo para pensar que otros padre no han hecho lo mismo, aunque no hayan obtenido el mismo resultado?
Nadie. Absolutamente nadie.
Un besito,

Luna dijo...

Mucha, viniendo esas palabras de ti, gran comunicadora profesional, es un gran elogio, que agradezco profundamente....
Un besito grande.

Luna dijo...

Pizarr. Me algra que te haya gustado las reflexiones.
Como tu bien dices, los silencios son un tesoro que debemos saber administrar. Puede ser mucho más fructifera que las palabras.
Un besito

Luna dijo...

Maru Luarca, Bueno, pues me alegro, que modestamente, estas reflexiones además del bien privado que me han hecho, hayan servido para alguien más.
Un besito grande.

Luna dijo...

Ricardo, lo importante es llegar, más que cuándo.
Gracias a Dios la época victoriana y sus corrientes de pensamiento, quedaron muy atrás, en beneficio de las libertades y la humanidad.
Pero, pienso que lo único que he hecho ha sido transcribir lo que gracias a Dios, mucha gente piensa en los dias de hoy.
Un besito

Steki dijo...

Qué bueno lo que dices y cuán cierto.
Si todos aprendiéramos a callar la boca tantas veces y a no dejar de decir tantas cosas otras veces...
Para todo hace falta equilibrio en esta vida. Se peca por demasiado y por omisión también.
Yo soy bocona (preguntale a Rik! jaja) , porque soy impulsiva, aunque para nada hiriente. Ahí me sale solita cuidarme de lo que digo.
No me callo cuando tengo que agradecer, no me callo cuando tengo que reconocer la buena labor de alguien, no me callo cuando siento.
Me ha encantado este post.
Te dejo un beso de domingo.
STEKI.

Mari Carmen dijo...

Grandes, poderosas tus razones para callar, Iaia. Ya sabes que tendemos a ver la brizna en el ojo ajeno pero somos incapaces de ver un tronco en el nuestro. Deberíamos reflexionar más. Y callar más.

Un abrazo :)

Luna dijo...

Steki, el ser locuaz, no tiene nada con ser "bocazas" como decimos por aqui.
Muy buenas razones, las que dejas tambien.
Un besito.

Luna dijo...

MariCarmen, muy bien traído tu refrán. Asi es...
Un besito.

Mercedes dijo...

Pecamos de todo eso que dices y más. A ver si conseguimos ese propósito de enmienda.
Te lo has currado, je je. Las fotillos, guay.
Un abrazo

Carmina dijo...

Una reflexion muy sabia, es facil juzgar una situacion sin haberla vivido, lo dificil es lidiarla a diario... hay que encontrar un equilibrio entre la palabra y su ausencia, y en ello se encuentra la sabiduria. Nadie dijo que educar fuera facil, ni la convivencia de distintas generaciones pero hay que intentarlo y sobre todo hay que luchar por hacerlo lo mejor posible

Luna dijo...

Mercedes, te han gustado las fotos, he? Como no me voy a currar un post que vá dirigido por ti...
Un besito

Luna dijo...

Carmina, efectivamente nadie es juez de la vida de los demás....
Un besito, gracias por venir.