CONVERSANDO:

Mi foto
Valencia, Spain
CONVERSANDO: para intercambiar ideas, opiniones, música, cuentos; estar con amigos. Podemos hacerlo en castellano, portugués y valenciano. Espero te encuentres cómod@.

jueves, 22 de abril de 2010

LOS JUEVES: RELATO . "INTIMIDAD"


Carmen, está jugando con su hermana mayor, Lucía.
De momento, suelta un sonoro pedo.
-Carmen, eres una cochina...
Carmen Mira a Lucia y se echa a reir.... yo he hecho un pedo...grande....grande....
-No tiene gracia, Carmen, la señorita ha dicho en clase que eso, es una cochinada, y que solo se hace en la intimidad....

Al rato, empieza a dolerle la tripita y le dice a Lucía:
-Voy a hacer caca ¿Me acompañas?
-Ni hablar, cochina, eso de hace en la intimidad... Lo dice la seño....

Y Carmen, triste y sin entender nada, se vá solita al baño...
Cuando se tiraba un pedo, muy fuerte, se reían las dos...
Cuando iban a hacer caca, siempre iban las dos y mientras, charlaban....
Ahora había que hacer todo eso en otro sitio... en la intimidad.... ¿Pero dónde estaba eso?

Oyó la voz de su mamá:
-Niñas...al bañito...
Caray, eso si es divertido, bañarse con espumita, con los juguetes y con su hermana....
Acudió corriendo, y cuando llegó, ya desnudita, porque se fué quitando lo que le quedaba de ropita, después de ir al lavabo, por el pasillo... se encontró a su hermana peleándose con su madre....
-Ni hablar, no me quites las braguitas, lo haré yo sola... y además no me baño con Carmen, porque esas cosas se hacen en la intimidad...
-Carmen, ¡fuera de aqui.!
-Eres una cochina, además, mira como vas, desnuda...
Carmen miró su cuerpecito en el espejo del baño.
No vio nada raro...¿ porque era cochina?
-Escuchó la voz de Lucía....
-Uno se queda desnudo, en la intimidad....
-Sal ahora mismo del baño, que me voy a bañar sola, en la intimidad....
Un poco desconcertada, salió y su mami le bañó después, a ella solita....
Cuando salió del baño fué a buscar a su hermanita...
-Lo siento, voy a hacer los deberes, y necesito estar en intimidad...
Salió de la habitación , con los ojos húmedos...Tenía muchas ganas de llorar...
-Mientras, llegó papi.
Muchos abracitos, muchos besitos, una voltereta por los aires.... y se oye la voz de mamá.
-Vamos...todos a cenar....
Cenaron y luego a la cama....
Tenía muchas ganas de hablar con papá y contarle todo lo que había ocurrido ese día ...
-Buenas noches, mi amor...
-No, papi, quédate, tengo que hablar contigo...
-No mi amor, ya hemos jugado y ahora tengo que estar un ratito con mami, nosotros necesitamos un ratito de intimidad.....¡.Que duermas bien!!!!!

A media noche, se oyeron unos gritos desgarradores en la casa, un llanto sin consuelo...de pánico... de pavor....
Venían de la habitación de Carmen.
Se levantaron lo papás, y se acercaron a la camita de Carmen.
Estaba sentada en la camita, con los ojos abiertos pero sin ver, llorando my fuerte, agitando los bracitos, sin consuelo...
La sentaron en el regazo, intentando sacarla de ese estado...pobrecita, no era consciente de la realidad....
Tenía los ojos abiertos, pero seguía sumida en la pesadilla...

-Pero, ¿qué te pasa?
-Venga, cariño solo es un sueño...
-Aquí están los papás...
-Estáte tranquila...
-No pasa nada....
:Siiiiiiiiiiiiiiii, si pasaaaaaa.............
-No, mi mor, no pasa nada......
-Siiiiiiiiiiiiiiiii, si, pasaaaaaaaaaaaaaaa.....

