CONVERSANDO:

Mi foto
Valencia, Spain
CONVERSANDO: para intercambiar ideas, opiniones, música, cuentos; estar con amigos. Podemos hacerlo en castellano, portugués y valenciano. Espero te encuentres cómod@.

miércoles, 2 de marzo de 2011

LOS JUEVES LITERARIOS - esta semana ... LA PRIMAVERA LA SANGRE ALTERA...






Más alteraciones primaverales en el blog de GUS



-Venga nena, no te enfades.
-Siempre estamos igual.
-Ya sé que mucha culpa de lo que pasa la tengo yo, pero ahora prometo que voy a ayudarte más en la casa, participar más en las tareas domésticas...

Los niños estaban acostados, como casi siempre, la mesa puesta para la cena, la lavadora en marcha, el lavaplatos cumplía con su función y en el sofá, una pila de ropa doblada y otra para planchar, aguardaban su turno.

De la cocina salía, impregnando la casa, un delicioso olor a algo que se cocinaba en el horno.
-Sí Carlos, esa oración de contrición, tu credo particular, lo has rezado otras veces, con golpes de pecho incluidos, no te molestes.

-Nena...
-Y no me llames nena, que sabes que no me gusta.
-Bueno, Marita, es que a la salida del trabajo Julio nos invitó a tomar una copa y unos pinchos para celebrar su...
-Calla, que no te he pedido explicaciones, no empeores la situación con mentiras y excusas, que esta conversación no es nueva.
-Pero Marita, si todo lo que hago, todas las horas que dedico al trabajo es para que tengamos una vida mejor, con más comodidades, que no falte de nada.
-Vale, y yo trabajo por deporte ¿no?
-¿Mi sueldo no cuenta?
-Marita que si trabajas es porque quieres, que te he dicho mil veces que te quedes en casa.
-Claro, menuda alternativa, de tener asistenta por las tardes, a asistenta por veinticuatro horas...
-Y cuando los niños sean un poco mayores, ¿qué hago? ...
-¿Un cursillo de sexadora de pollos ?
-Mujer...
-Si, claro siempre me queda un curso de fotografía, de macramé, de bolillos y de chino, que por lo visto es el idioma del futuro...
-Y todos los años que he empleado en prepararme profesionalmente, pues lo olvido...
-Así, podrás estar libre para ir a tu trabajo, almuerzos, cócteles, cenas, vinos de honor, etc. etc. como si fueras soltero.
-No mujer, podrías venir conmigo...
-¿Quééééééééééé????
-¡Sí hombre, de señora de... de florero!!!

Un portazo terminó con la conversación.
Carlos se sentó en el sofá, se aflojó el nudo de la corbata, y se sirvió un refresco.
El caso es que Marita tenía razón, esa conversación se había producido muchas veces.
Se marchaba temprano y regularmente comía fuera de casa y por las noches, no sabía ni cómo se dejaba liar a la salida...
Tenía que poner remedio, se jugaba mucho.

A la mañana siguiente, mientras se afeitaba, miró por la ventana y vio como nacía un día maravilloso, promesa de la cercana primavera.
Sí, ahora es la mejor ocasión. Un nuevo hombre nacerá como las flores de este jardín...
-Marita, esta semana, empieza una nueva vida.
-Yo me ocuparé del baño y de la cena de los niños... Y los fines de semana, me encargo de la casa...
-Bien, Carlos, no te olvides que es tu enésima promesa...
-Dáme tiempo.

Se oye la puerta del coche y enseguida el ruido de las llaves abriendo la puerta...
-Aquí está papá...que se va a encargar de tooodoooooo...
-Venga al bañito, que lo vamos a pasar fenomenal.
-¡¡¡A la bañera!!!!

Se abre el grifo y los niños se desnudan y se meten en el agua con gran alborozo...
-¡La guerra!!!! a la guerra....
-Pasa media hora y los gritos de los niños llenan toda la casa.
Marita está en la cocina, revisando algo de su trabajo en el portátil, mientras se hace la cena y, como de costumbre la lavadora y lavaplatros trabajan a pleno rendimiento.

