CONVERSANDO:

Mi foto
Valencia, Spain
CONVERSANDO: para intercambiar ideas, opiniones, música, cuentos; estar con amigos. Podemos hacerlo en castellano, portugués y valenciano. Espero te encuentres cómod@.

lunes, 4 de mayo de 2009

EN LA CAFETERIA


Miró el reloj. Faltaban quince minutos, para la hora acordada en la cafeteria de la Rambla, con sus amigas.
Bueno, no eran exactamente, lo que ella consideraba que definía esa palabra.
Eran las esposas, de algunos compañeros de trabajo de su marido.
Estuvo tentada de marcharse y, desde la esquina siguiente, cuando ya estuvieran todas reunidas, llamarles poniendo alguna excusa, que justificara su no asistencia.
Se paró en un escaparate y se miró.
Si, iba bien arreglada. Aquel traje chaqueta-pantalón le sentaba bien, y combinaba bien con los zapatos y bolsos elegidos.
La verdad, es que considerando la edad que tenía, se veía bastante bien.
Era alta, ni gorda ni delgada, y por su forma de ser, actuar y vestir, aún era resultona.
Bueno, no es que se sintiera especialmente exsultante en aquellas reuniones de café y charla a media tarde, una vez a la semana. Las cosas en común no eran muchas, la verdad, pero no quería resultar grosera.
Estar allí charlando de cosas sin importancia, durante un par de horas, tampoco implicaba gran sacrificio.
Esa actitud indecisa, la estaba poniendo nerviosa.
Empezó a andar más despacio, barajando los posibles temas de conversación.
Habían madres y abuelas.
Seguro que se establecía una especie de competición, para ver qué niño era el más listo, inteligente, gracioso, simpático y guapo...
En esas competiciones, una habla y las otras NO escuchan. Miran sonriendo bobamente, esperando su turno de réplica, para aportar toda serie de datos y excelencias de su vástago o nieto....

Otra posibilidad, los Maridos.
Dos opciones
DEFECTOS: El menos colaborador en casa, el más desastrado, el más despistado, el más maniático, el más impaciente, el más intolerante...
Posturas: Atentas todas (tiene mucho morbo, porque todos se conocen y son compañeros de trabajo) ligera sonrisa, ceja derecha levantada, esperando turno y con el pensamiento de : "Ahora varéis cuando yo cuente lo que es un tío desastre...."
VIRTUDES: Marido maravilloso, ordenado, atento, coopera en casa, manda flores, se acuerda de los aniversarios...
Posturas: Menos intervenciones, más silencios, sonrisas burlonas y miradas incrédulas...
Otra posibilidad y TEMA ESTRELLA: DIETAS
Aquí la respuesta es muy variopinta.
Desde la que dice que no hace nada, que ella puede comer todo lo que le apetezca que no engorda, que nunca ha hecho dieta , y deja entrever que esa maravilla de la naturaleza que están viendo es pura genética...
Posturas: Rostros serios, mirada fulminante y pensamientos de desprecio e incredulidad.
Hasta, la gordita, que todo lo cuenta y que reconoce públicamente el gran placer que le proporciona comer, y su incapacidad para hacer una dieta y menos, hacer ejercicio...
Posturas: Sonrisas irónicas, asentimientos con la cabeza ante sus generosas curvas, y consiguientes signos de exclusión del grupo, en la conversación, por su actitud tan débil y lastimosa...

Otra posibilidad. Considerando que los maridos son compañeros de trabajo, y entre ellos hay un escalafón de mandos, la conversación puede centrarse en la actitud de trabajo, entrega total, sacrificio y demás dones que posee cada uno.
Posturas: Semblantes de incredulidad, sonrisas displicentes , y pensamientos tipo;
Si yo contara lo que sé.....
Y por último, pasando por alto, temas como el servicio doméstico, la vida social, los suegros y cuñadas, las habilidades culinarias y artísticas de cada una, etc.,
Queda un tema
EL SEXO.
Bueno, aquí tengo que reconocer, que en este tema, las mujeres suelen ser más honestas y realistas. No compiten, y si lo hacen es como chanza...
Incluso se ayudan con consejos de sus épocas de inapetencia, por trastornos hormonales, por edad, por problemas.
Que tampoco son tantas, como como comentan los bulos y fantasías masculinas, de machos insaciables y siempre dispuestos a dejar el pabellón bien alto.Las mujeres no sienten esa necesidad, por lo general.

Miró el reloj.Eran las cinco en punto de la tarde.
Respiró hondo, y haciendo un símil taurino, con una amplia sonrisa, cuerpo erguido, hombros rectos, se dijo:
Venga niña, ¡Al toro!
Abrió la puerta doble de la cafetería y, con paso seguro, se dirigió a la mesa en donde estaban las otras mujeres.

30 comentarios:

Vane dijo...

Definitivamente éste tipo de charlas no van conmigo, espero no tener amigas así, y si me toca ir a reuniones de este tipo seguro se me va a notar en la cara que estoy incomoda, con eso de que mi cara me delata es un problema.

Mas allá de que te guste o no estas charlas tu post es una realidad, estas reuniones existen a cada momento.

Un saludo y buen inicio de semana!

tag dijo...