-¿Qué es lo que pasa?
-Quiero que cerréis con llave, la puerta de la intimidad.....
-No quiero que nadie entre allí, por favor......
-No os vayáis a la intimidad....
-No quiero, no quiero.... Me quedo solita.......No me gusta....
-¡¡¡¡NNNNNOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO!!!!!!!!!

Podéis encontrar más relatos sobre el mismo tema:
http://callejamoran.blogspot.com/
Gracias Gustavo por el trabajo de coordinación.

42 comentarios:

impersonem dijo...

La visión natural de los niños choca frontalmente contra la regulada visión de los mayores... y a veces ese choque les produce graves pesadillas...

Besos.

CAS dijo...

"dónde queda la intimidad?" Qué bueno Luna. Me inspiró mucha ternuna, tan desprotejida, tan indefensa ante esa intimidad que no entendía...Me gustó el trayecto que tomó el relato y me hizo pensar, que -sobre todo los que fuimos formados/educados? en otros tiempos, cuánto tuvimos que andar para quitarnos todas esas normas que sin entender adoptamos como propias y luego muchas veces nos hicieron despertar y sufrir como tu niña del relato.
Un abrazote, por aquí desayunando.

Susurros de Tinta dijo...

Me ha encantado este relato Luna, es perfecto, es fresco, es auténtico como lo son las mentes aún sin desfigurar de los niños, la intimidad son cadenas que nos arrastran a la soledad, todo un punto de vista que por lo evidente, resulta novedoso, miles de besosssssssss.

LUNA dijo...

Queridos amigos. IMPERSONEM, CAS Y SUSURROS DE TINTA....
Gracias por vuestra opiniones...
El tener nietas, me ha hecho ver el gran abismo que tenemos que cruzar los de "nuestra" generación, con los atavismos y rémoras de una educación mojigat..., con la realidad, evidente, lógica y necesaria de las generaciones de niños de ahora.....

Participo y fomento, que a los niños se les ha de educar en la verdad, el conocimiento y la realidad de cada dia..., reales, tal como son.
Es mucho peor una escena de violencia, que en la visión de un cuerpo desnudo, o de la verdad...desnuda....
Cuánto nos queda por andar, ¿No?
Gracias por venir....
Un besito

LUNA dijo...

Impersonem, amigo, creo que todos podemos escribir una historia sobre eso ¿no?
Besitos

LUNA dijo...

Querida Cass. resalto:
sobre todo los que fuimos formados/educados? en otros tiempos, cuánto tuvimos que andar para quitarnos todas esas normas que sin entender adoptamos como propias y luego muchas veces nos hicieron despertar y sufrir como tu niña del relato

Mira, los años que soy mayor que tu, me permiten ver esta perspectiva, desde otro ángulo....O tal vez sea el mismo?
No lo sé, ya tengo un post n la recámara....un poco de ¿hermanamiento?
Un besito cariñoso......

Sol - Imaginario Desesperación dijo...

Luna, me conmovió muchísimo este relato. Adaptás muy bien la voz de la niña y la llevás bárbaro.
Me encantó.
Cariños!

Ricardo Musso dijo...

Hermoso relato Luna.

Es paradójico ver como la cultura occidental (y varias que son aún más rigurosas) ha permitido un asombroso progreso en el campo de la biología y la tecnología, facilitando una mejor calidad de vida para el ser humano, y sin embrago, en cuanto a la vivencia natural con que de niños tomamos las manifestaciones de nuestro cuerpo, y el cuerpo mismo, se empeñan tanto en sancionarla!.

Otro tanto ocurre cuando se margina a la joven embarazada, se prohíbe el recurso del aborto para quien no desea tener un hijo en determinada etapa de la vida, se censuran el uso de métodos anticonceptivos, sobre todo de parte de las religiones, o se impide el derecho a la eutanasia cuando un individuo considera oprobioso su estado de supervivencia.
Todos hechos que antes de antes, se tomaban con total naturalidad!.