-¡Maritaaaaaaaa!
-¡Maritaaaaaaaaa!
Se abre la puerta...
-¡ Dios mío!!!! pero si el agua llega al pasillo y, toda la ropa por el suelo, mojada...
-Marita, cariño, no veo el champú de los niños,
-Claro, que no lo ves, es que este baño es el nuestro, el champú de los niños, sus toallas, sus pijamas, zapatillas, sus cosas de aseo están en el baño de ellos.
-¿Me lo puedes traer????
-Dios mio, paciencia, paciencia....

-¡Esa cenita, para dos niños con mucha hambre!!!!
En la mesa de la cocina, estaban los platos preparados con la cena de los niños, el vaso de leche con cacao, las vitaminas, todo a punto.
Marita sale del baño, después de una hora, y en los brazos lleva un fardo de ropa mojada, las toallas llenas de jabón, la fregona y el cubo hasta arriba de la espuma que había estado recogiendo por todos lados.
-Marita, ahora querrás que los acueste, ¿verdad?
-Sí, por favor, a ser posible sin desmontar los muebles de la habitación.
Recoge la mesa, limpia las sillas, barre todas la migas del suelo y pasa la fregona por el suelo para limpiar la leche con cacao se se había derramado.
Mientras, en la habitación la algarabía subía cada vez de tono.
-Niños, por favor, a dormir que mañana hay que madrugar para ir al cole.
-Caray---mami con lo bien que lo estamos pasando...
-Nada, que hay que dormir, niños, lo que diga mami.

-Marita, ¿cenamos? tanta actividad me ha dado hambre.
-Ahora te pongo tu cena, yo no tengo hambre y tengo que tender la ropa, guardar las cosas limpias del lavavajillas, dejar los uniformes del cole preparados para mañana...
No terminó de hablar, un beso le hizo silenciar.
-Bueno, pues ceno y me voy a la cama mi amor, no tardes.

Estaba trabajando en su propuesta, cuando vio que tenía un email en la entrada del correo.
Lo abre y ve que es de Carlos.
"- Cariño, mañana he pensado que podríamos invitar a comer a mis hermanos con sus familias.
No te preocupes, yo me ocupo de todo...
Haré un asado en la barbacoa.
Sólo te pido que pases por la carnicería, pues a ti te conocen y te darán mejor carne.
Bueno, ya que estás allí, mira a ver si hace falta algo más....
Besitos, Carlos."-

Salió del trabajo y se marchó a la carnicería.
De paso, entró en el supermercado y también compró algunas bebidas, ensalada, un pastel de chocolate y helados para los niños.
Llegó a casa y en el contestador tenía un mensaje de Carlos.
-"Cariño, no voy a cenar, volveré tarde."-
Bañó, dio de cenar a los niños, les contó un cuento, planchó y se dio una ducha.
Ni siquiera pudo leer, estaba muy cansada y se acostó.
A la mañana siguiente, Carlos salió a la terraza y vio que tenía todo preparado.
La mesa puesta, los aperitivos, la ensalada...
-¿Enciendes tú la barbacoa, o lo hago yo?
-Marita, tu voz suena a reproche... es que anoche regresé muy tarde y...
El timbre de la puerta interrumpe la conversación.
Entran todos, e inmediatamente, Carlos, sus hermanos y cuñados se dirigen la barbacoa...
-Marita, ¿nos puedes traer unas cervezas?
-Marita, ¿puedes traer la sal y el aceite?
-Marita, ¿está haciendo un poco de humo...no estaría húmedo el carbón?
-Marita, cariño, ¿Un poco más de cerveza y unas almendritas?
-Marita...no te quejarás... cómo tienes dominado a Carlos, nos está contando que baña a los niños, ahora se encarga de la comida....qué suerte has tenido.
Marita que estaba llegando con la bandeja de las cervezas, se pára y deja caer todo lo que llevaba en las manos... Se hace un silencio muy molesto...
Carlos se acerca, y le susurra al oído
-¿Qué pasa? es que tienes la regla....
Marita coge el bolso y grita...
-No, es que... ¡la primavera la sangre altera!
Al momento se oye como el coche de Marita se aleja...
-Nunca entenderé a las mujeres.

