CONVERSANDO:

Mi foto
Valencia, Spain
CONVERSANDO: para intercambiar ideas, opiniones, música, cuentos; estar con amigos. Podemos hacerlo en castellano, portugués y valenciano. Espero te encuentres cómod@.

domingo, 29 de marzo de 2009

F Á B U L A S--


EL LOBO Y EL PERRO.

Estaba un pobre lobo con la piel en los huesos gracias a la excelente guarda de los perros. Y topó con un dogo fuerte y hermoso, gordo y lucido, sin querer extraviado. Ir por él y destrozarlo, don Lobo lo hubiera hecho; pero el can era de talla para no entregarse sin combate. Le aborda, pues, muy humilde; habla con él y le felicita por su buen estado, diciéndole que le admira.

-En vuestras manos está, señor don Lobo -le replicó el perro- veros como yo tan gordo. Dejad los bosques, donde vosotros vivís miserables, famélicos y pordioseros, sin otro fin que el de morir de hambre. Nada tenéis seguro, ni bocado que tragar tranquilos. Seguidme y gozaréis de dorada suerte.

-¿Qué debo hacer para ello ? -preguntóle el lobo.

-Poca cosa -dijo el perro-: dar caza a los mendigos, adular a los de casa y complacer al amo para ganar como salario los sabrosos restos: huesos de pollo y pichones, sin hablar de mil caricias.

Ya imagina el lobo una dicha que le enternece. Mas ve por el camino el cuello desolado de su compañero.

-¿Qué es eso? -le pregunta-. No es nada -le responde-. ¿Nada? -Poca cosa.

-Pero ¿el qué? -Tal vez la argolla con que me atan. -¿Atado? -exclama el lobo-. ¿No puedes correr entonces por donde quieras?

-No siempre; pero ¿qué importa?

-Importa, sí; de tal manera, que a ese precio no quisiera ni aun un tesoro.

Dicho lo cual desapareció don Lobo, y todavía corre .


Es posible vivir sin ataduras y...¿no morir en el intento?
¿Tu que crees?

35 comentarios:

ALIX dijo...

Yo creo que es muy dificil,estan las impuestas,casi imposible
de desligarse de ellas,y luego las
elegidas y si tu las eliges Benditas ataduras...

Un abrazo y un Musu Supers como Tu.

Nuria dijo...

Algunas vienen impuestas como bien dice Alix, y es difícil desprenderse de ellas... pero sin duda las peores son las que nos autoimponemos nosotros mismos por no atrevernos a cambiar, o a romper cadenas, como la de la fábula ¿verdad?

Requiere valor, y firmeza, un convencimiento, e incluso apoyo.

Y siempre hay que pensar el precio que se va a pagar por ello, si merece la pena o no, todo no se puede tener, pero si consigues estar a gusto contigo, ya es un punto a favor.

Ataduras sociales, laborales, de horarios, ...sí, tenemos bastantes ataduras en ese sentido.

Un biquiño Luna

Nuria dijo...

De todos modos, lo hemos hablado ya más veces, salirse de la norma no está bien visto ¿no?

Yo creo que sí, merece la pena morir en el intento ;-)

Más bicos

tag dijo...

No es posible vivir sin ataduras.
Para nuestra desgracia, pero no.

Y mira que yo he sido de las que se rebelan, pues al final, a pasar por el aro.

Solo con repecto a la religión he mantenido mi criterio y he sido independiente, el resto de ataduras... ahi estan, atandome.

Besos

Luna dijo...

Alix, si, hay algunas imposibles y las que elegimos bien están.
Es un buen planteamiento, muy cabal.
Muchus supermusus,

Luna dijo...

Si, Nuria, también buen planteamiento.
Con algunas nacemos.
Las familiares,religiosas, sociles, culturales e incluso físicas.
Conforme vamos creciendo, por fuera y por dentro, y empezamos a pensar por cuenta propia y discernir, la mayoria las podemos cambiar.
Hay cambios que a no ser que nos toque la loteria, no podemos hacer.
Tenemos que trabajar, adaptarnos a unas normas de horarios, de civismo, de conviencia etc.
Pero creo que lo más impotante es la libertad de pensamiento.
Que ninguna doctrina, política, social, religiosa, o tribal, condicione como debo pensar y ser.
Como tu dices, Nuria, estamos muy atados a las normas de pensamiento.