El aborto existe desde tiempos inmemoriales, al igual que el preservativo, que en sus comienzos se hacían con tripas de animales, y el derecho a morir lo refleja muy bien la película y libro "En el país de las sombras largas" de Hans Ruesch.

Besos.
Rik

Tèsalo dijo...

A veces, me he tenido que ir al extremo. Asì me entendìa algo mejor.

Muy buen relato.

Tésalo

Pepe dijo...

Precioso tu relato, desde la inocencia y la ingenuidad de una niña que no entiende el mundo de los mayores. Te diré: Soy padre de cuatro hijos y la desnudez ha sido algo natural y no ocultada, aunque tampoco expuesta innecesariamente. Las puertas de nuestras habitaciones siempre estuvieron abiertas y, sin embargo, cada uno de mis hijos, de forma natural, fué cerrando la puerta de su cuarto cuando necesitaron su propio universo, su propia intimidad.
Un abrazo.

César dijo...

Una nueva perspectiva de la intimidad.
Casi estoy por decir con esa niña que hay que cerrar con siete llaves la puerta de la intimidad.
La pérdida de la inocencia nos hizo buscar la intimidad.

VERÓNICA MARSÁ dijo...

Exacto, ahí está la intimidad: DONDE A UNO LE PLACE, DONDE LE HAN ENSEÑADO, DONDE SIENTE QUE DEBE ESTAR, DONDE LE DICTA SU CONCIENCIA... RELATIVIDAD, amiga mía. Ese es el conflicto.

Besitos.
Te pido disculpas, creía que estabas en mi blog añadida y no te encontraba. Ahora ya.

Magamerlin dijo...

Los cambios son duros, sobre todo para los niños cuando ven que los demás evolucionan, no lo entienden.
Besos, hasta pronto.

Belkis dijo...

Muy bueno Luna, a veces en la estrepitosa búsqueda de intimidad dejamos de lado lo más valioso de nuestras vidas. Es muy importante encontrar el equilibrio.
Un beso

Chus dijo...

Luna:

El relato es original tuyo?

Genial , está muy bien redactado y expresado.

Yo soy defensora del derecho a la intimidad en todos los aspectos.

Creo que es necesaria sobre todo cuando somos adultos. Asi me han educado a mi y asi he educado a mis hijos.

Una carca, ¿no?. Pero no me importa

Besos.

LUNA dijo...

Sol, gracias por tu halagador comentario, me alegro que te haya gutado.
Un besito

LUNA dijo...

Ricardo, tienes razón.
Somos muy pudorosos con nuestro cuerpo...
Es casi una contradicción, porque al final, todos somos iguales, bueno, mejor dicho, tenemos las mismas cosas....Nadie se va a sorprender de nada....

Pero además, como bien dices también, parece que todos nos tienen que decir qué hacer con nuestro cuerpo....
Creo que todo eso nace del concepto de pecado inculcado por las religiones.

Es como si nuestro cuerpo fuera una maldición, el motivo de todos los males.....
Un besito amigo.

CORDOBESA dijo...

Un bonito relato que expresa la ingenuidad de los niños.
Como es natural hay que tener momentos de intimidad, cada persona necesita esos momentos, pero con naturalidad sin tener que aislarse de los demás.
Con los nietos se aprenden muchas mas cosas de los niños que con los hijos, por tener más tiempo y más paciencia para escucharlos.
Daré un vistazo en el blog de callejamoran, seguro que paso un buen rato. Un beso Luna.

LUNA dijo...

Tésalo, gracias por tus palaras y tu visita.
Un besito

LUNA dijo...

