CONVERSANDO:

Mi foto
Valencia, Spain
CONVERSANDO: para intercambiar ideas, opiniones, música, cuentos; estar con amigos. Podemos hacerlo en castellano, portugués y valenciano. Espero te encuentres cómod@.

miércoles, 25 de marzo de 2009

Y S I . . .


Volvía a casa, canturreando una canción que oía en el CD del coche

Me para un Agente de la Policia. Freno, a mi izquirda, un coche parado y delante de él una moto caída y abollada.

Al lado, el cuerpo inerte de un hombre joven.

A su lado, arrodillados, dos hombre lo miran , quietos, con rostro sombrío

El corazón me dá un vuelco, siento su tamborilear acelerado en las sienes.

Revivo imágenes pasadas.

Aparco, me noto el cuerpo húmedo y las manos heladas.

Espero un poco, respirando hondo, procurando tranquilizarme.

Las imágenes pasadas, se superponen con las que acabo de ver.

Logro tranquilizarme e inicio el camino de regreso a casa.

No logro apartar de mi mente la imagen de aquel cuerpo joven, tendido en la calzada

y otra vez oigo el ruido de las sirenas, machaconamente.

Mil cosas han pasado por mi cabeza.

Seguro que su familia, sus padres, o su esposa, o su novia, con el pasar de la tarde se inquietarían con su tardanza....

Seguro que alguien se volverá loco de dolor, cuando le dén la terrible noticia noticia...

¡No puede ser! ... si tenía que...., si iba a....., si tiene.....

Ese futuro no llegará jamás.

Y eso me hace pensar ¿Y si hubiera sido yo?

No me asusta el hecho físico de morir. Desde el mismo momento que naces, incluso antes de nacer, la vida y la muerte van paralelos.

Pero no pensamos en ella. ¿Porqué?

Nos enseñan desde que nacemos a vivir. Nos preparan para aprender, a triunfar, etc.

Y eso es estupendo, la vida hay que vivirla intensamente. Es un regalo.

Pero un regalo con fecha de caducidad.

Repito: personalmente no me dá miedo

¿Qué me asusta?

Pues todo lo que irresponsablemente haya dejado de hacer por desidia, cobardía, holgazanería. Todo lo que se quede fuera de orden y previsión y vaya perjudicar a las personas que quiero

Todas las obligaciones y tareas que me concernían y no cumplí.

Todas las palabras que no dije.

Todos los sentimientos que no entregué.

Todas las carícias y besos que no dí.

Que recuerdos tendrán de mí?

Sin pretensión de ser lúgubre, sin que esto se torne en obsesión...pero...

Que la certeza de morir, no empañe la alegría de vivir... pero sí nos haga reflexionar.

Procuraré vivir tranquila...Procuraré morir tranquila.......

Por mí, y por todos los que quiero...


(Este post lo publiqué hace muchos meses y sólo intervinieron dos personas...)
He vuelto a pensar en el tema, y sigo sin tener miedo a la muerte.

Hay algo después? No lo sé. Igual que no lo sé que había antes, no lo recuerdo;cuando yo era,,,nada.
Lo importante es ahora.
AQUI Y AHORA, es cuando debo ser feliz y transmitir esa emoción a todos los que pasen por mi vida.
Y tu, ¿que piensas?

15 comentarios:

tag dijo...

Pues yo tampoco le tengo miedo a la muerte, pero no la llamo,¿sabes?
No es una invitada apetecible y procuro que no se acuerde ni de mi ni de los mios.

Procuro evitar los lugares que ella frecuenta, y me cuido.

A pesar de todo sé que al final, ella ganará la partida y se me llevará a su terreno, pero no le doy facilidades.

A los 33 años me operaron de la vesicula, y mis hijos eran pequeñitos.Me daba panico morirme en el quirofano, pero era por ellos, me necesitaban, no podia dejarles solos.
Ahora que son mayores, por ellos estoy tranquila, pero me gusta tanto vivir y hay tanto por hacer, aprender, viajar, conocer.... que sigo sin querer saber nada de esa inoportuna.
Y espero que no se le ocurra visitarme antes de que tenga una nieta y de conocer al novio de mi nieta....por lo menos.

Besos Luna

Sabatino Di Giuliano dijo...

Hai riproposto un articolo che m ha toccato molto il cuore
e per questo ti ringrazio
con affetto
besos
saba

CASANDRA dijo...

El miedo a la muerte nos acompaña desde chicos, principalmente la muerte de nuestros padres... con el tiempo, tratamos de aprender a "convivir" con ella, y de a poco y con suerte,recién con los años recien comenzamos a tener contacto directo cuando perdemos un ser querido. Hoy fundamentalmente me preocupa como decís vos, no vivir cada día, desprovecharlo de la forma que sea, porque pienso que sin llamar a la muerte, como dice Tere, el tiempo de vida pasado ha sido rico y valioso, nada que reclamar, y hasta me he perdonado lo suficiente para sentir que el tiempo que sea tengo que vivirlo a plenO. Que esas ganas nos acompañen siempre!!!!! un abrazo.

Luna dijo...