Y creo que si podemos ser libres.
Si observamos respeto y tolerancia con los demás, eso es inquestionable y prioritario, podemos pedir lo mismo para nosotros.

Pero generalmente no es asi.
Cuando pedimos algo, nos tenemos que questionar, si, de antemano, estamos dando o haciendo lo que pedimos.

El conocimiento de nuestro yo, del proposito de ser feliz, del proposito de seguir adelante, de que cada nuevo dia sea único y especial, obtendremos la mayor libertad que e posible.
La de ser nosotros mismos.
Un besito

Luna dijo...

Tag, efectivamente hay ataduras de estrctura social que no puedes soslayar.
Son las normas.
Para que todo funcione bien, para todos, pues hay que pasar por el haro. como bien dices.
Pero, asi como dices que con la religión has mantenido tus propios criterios, y, no pasa nada, verdad?
Pues con muchos convencionalismos, yo creo que podemos hacer lo mismo y sentirnos más libres.
Con el tiempo las cosas atábicas van perdiendo peso específico, pero todavia hay, mucho "lastre" que vamos arrastrando cada dia y que nos hacen perder fuerzas, tiempo y libertad-
Un beso, chateta....

CASANDRA dijo...

ser libre..... mmm.... creo que es casi imposible.. pero sí podemos elegir algunas esclavitudes quizá.... creo que con más años somos siendo más libres en el sentido de menos dependientes....por lo menos lo trato. Libre de elegir con quiero estar, qué quiero hacer....y quizá más libre de mi dependencia de lo material...en fin, una utopía, a veces un poquito más cercana de llevar a cabo. besotes Luna querida... y gracias por tus generosos comentarios en mis blogs... todavía estoy bajo la presión de la falta de tiempo del sábado literario, algo que me ata, FELIZMENTE y me hace felíz!!! una cadena con la que me amarro a tantas lindas personas.

tag dijo...

Si, libres de pensamiento si que somos, pero atadaduras, muchas.
Las que elegimos y las que no, todas estan ahi, privandonos de actuar libremente en la mayoria de las ocasiones.
Y ya te digo, que yo soy de las que luchan para que eso cambie, pero me doy cuenta de la realidad.
Entonces, para qué negarla.
Es asi, me guste o no me guste.

Besitos

Luna dijo...

Si, Cass, bien lo dices.
Con los años, que no son otra cosa que experiencia, vamos dándonos cuenta de que tenemos libertad para muchas cosas, como las que indicas.
Elegir.
Eso es importantisimo.
Pero quizás antes, también pudimos ,y nos importó demasiado lo que dijeran los demás para hacerlo.
Que eso actúe como una polea, y sigamos haciéndolo cada vez más y seremos más libres.
Un beso amiga.

Luna dijo...

Tag, creo no hay que negar nada.
Hay que utilizar la lógica y el realismo.
Como dice Alix, las ataduras elegidas, no cuentas ya que no suponen ningún peso.
Las de pensamiento, conociéndote, creo que si, y que además eres una luchadora, también.
Pero si piensas en como era tu vida hace 20 años, y como es ahora, seguro que te has librado de muchas de ellas, sobretodo de convencionalismos.
Yo creo que son las que mas fatidian. Las que tienes que hacer, porque si, para que no digan, para que no se enfaden, para que haya paz....
De esas sabemos mucho las mujeres...
Un besito-

Hipatia dijo...

Pienso que es imposible vivir sin ataduras, porque las ataduras existen en múltiples colores. Dejando a un lado las insavables, se puede hacer sin dejarse la piel sacrificando cosas que, después de todo, no son tan importantes; por ejemplo vivir en el campo y no leer jamás la prensa: se pierde la noción de los días y de la realidad, y es una gozada.
No obstante conozco gente que presume de libertad (sin ataduras familiares, etc.) y languidece y se amarga alternativamente gracias al peso de sí mismos. Es que llevarse puesto y a solas no es tan fácil.
Un abrazo desde la Enterprise.

PD: qué bonito cuento, por cierto. Tuve una dogo (llamada Onza) maravillosa y el collar nunca le hizo una rozadura; el lobo se habría cambiado por ella, seguro jajaja.