34 comentarios:

Rosario dijo...

¡Me ha encantadooo!

Es lo que pasa y encima lo hacen estupendamente...
Pero ponen la cocina atascada de cacharritos y los baños llenitos de espuma y jaboncillo...
Tengo una hija que se llema Marita,
no tiene nada que ver pero...
¡Qué casualidad!
Un abrazo fuerte desde mi Librillo.

Manuel dijo...

jajajajaja, vale, habrá que asumir nuestra parte de "culpa", pero reconoce que has pintado un cuadro que no hace falta primavera para alterar la sangre, ajajjajajaja, por Dios que que tipejo !!!!
Un buen rato de risa
Un beso

Medea dijo...

Por Dios Luna, que casi me da un pasmo y solo lo estaba leyendo que si tengo a Carlos delante literalmente lo MA-TO,¡¡que agobio me ha entrado!!Yo soy Marita y no vuelvo hasta que pase la primavera, vamos que me voy a un balneario a descansar, de la casa, de los niños y sobre todo de Carlos para a la vuelta cogerlo en frio porque si lo cojo en caliente…es peor jajaja Me ha encantado tu historia, me deja una sonrisa para…ir a preparar la cena. Un besote guapa ¡¡muakssss!!

Sneyder dijo...

Genial ¡¡Me ha encantado!!
El relato se las trae, vamos que es de los que te alteran la sangre sin estar en primavera….

Un fuerte abrazo

Tésalo dijo...

Yo he cambiado mi rol, antes mucho más pasivo en esos asuntos de hacerme mi comida y mi menaje. Pero mi motivación, era hallarme en un mundo masculino muy apegado a unas formas propias de una vida independiente.
Haberse divorciado, quedarse viudo, haber vivido siempre solo.
El erotismo, por lo demàs, ha solido siempre haber estado algo presente durante cualquier época del año. Por lo demás, puede que una manera de experimentar la pasión màs relajante, sí que haya tenido que algo que ver con una estación y no con otra.


Tésalo

Chus dijo...

Jajajaja, Luna que bueno!!!!!. Como se nota que has sido ama de casa, madre, esposa, cocinera, educadora, plannchadora, enfermera, secretaria, y encima mujer trabajadora, etc...etc.....porque has descrito unas situaciones que si no las has vivido es imposible que sean tan reales.

No se, me has hecho retroceder unos cuantos años y has dibujado en mi cara una sonrisa cuando leyéndote había retazos de tu escrito que parecían mi propia vida. Otros no, eh!!!, que nunca hemos tenido barbacoa porque mi marido la odia. Bueno miento tuvimos durante una temporada, la de EEUU, pero sus hermanos no podían venir tan lejos, jejejejejeje.

Genial como siempre. Un beso.

Carmen Andújar dijo...

¡Vaya cara de hombre! no se como lo aguanta, ya decía aquel libro, "Como ser mujer y no morir en el intento!. Éste es un eemplo claro.
Un abrazo

cabopá dijo...

¡Cuántas Maritas hay por el mundo domestico!
Muy bien construido...Me gusta.
Besicos.

San dijo...

Real como la vida misma, hay demasiados Carlos y demasiadas Maritas que aguantan tanto AMOR, sí, a la pobre la primavera le alteró la sangre, bueno la sangre y las mismas entrañas.jajjaja, y es que con tanta ayuda como tiene no es para menos.
Menos Marita, menos cariños y mas acción.
Besos Luna.

Matices dijo...

A mi me da algo si me toca un "Carlitos", soy de las que no se puede quejar...

Aunque tengo que admitir que las tareas domésticas son poco agradecidas, no se terminan nunca

Besos

CORDOBESA dijo...