Tag, tampoco yo la llamo y procuro evitar los lugares que frecuenta y me cuido.
Me ha gustado la frase.
Efectivamente, yo me paso la I.T.V. propia de mi edad, todos los años, no hago locuras, y procuro cuidarme.
Tampoco me gusta el ir al cementerio.
Voy a los entierros y ya está. No soy visitante habitual ni siquiera en Todos los Santos.
Efectivamente no es lo mismo si eres joven y tienes gente a tu amparo que cuando ya eres mayor...
Pero es un tema del que me molesta hablar.
Otra cosa es la muerte de los mios...
Mi madre decia lo mismo que tu.
Y mira ya tiene 4 bisnietas...
Pero como tu, me encanta la vida, y vivirla.
Un beso y gracias por tu opinión.

Luna dijo...

Gracias, Saba.
Un beso

Luna dijo...

Si Cass, yo suelo decir que si vivieramos todos los dias pensando que puede ser el último (sin que eso nos angustie) seríamos más diligentes con nuestras obligaciones y disfrutaríamos a tope de todo lo que la vida nos regala.
Gracias por tus comentarios.
Un beso grande.

Márcio Luiz Soares dijo...

Admito que evito pensar na minha morte, e não se trata de temor, apenas distancio meus pensamentos. E também não gosto de funerais: prefiro manter a imagem da pessoa com vida. Mas entendo que precisamos nos despedir das pessoas queridas e por isso tenho ido ultimamente. Enquanto eu lia "A Menina que Roubava Livros" refleti um pouco mais sobre essa questão e passei a lidar melhor. Por tocar no assunto, postei um trecho bem interessante do livro no meu blog (marcador Livros, "Diário da Morte"), recomendo. Depois me conta.
Beijo

Alaiana Santos dijo...

La vida es breve para derrochar con cosas sin importancia. Tenemos perdido un tiempo precioso ocultando sentimientos y cuando vemos no hay mas tiempo, las personas tienes ido sin que tenamos dito que as amamos.
Tengo pasado muy tiempo escondendo mis sentimientos. Sufri cuando yo perdi personas importantes sin hablar que as amaba. Hoy, hablo lo que siento mismo que eso me ponía expuesta.
Un grande beso y gracias por los comentarios en mi blog.

Luna dijo...

Márcio, leeré lo que me indicas y luego te contestaré.
Gracias.
Un beso

Luna dijo...

Alaiana, obrigado por escrever em español, mas se näo quizer usar o tradutor, eu falo-escrevo portuges.

Eu acho que uma das coisas mais importantes, como você bem dis, é sempre manifestar os nossos sentimentos.
Näo têr a mágoa de pensar...Eu devería de ter falado... dito...
agora já näo posso.
Muito obrigado por tua visita.
Para mim é um prazer, poder contar contigo nesta sala de amigos.
Um beijinho,

Vane dijo...

Yo creo que más miedo a la muerte comparto eso que sentiste al dejar cosas pendientes, los seres que amamos son prestados por un tiempo por eso hay que correr a abrazarlos y decirles todo lo importante que son, porque mañana o no están ellos o no estoy yo.

Aunque un poco triste el post no deja de ser bueno y reflexivo.

Saludos!

Luna dijo...

Gracias, Vane, si es un poco triste, pero las cosas tristes, también forman parte de la vida.
No dejes nunca de besar, abrazar, querer, es el intercambio mas gratificante que nos dá la vida.
Un besito, cielo.

Carol dijo...

El miedo a la muere lo veo como una coraza que nos protege en muchas situaciones peligrosas, que evita que corramos hacía lugares dónde podríamos hacernos mucho daño, ir con personas que nos maltrataran.

Ir al encuentro de la muerte es lo último que deseamos hacer e intentamos olvidarnos de que un día llegará… lo más tarde posible.

Porque lo terrible es que nos separa de nuestros seres queridos, se los lleva, nos llevará y el dolor es insoportable, sobre todo cuando la vida aún está por vivir, se lleva a jóvenes o niños.

También es doloroso cuando la muerte se lleva a esos seres que son parte de la familia y a los que se quiere tanto como son los animales de compañía, que han vivido tan cerca de nosotros, nos dieron su cariño sin condiciones y les dimos el nuestro y todos los cuidados que necesitaron.

La muerte es tan triste porque nos separa de los seres que tanto queremos y es un viaje sin retorno del que no sabemos nada seguro.

Por lo tanto disfrutemos de esta vida, de los nuestros, de los amigos y no hagamos mal a nadie, la vida es un regalo de Dios, solo Él nos la puede quitar.

Luna dijo...

Carol, magnifico análisis del porque nos atemoriza la muerte.
Estoy de acuerdo contigo.
A todos nos atemoriza, creo que más la muerte de los seres queridos, por el sufrimiento que esto nos genera.
Estamos de acuerdo en que la vila es un regalo y hay que disfrutarlo.
Un beso,

josé dijo...

No voy a analizar tus escritos, ni este o cualquiera de los demás que he leido con buena atención, o como se debe. Y comento porque me da hacerlo luego de las sensaciones que me llevo de aquí, realmente de las buenas, no se si las que esperaba pero si las que encontré. Te dejo mi afecto y tiempos mediante andaré por estos sitios, gracias.