Sabatino Di Giuliano dijo...

impossibile essere liberi
se ho capito la traduzione "maldestra" del traduttore automatico...
ciao luna
ti sento sempre tanto affettuosa e vicina
grazie col cuore
besos
saba

Nuria dijo...

Eh, me voy un rato y organizais una charla de café, jejeje.

Me ha llamado la atención esa frase tuya Luna "Yo creo que son las que mas fatidian. Las que tienes que hacer, porque si, para que no digan, para que no se enfaden, para que haya paz...."

Mi madre es así, y siempre hemos diferido en eso, siempre hemos chocado, porque yo no quiero ser así, ni comportarme así ¿por qué ceder siempre para que los demás no se molesten, o haya unidad? Eso significa asumir esas imposiciones en beneficio ajeno, sacrificando tu bienestar y tus decisiones.

Eso es un gran error. Si para que haya paz tienes que renunciar siempre, entonces es que no les importas suficiente a los demás ¿no?

Biquiños

Fernando Santos (Chana) dijo...

Olá Luna, belo post...Espectacular....
Um abraço

Luna dijo...

Querida Hipatia,
"No obstante conozco gente que
presume de libertad (sin ataduras familiares, etc.) y languidece y se amarga alternativamente gracias al peso de sí mismos. Es que llevarse puesto y a solas no es tan fácil."
Bueno, pues ahí es donde yo precisamente creo que debemos incidir.
Si procuramos nuestra libertad de pensamiento, la levedad que eso nos proporciona, nos hará más libres externamente.
Creo que una introspección, un análisis de nuestro yo, de nuestros errores, y poco a poco ir variando nuestra conducta, y si no lo conseguimos, pues buscar ayuda profesional.
Toda la vida arrastrar unas cadenas, puede ser una conducta demasiado pesada.
No creo que valga la pena, no hacer el esfuerzo.
Un beso grande.

Ricardo Musso dijo...

Hola Magah!

Buenísima esta fábula!,
Me gustó mucho!.
Afable para leer, y desafiante para reflexionar.
Me dejó pesando entre el SER de las cosas o personas, y el APRENDER.

Aprendemos, a los largo de nuestras vidas, infinidades de cosas (y no me refiero al conocimiento recibido por la instrucción formal: escuelas, universidades), y en base a esos aprendizajes, actuamos, con mejores o peores resultados. Pero el aprendizaje es lo incorporado, lo que se diferencia de lo innato.

El SER es la esencia, es lo que realmente SOMOS, no podemos modificar el ser porque está en nuestra conformación genética, en nuestro ADN. También en base al SER actuamos de una u otra forma.

El SER del lobo es distinto del del perro.
Su SER es sentirse y actuar en LIBERTAD, a pesar de los padecimientos que ello puede ocasionarle. Mientras que en la esencia del Dogo, está el de poder ser domesticado, sometido, aún a costa de su libertad, que la relativiza.

Me pregunto yo: ¿Cuál será el SER de nuestra condición de humanos, nuestra esencia?; ¿podemos actuar en contra de nuestra esencia?, y en caso que se pudiera: ¿tendrá sus consecuencias?

Por algunos de los comentarios pareciera que podemos APRENDER a portar los collares que no impone la sociedad, y la pasamos, gracias a ello, algunos muy bien, otros regular, y otros (¿muchos?), muy mal. Sin embrago, insisto, nuestros SER, nuestra esencia, ¿es de LOBO, o de DOGO?

Gracias por visitarme, y tus palabras!
Un abrazo
Rik

Ricardo Musso dijo...

Perdón…, el saludo era:

Hola Luna!, porque el texto es para vos!

Luna dijo...

Saba, questa volta sono d'accordo con lei.
Come ho detto ai miei amici, ci sono delle regole di convivenza, responsabilità sociale, che per un buon vicino, dobbiamo accettare.
Ma la libertà di pensiero, di sentimento, che, se ci sforziamo di realizzare.
Che ci fanno sentire libero, vero, autentico.
Come sono gli altri.
Cosa si aspettano da noi ad essere, al di là di ciò che sentono e pensano, sotto la nostra forma di essere.
Rispetto a quelli convenzionali, non conformi le nostre vite.
Dobbiamo sforzarci di essere un individuo e unico nel suo genere.
Che i vincoli sono solo quelli che vogliono, e non soffre non pesare.
Un bacio

amatamari dijo...