Jejeje que paciencia la de Marita, y que autentica la situación, hay muchos Carlos como el de tu relato.
Es que a veces prefiere una hacer las cosas, total para ir detrás recogiendo y perdiendo doblemente el tiempo.
Fantástico el relato de este jueves Luna, conforme iba leyendo, iba imaginando la situación y pensando en cual seria la reacción de ella cuando ya se hartara. Irse a dar una vuelta en el coche, fue lo más adecuado, yo le hubiera puesto la barbacoa de sombrero jeje.
Un abrazo guapa.

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Buenos días:

Buenísimo relato, sabes. Muy real.
Y yo siempre he predicado como madre de tres hijos, que hay que educar en la igualdad, que la casa la usamos todos.

Por cierto ya se acerca el día de la mujer trabajadora.

En fin que hay que revindicar.

Recibe besos de esta otra iaia, Montserrat

MARISOL dijo...

Pobre Marita !!! Me suena, me suena, muchas Maritas en el mundo. Genial lo bien que lo has contado. Pero claro, la culpa es de la regla, de la primavera o del cha-cha-cha... qué negra es la culpa que nadie la quiere !!! Besos pre-primaverales.

Any dijo...

A Marita no le quedan muchas alternativas. O se resigna a seguir con ese marido que repite su propio credo todos los días (que bueno esto del credo jajaja), o se busca otro. Eso si, el otro que sea cama afuera, que ya aguantó bastante con el plomazo este!
abrazos

Susurros de Tinta dijo...

Jajajaja, de verdad que hacer reir es lo más difícil del mundo, y lo has logrado, eso si, afortunadamente los chicos están cambiando y no lo dudes, la culpa es de Marita por aguantar tanto, estoy con ella, bolso al hombro y a tomar...vientecito primaveral!!!, miles de besossssssssssss

Alejandro Kreiner dijo...

Hacer un cambio de hábitos tan drástico lleva su tiempo.

Saludos.

Verónica Marsá dijo...

Pues lo tiene claro la pobre. A problemas gordos, soluciones drásticas. Tengo una amiga que decidió irse una semana a un balneario sin avisar teniendo la esperanza de que todo habría cambiado a su vuelta (la imagen de su casa era tal cual la describes)... Cuando volvió, la cas estaba en orden, todo en su sitio, olía bien...
El susodicho marido había llamado a su trupe de cinco hermanas y se habían instalado por turnos en su casa las 24 horas del día haciendo coladas, cocinando, yendo y trayendo a los niños del cole... Te aseguro que el tío no se alteró ni una pestaña, de hecho no fregó ni un vaso ¡Más libertad, más tiempo para él y MENOS REPROCHES!!! tal cual!

Besito.

LUNA dijo...

Queridos amigos, me doy cuenta de que no he escrito ningún cuento-ficción.
Creo que con otros nombres y, en otras situaciones, todos conocemos a Maritas y Carlos.

Los que peinamos canas, todavía hemos conocido a Carlos menos cooperadores.
Vamos, lo de bañar a los niños, ni de broma.
Lo de las barbacoas, chuletadas o paellas...bueno, pero eso si, como un cirujano de mucho prestigio. Todo preparado, incluído guantes puestos y por lo menos dos pinches a su servicio....

Luego, aplausos y vuelta al ruedo....
Por fortuna las cosas han cambiado y ahora tenemos parejas que viven hombro con hombro, uniendo fuerzas y esfuerzos.
Bien por ellos.
Besitos a todos y cariños.
Gracias por vuestros comentarios.

Celia dijo...

Bravo, bravo y bravísimo. Has hecho el retrato de una familia cualquiera en un hogar cualquiera. Creo que ahora, los chicos curran mucho más. Pero hace un tiempo, las cosas eran tal cual. En Primavera, verano, otoño o invierno.
Me ha encantado. De principio a fin.
Besinos.

Tia Lelé dijo...

Hola Luna.He encontrado tu blog y me encantado asi que me quedare acurrucadita a ver que pasa entre Marita y Carlos jajaja.Por estos lugares, los hombres cuando no nos entienden nos dicen "brujas" pues ORGULLOSAS de serlo jaja.Te dejo un beso desde estas tierras entrerrianas.-

Ana Tapadas dijo...