Pepe, estoy totalmente de acuerdo contigo.
Así hemos procedido nosotros en casa, también.
Nosotros, mi marido y yo nunca hemos cerrado puertas...
Lo mismo hacen mis hijos con mis nietas y nosotros.
Que los que cierren las puertas sean ellos, y eso sí lo respetamos...
Un besito y gracias por tu visita.

LUNA dijo...

César, totalmente de acuerdo contigo.
La pérdida de la inocencia,...
que ironía, verdad.
Un besito, amigo

LUNA dijo...

Me ha encantado tu pensamiento...
La intimidad tiene que estar en donde uno quiere que esté, como casi todo en la vida...
Otra cosa es que podamos....
Pero no cercenemos la vida de los demás con la intimidad impuesta....
Gracias por venir, por quedarte.
Un besito

LUNA dijo...

Megamerlin, los niños se sorprende, de la evolución, de la involución...quién lo sabe....
Un besito

LUNA dijo...

Belkis, tienes razón. ¿Sabes? a mi me gustan las puertas abiertas...
Se puede enrtrar, se puede salir.
Un besito

LUNA dijo...

Hola Chus!!!!
Lo importante es eso, que cada uno viva como quiera,
sin que imponga ni le impongan....

Si, el relato es mio.
Gracias por tus palabras.
Un besito, amiga.

LUNA dijo...

Luisa, amiga, efectivamente, con los nietos, como digo siempre, acabas de conocer la vida en toda su plenitud....
Sin prisas, sin complejos...
Un besito, querida amiga.

Carol dijo...

Yo soy una defensora de la intimidad, de los demás de la mía...cierro puertas.

No me educaron en un espacio muy cerrado pero mi timidez me encerró y siempre tuve mucho pudor a mostrar físico y sentimientos aunque respeto la opinión contraria.

Excelente relato Luna.

Un beso enorme.

maria jose moreno dijo...

Me encanta la inocencia de los niños y cuando se pierde es una pena. Pero a veces los mayores no sabemos el daño que podemos hacer en esa inocencia, pensando que ellos entienden nuestras palabras y conceptos y llegamos a esto...
Magnifico Luna
Un besazo

cabopá dijo...

Es precioso Luna,tu relato de este jueves...Ay,la intimidad qué cosa tan compleja para niños y mayores..
Siempre en mi casa las puertas de las habitaciones permanecen abiertas de par en par...
Besicos amiga.

Any dijo...

Ohhh me dió mucha pena! Es cierto que vamos perdiendo espacios y libertades a medida que crecemos. Supongo que hay que lograr un equilibrio entre la intimidad que necesitamos y aquello que compartimos con los demás.
Todos tenemos un espacio de intimidad, pero tampoco es cuestión de irse al extremo opuesto y aislarse.
un beso

Isabel Estercita Lew dijo...

Que lugar tan espantoso, por desconocido, puede llegar a ser la intimidad para los pequeños.

Supongo que mientras escribías el relato te mimetizaste con carmen, parece realmente contado por una niña, aunque no usaría tantos diminutivos :)

Buen trabajo Lunita, vi que participás de un taller virtual, y que hay un buen grupete compartiendo escritura, eso es buenísimo, muchacha.

Besotes

Estercita

tag dijo...

Un relato muy tierno.
Me he ido imaginando la escena mientras leia la historia, y hubiera abrazado a Carmen muchas veces, conforme se iba llevando chascos con su hermana y con sus padres.
Todo el mundo reclama intimidad y ella pensara ¿y eso que es? algo malo debe ser porque si me aleja de los que mas quiero....
Logico que luego tenga pesadillas, porque a esa edad la intimidad es algo innecesario e incomprensible.

A mi me ha ocurrido lo mismo que a Pepe.Siempre me he mostrado desnuda con mis hijos, no he cerrado puertas ni el baño ni en el dormitorio, y sin embargo ellos,ya hace muchos años, desde la adolescencia no les he visto desnudos y siempre cierran la puerta de su habitacion por la noche.
Besitos

LUNA dijo...