Un asceta responder que usted puede ...

Nosotros, que vivimos en la sociedad poder transformar
los lazos afectivos:
disolver las cadenas y deja vivir
la belleza de la relación.
El Buda enseñó esto: la vía del medio es vivir sin querer o retener poseer el afecto

Esto hace que sea libre el alma y la mente y nuestros sentimientos
se convierte en mayor...

Gracias por el escrito AmicaLuna

Un fuerte abrazo!

:-)

Luna dijo...

Ricardo, he leído tu respuesta muchas veces.
Te diré porqué. Porque opinar algo distinto a ti, me parece una osadía, ya que eres un profesional del pensamieto y de la conducta.
Pero, voy a decirte como "veo" tu análisis.
Vale, no discuto.
Somos como el perro. Amaestrados y podemos ser llevados con una cadena, sin que esto implique un sufrimiento vital.
Pero, si nacemos con esa condición genética, a lo largo de nuestra vida, cada uno vamos suplementando con nuestras vivencias, nuestro entorno, nuestro mimetismo esa singularidad genérica.
Esa singularidad es la que nos permite, sin que sea motivo de distorsiones psicológicas el adaptarnos a las normas sociales de convivencia, acatar leyes, y demás.
Pero hay muchas personas, que además de las "normales", y por lo tanto no nocivas, se sobrecargan con postulados, directrices, exigencias de terceros, llamanse religiones, familiares, amigos, sociedades, etc. que le hacen daño, porque sobrepasan el nivel de tolerancia que él esá dispuesto o capatitado para soportar.
Y son otra cosa de lo que realmente quisieran ser, y por lo tanto, se sienten atrapados y sufren.
Pero por conformismo, conductismo o falta de capacidad y fuerzas, no luchan. Simplemente, siguen con la vida con esa carga añadida.
Lo que les hace muy infelices y a la vez muy vulnerables.
Digamos que el perro está geneticamente preparado para llevar cadena, pero no para vivir en una jaula que lo enconrseta.
Estás de acuerdo.
Un beso fuerte.
(Cuando entré a formar parte de tu biblioteca, no sabia donde me metia jajajaja, y es que soy una inconsciente....)

Luna dijo...

Perdón Ricardo, me falta un punto de interrogación:
Estás de acuerdo?
Besos

Luna dijo...

Querida Nuria, efectivamente, es también lo que le intentaba decir a Tere.
Con el tiempo, con el aprendizaje, con la independencia para ser feliz, vamos modificando esas pautas.
Mira, tu madre,yo, nuestras madres, esas eran las consignas que recibíamos para propiciar felicidad.
Que era el objetivo.
Que haya paz!!!!
Que no se discuta, se dá la razón a todos, como a los locos, no importando lo que pienses tu además, pero sobretodo que haya
paz.
Si una pareja discutia, y tu insistia en tus razones y la cosa subia de tono o de algo más que tono, la culpa era tuya.
"Es que no sabes llevar a tu marido.Tu te callas, y cuando veas la ocasión, se lo dices con mucha sutileza, buenos modos y cariñosa...y así conseguirás mas, tontita..."
Eso se pasaba de generación en generación, Nuria.
Estoy hablando de mi, no de libros de historia.
Y esa conducta que eran? Cadenas.Sometimiento. ¡Ha hablado el amo.!
Pero esa era la jerarquia doméstica.
Luego estaba la religiosa y social.
Aqui hablaba excátedra hasta el apuntador!!!!
Menos los soldados, mujeres y niños jajajajaja.
Que mundo!!!!
UN BESITO.

Luna dijo...

Cari Amatamari totalmente d'accordo con la
In aggiunta vi sono un poeta dei sentimenti

Te voglio bene, AmicaAmatamari.

Tesa dijo...

Hola, Luna, creo que se puede vivir con las mínimas ataduras.

Nunca eligiría la de la soga al cuello, ni la adulación, ni la de hacer algo por el que dirán, por suerte siempre fui un poco "rarita" y voy al revés del mundo.

Me atan sólo las personas que amo y con lazo corredizo para que pueda soltarme sola cuando me apetezca perderme un rato.

El miedo..., los miedos y la baja autoestima son las peores ataduras de los hombres.