Só posso dizer: interessantíssimo!
Beijo

Mar dijo...

Desgraciadamente, me suena a algo muy familiar. Celebro que le hayas puesto un toque de humor y que ella pusiera tierra de por medio... ¿Permanentemente? Lo dudo... quedan por ahí los niños.
Afortunadamente, esa situación terminó para mí.
Un abrazo Luna guapísma.

Solitude dijo...

Luna, te ha salido bordado... vamos, que si llego a escribirlo yo, queriendo describir, mi experiencia, no me hubiera salido tan redondo...
...Aunque con todo mi cariño, permiteme que yo discrepe; no va a ser cosa de la primavera, noooo. Yo diría, que a Marita, como a tantas otras, acabó de salirle la "urticaria", no precisamente por los efectos secundarios del polen, sino por el ataque de mala leche, que le entró al preguntarse, mientras hacía malabares con la bandeja... ¿que, qué clase crimen había cometido ella, en sus 10 últimas reencarnaciones, para merecer un karma, tan pupas?... no se que respuesta obtuvo, a su pregunta existencial, pero el susto fue tal, que se le cayó todo al suelo, y apretó a correr... Por Diosss, jajajaja.

Luna he disfrutado muchisimo leyendote, gracias.

Un beso, grande.

Gastón D. Avale dijo...

JJOJOJOJOJOJO!!!!!! JAJAJAJAJAJAJAAJAJAJ!!!! POR FAVOR!!! ESTA HISTORIA TIENE QUE SER REAL!!! LO TIENE QUE SER!!! DECIME QUE SI!!! ESTA GENIAL! HACÍA RATO NO ME REÍA... PARA COLMO NO SOY MUY BUEN PENSADOR DE LAS VOCES EN ESPAÑOL...ASÍ QUE MI RISA SE MULTIPLICO IMAGINANDO UNA CONVERSACIÓN ASÍ, A LAS APURADAS...DIOS ESTE TIPO, COMO DICEN ALLA "MENUDOS COJONES" PARA ATRIBUIRSE SU TRABAJO...JAJAJA... TE PASASTE LUNA! GRACIAS POR COMPARTIR UNA ENTRADA QUE SACA BUENAS SONRISAS! BESOS PRIMAVERALES!

alfredo dijo...

Me parto por la mitad, y sin embargo debe ser para ponerse a llorar.

¿Un corto de ficción? ¡No! mas bien parece un NO-DO en colores.
Muy divertido, como si lo viera.

Lo peor de todo esto es que los Carlos que lo estamos leyendo no queremos ni pensar que algo de eso nos pasa a todos.

Besos

Pepe dijo...

No dudo de que sea verdad, ¡Dios me libre!. Como todos los tópicos, tiene un fondo innegable de verdad, pero los tópicos también son injustos
porque sólo reflejan una parte de la verdad. Cada vez más el hombre se incorpora, (nos incorporamos), en un plano de igualdad también en el reparto de las tareas hogareñas, pero eso parece ser que no cuenta, o cuenta poco.Divertida y ácida historia, aunque a mi modesto entender, algo sesgada.
Un abrazo.

Teresa Cameselle. dijo...

¡Pues ya tardó en dar el portazo! Me estaba poniendo de los nervios ese marido, jaja.
Buena historia.

teresa dijo...

¡¡¡Cuantas Maritas y cuantos Carlos!!!sobre todo, como dices Luna, los que ya tenemos algunos años. Los de nuestra generación han estado muy mal acostumbrados por suerte las parejas de hoy van codo a codo y llevan las tareas de la casa mas compartidas. Luna, estaba leyendo tu relato y lo estaba viviendo. Un beso muy grande querida amiga.

gustavo dijo...

agúela, sabes que esa frase final es tan cierta como que acabo de hacer la cena y acabo de fregar y ya he metido la ropa a la lavadora?...no hay quien entienda a las mujeres¡¡..jaajjaaj
de ser yo marita, al tal carlos le hubiese dado de lechaes hasta que se le borrara la foto en su carnet de identidad....
ah. aun así, sigo sin entender a las ujeres....
medio beso, agúela.