Carol, gracias por tu visita...
A mi me educaron con las puertas cerradas, pero yo eduqué con las puertas abiertas.
Lo importante es e todos nos encontremos cómodos, abiertas o cerradas.
Un besito, amiga.

LUNA dijo...

Maria José.
Cuando pretendemos que los niños entiendan nuestros conceptos, sin tener en cuenta los de ellos, es verdad que le podemos hacer mucho daño....
Un "porque sí" es muy duro...
Gracia por venir.
Un besito

LUNA dijo...

MariCarmen. Todo, cuando no es comprendido, es muy duro para los niños.
Ya he comentado más rriba, yo me crié en una casa de puertas cerradas, pero las de mi casa, siempre estuvieron abiertas.
Es cuetión de elección.
Un besito y gracias por venir.

LUNA dijo...

Estercita, querida, todo lo desconocido, impuesto, puede ser un lugar horrible para los niños...no compenden, y les asusta.
Si, conté la historia pensando en mis nietas Laura y Blanca (8 y 3 años) y en más o menos como va funcionando su pensamiento. No tiene mérito, ese es fácil, basta con observar y escuchar...
Se aprende mucho...
Me encantan los talleres literarios, también aprendes mucho...
Un besito y gracias por venir.

LUNA dijo...

Any, cuando leí tu cuento, me hizo mucha gracias.
Pensé que era el "anverso" del mio...
Tu con tu sobrina y yo con mis nietas....
Gracias por tu comentario.
Un besito

LUNA dijo...

Qurida Tere, escribí el cuento, como digo más arriba, pensando en Laura y Blanca (8 y 3).
Esos 5 años de diferencia separan el comprender las cosas o no....
De todas formas, Laura, la mayor, cuando voy a su casa, aún me dice: Iaia ¿me acompañas al baño? ¿Duermes conmigo?¿ Te estás aqui conmigo?'.
Como también digo en otras respuestas, creci en una casa de puertas cerradas, y mi casa es de puertas abiertas y las de mis hijos también, con sus hijas.
Mi casa, con mis nietas, sigue siendo tambien de puertas abiertas....
Enfin, que cada maestrillo, tiene su librillo.
Un besito, cariñet.

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

Luna, sencillamente un maravilloso relato, el diálogo con la voz de la niñita, emociona, la inocencia señala nuestras, a veces, mezquindades. Digo como Pepe, así nos encontramos en casa, lo mismo con hijo e hija.
Tierno, emotivo y a la vez terrible relato. Se nota que eres abuelita, el contacto con la niñita te recupera la inocencia y la entiendes, felicidades, cariño, tiene suerte la nieta.
Intimidad de la hermana adolescente, de lo padres, imposiciones y prohibiciones, no hagas esto, cochina...a la criatura se le derrumba la ingenuidad y se resiste, que duro crecer. Un besitooo dulce.

LUNA dijo...

Natalia, me es muy fácil hablar por boca de mis nietas... no tiene mérito...
Solo hay que escucharlas.
Un besito

alfredo dijo...

¡¡Vaya trajín, que me llevan las niñas!!
Menos mal que los abuelos lo tenemos más claro y tiempo habrá de aclarar conceptos, todo lo que viene de los niños es natural y susceptible de cambios en cualquier momento.

Los niños son esponjas, tanto para los comportamientos, como para las explicaciones.
Cambiemos la prisa por la paciencia.

Muy tierno el relato.

Abrazos

LUNA dijo...

Alfredo, querido amigo!!!!! Te echaba de menos!!!!
jajajaja si con niños, siempre hay trajines...Benditos trajines....

Cuánto nos enseñan, solo hay que tener un poco de paciencia y esucharlos, lo que dicho de paso es un placer....

¡Ya quisiera yo oír tus conversaciones con tu nieto!!!!!Contestando todos los "por qués"....
Un besito, amigo,