Me siento bastante libre, y nada desnutrida ni flacucha como el lobo de tu relato, ya quisiera yo estar más flacucha.

Besos, Luna.

Nuria dijo...

Tesa me ha gustado mucho esa definición del "lazo corredizo".

Bicos

Luna dijo...

Tesa, cariñet, lo de la delgadez, en este blog está censurado.
delga...que?
Como dice Nuria, a mi también me ha gusado tu planteamiento, y lo del nudo corredizo está genial.
Me lo apunto (citando el copiryte, por supuesto.
Un beso fuerte,

Sabatino Di Giuliano dijo...

Sei sempre la migliore... mi traduci in italiano
resterai sempre la mia caraamicaluna!!!
un bacio forte
Saba

Any dijo...

Ay Luna! Hay tantas cosas que te atan! Si sos inteligente con el tiempo te vas dando cuenta y vas siendo cada vez mas libre. Pero nunca del todo creo yo.
Lo del lazo corredizo que planteó Tesa me parece la mejor opción, aunque sea finalmente una "ilusión" de libertad, es mejor que sentirse atada.
un abrazo

Ricardo Musso dijo...

Hola Luna!

Mi comentario no fue ninguna afirmación, solo una reflexión, y preguntas, que las formulo para quien quiera responderlas (o formulárselas), y que también las hago para mí.

En este aspecto, no me considero ningún experto, solo formulo, desde “mis creencias”, lo que me respondo a esas preguntas basado en mis experiencias de vida.

Cuando dices: “Somos como el perro. Amaestrados…”, creo que entras en una contradicción.
No podemos expresar que el SER de algo, o alguien, a la vez es un SER que ha sido moldeado, modelado. Justamente porque el SER es lo primario, lo innato, lo puro, lo espontáneo, si se quiere, “lo más primitivo y salvaje”
Siempre “encorsetados”, demás esta decir, por un principio básico de cualquier ámbito de la naturaleza donde: “mi territorio termina donde comienza el de los demás” (eso lo sabe el Lobo también).

Desde mi nacimiento he aprendido ese principio básico, pero además, la sociedad y la educación formal, me ha sumado “corsetes” sobre el “deber ser, pensar y actuar” para no quedar marginado de las expectativas de los demás en el mejor de los casos, o, en el peor, ir preso por dictamen de la justicia, o encerrado en algún manicomio acusado de “loco”.

Me costó mucho llegar a mi esencia, a lo que considero mi verdadero SER (otros lo han hecho con menos esfuerzo) y hoy, a mis 58 años, he podido desprenderme de muchos de esas “fajas”, e insisto, sin invadir ni usurpar el “terreno ajeno”, me siento LIBRE (porque creo que esa es mi esencia, mi SER) para pensar, expresar y actuar como lo siento.

Jajajaja…Luna…, naaaaaaa de inconciencias, me enorgullece que participes de “mi biblioteca”, te leo y noto mucha sensatez en lo que dices, basada en tu experiencia de vida, igual que yo, más allá de títulos formales!

Un beso grande.
Rik

Carol dijo...

Querida Luna, yo como casi todos los mortales tengo ataduras, algunas son lazos muy dulces y los até muy feliz y así sigo, otros son compromisos porque por mucho que queramos no estamos solos en el mundo y de la misma forma que tenemos lazos atados con seres queridos ellos los tienen con nosotros, compromiso se llama,¿ no?. Es de seres maduros aceptar nuestros compromisos sin intentar huir, ni siquiera de nosotros mismos.

Un beso enorme Luna.

Vane dijo...

No sé si es posible vivir sin ataduras, no sé si llamaras así, pero es lindo vivir amarrado a ciertas cosas, porque esas amarras a veces te dan libertad aunque no lo parezca, impulsan tus alas y podes volar lejos, no hablo de dependencia pero si de esas cosas que son indispensables y hacen tu vida diferente.

Un saludo!

Luna dijo...

Any, en todo caso, con nudo corredizo, son lo que sea, pero que la soga no nos dañe más de lo imprescindible, si es que lo es.
Un beso

Luna dijo...

Ricadro, gracias por tus palavras, eres muy amable.
Un beso grande.

Luna dijo...

Carol, totalmente de acuerdo con tua palabras.
Me parece que nos parecemos bastante, lo que para mi es muy halagador.
Un beso grande.