Juan Carlos dijo...

Bueno, como hombre y Carlos (por el nombre, eh) toca hacer examen de conciencia y me he visto reflejado en varios aspectos. Eso sí, ni de lejos el descaro, la desvergüenza y la insensibilidad de este Carlitos. Y además seré inútil, pero no tanto.
Estupendo relato amiga. Un beso.

Natàlia Tàrraco dijo...

Ayyyyy que me has puesto de mala uva, uyyy que esa canción me suena, !mecachis! espero que Marita se largue para siempre que eso no es vida, que se largue y los deje plantaos, vamos ni sacar la basura cuando se largue, naaaaa de naaaa. Me hierve la sangre Lunita con esta primavera alterada de mujer esclavizada...¿hasta cuando? !Que le den morcilla al Carlitos! A Marita no la salva más que sí misma, en primavera o en otoño !co...!
Besito después de la Galia, que antes no pude comentarte.

Belkis dijo...

Hay muchas Maritas y muchos Carlos. Triste pero real, las mujeres muchas veces tenemos que soportar más de lo debido, así es que un día con o sin primavera nos envalentonamos y hacemos lo que debimos haer hace muuuuuuuucho tiempo.
Muy buen relato Luna.
Te dejo un abrazo enorme.

CAS dijo...

Me he demorado en pasar este jueves y me pregunto entre risas y ganas de asesinar: HABRÁ VUELTO MARITA? espero que nooooooooooooo. Este Carlos es de lo peor. Todos tenemos un podo de todos pero hay tipos así, claro que sí, y lo que se merecen es....bueno me lo reservo, Lunita, tú dice que soy una poetiza y no quedaría bien, hablar de ese modo...jajaj

Un relato tremendamente anecdótico y entretenido, parece que lo estamos viendo, por suerte, en un televisor....(más vale)

BESOTES

María dijo...

Verídico como la vida misma MARU,

efectivamente en general, no esa que el género masculino en casa carezca de buenas intenciones, que en le fondo me consta que las tiene, es que su incapacidad para desenvolverse con soltura y cierto sentido común, en el medio doméstico, es más que evidente.

En ocasiones, la ayuda resulta el doble de trabajasa que su pasotismo. Sieeeeempre tiene disculpas para todo los imponderables que les van surgiendo y que una debe de solventar... y yo me pregunto ¿qué sería de este mundo si nosotras actuáramos con la misma ineptitud que ellos? jajaja

Bueeeno, habrá que quedarse con la parte positiva y es que siempre que lo vayan intentando malo será que poco a poco la cosa no mejores. Si no mejora, me temo que como tú MARITA, terminaremos haciendo muchas de pura desesperación que entra a veces al ver que no hay manera de que alguien nos comprenda y de verdad nos eche una mano efectiva en el día a día.

Mil besos cosa guapa ¿a que Pepe, si qué es un amor y no produce inundaciones ni cosas semejantes en le baño? es que esa es otra, la experiencia es un grado:-)


Mil besos guapísima, además de realista muy divertido MARU.


PD
Por cierto, no pienses ni por un segundo que estoy mal por la entrada que he hecho ... me temo que os ha debido dar esa sensación a muchos y para nada, estate más que tranquila, no me gusta la lluvia y me dió por hablar a partir de eso, pero afortunadamente estoy muy bien cielo.

Sea como sea me ha encantado como me has acunado en tu regazo, MARU, no me canso de decírtelo...¡¡ eres un cielo completo !!...¡¡vaya suerte tienen sobre todo tus nietas!! lo digo porque como ellas son pequeñitas seguro que reciben esa tonelada de cariño del que hasta aquí se sienten sus caricias. Graaaaaaaaaacias MARU

Muaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaakss ¡¡feliz semana!!