Yo como Vane, ese tipo de reuniones de compromiso no van conmigo, y además, no he sido nunca demasiado diplomatica, asi que mejor tendría que haber estado calladita, porque si hubiera hablado seguramente hubiera dicho alguna inconveniencia.
Y luego los cotilleos cuando me hubiera ido....uffff.
Que rollo.
No, yo seguramente me hubiera escusado de esas reuniones.
Tu eres más indulgente que yo, Luna.
O simplemente has participado en esas reuniones un poco obligada por tus circunstancias y por complacer a tu marido, pero en el fondo no estabas a gusto. No sé.

Un besito

amatamari dijo...

Felicidades querido AmicaLuna,
usted describió muy bien lo que puede suceder en este tipo de reuniones ...
Este no es un grupo, carece de afinidad, el interés común, la estima y el afecto,
en definitiva, la amistad ...
Yo puedo ser muy bueno en estas situaciones si las reuniones son esporádicas; de otro de no participar y gastar mi tiempo
con pocos pero buenos amigos,
pocos amigos, pero cierto ...
:-)
Un abbraccio!

Annick dijo...

Algunas veces hay que ser ....como decirlo ! civilizada ?.

Un saludo desde Malaga.

Luna dijo...

Vane,Tere, Amatamari y Anicck.
Estas reuniones son más frecuentes de lo que os puede parecer.

No todas las personas, viven en el mismo sitio toda la vida, pueden reunirse con sus amistades de toda la vida con frecuencia, y por lo tanto, tu entorno nunca es estable y, por otra parte, tienes que relacionarte con alguien, tienes necesidad de hablar de forma distendida, y si además, los maridos trabajan en la misma empresa, pues aunque sea de forma totalmente formal, por cortesía, si todas están en la misma situación, pues se reunen para conocerse, y en caso de necesidad ayudarse.
Luego, ya se hace una rutina, y a veces de ahí salen grandes amistades-
De todas formas, tampoco cuando se reunen amig@s , se habla de filosofia, ni de Altas Finanzas
Y si no, la próxima vez que quedéis con amigos, en un sentido figurado, os alejáis de la conversaran, como espectador@s y veréis como se repiten muchas de las cosas que he apuntado en esta reunión de señoras.
Reconozco que no me gustan, pero por cortesía si he tenido que participar en muchas....
Gracias por vuestras intervenciones.
Un gran beso a todas.

ALIX dijo...

Los humanos gregarios,nos juntamos y.....
yo creo que al final todos somos un poco como estos seres,que tan
bien retrata Luna,
monotemáticos ,bitemáticos,
tritemáticos ....
no somos tan diferentes,cada grupo
con sus temas y su style pero al final....

Musus Humanos para tod@s !

Any dijo...

Bueno yo en este tipo de reuniones pongo el piloto automático, estoy alli sentada pero mi cabeza está a mil kilómetros. Me ha pasado muchas veces.
besos Lunita

tag dijo...

Luna,

No me referia a los temas de conversación, que son normales, amplios y los que seguramente hablamos todos con amigos.

Me refería a ese tipo de reuniones forzadas, de compromiso o cortesía, en las que cada una va a quedar lo mejor posible a los ojos de las demás, porque luego saben que lo que alli se comente llegará a oidos de sus maridos, y eso puede ser peligroso, o fuente de futuros cachondeos, segun el tema.

Si todas las personas que se reunen estan en las mismas circunstancias que tu, o sea, son de fuera, trasladadas y estan solas, es más facil que esas reuniones salgan bien y las personas se muestren tal como son, y de ahi surjan amistades eternas.

Pero cuando el grupo mayoritario esta alli asentado, y llegas tu, Luna, nueva en plaza y te invitan a incorporarte a esas reuniones, es cuando yo las veo falsas, incomodas, y cuando te digo que yo que no me considero insociable, pero las hubiera evitado.

Menudo rollo te he metido de buena mañana, Luna, sorry please, jajaja

Un besazo

Luna dijo...

Alix, Any ,Tere. Lo que he pretendido es reflejar un sector de sociedad, como podría haber sido otro cualquiera.
De entrada, no soy partidaria de un día fijo a la semana tener que reunirse ni para tomar café, ni para nada.
Soy muy independiente.
Pero vivo en un tipo de entorno social, no muy frecuente.
El de la movilidad geográfica.
Efectivamente Tere, en la Empresa que trabaja mi marido hay un numero de trabajadores que normalmente no se mueven, y otros que se mueven mucho geográficamente hablando.
Pero claro, eso implica mover la familia.
Llegas a un sitio, y las que nos llamamos y nos ofrecemos a todo, somos las que estamos en las mimas condiciones.
Por que sabemos lo que es llegar a un sitio, no conocer a nadie, y tener que andar con el GPS en el bolsillo. (Antes el mapa)
Y que conste, no me estoy quejando...estoy mostrando una realidad.
Colegios nuevos, pediatra, ginecólogo,dentista, tiendas, peluquería, en fin, un montón de cosas que solo te das cuenta del valor de lo cotidiano, cuando lo pierdes.
Además también depende de la edad. Cuando te trasladas con niños pequeños, es muy fácil hacer amista
des. En la parada del autobús, en las clases extra escolares, en el parque...
Pero claro, cuando viajas tu sola con tu marido, pues tomas café con las conocidas del gimnasio, de las clases de pintura o yo que sé, de bolillos....
Pero estas personas tienen su entorno hecho.
Igual que las otras personas en la Empresa.
Ellos ven llegar y marcharse a unos y tampoco tienen mucho interés en que entres en su círculo, que está hecho hace muchos
años, y además ,saben que te vas a marchar.
Esto no implica, que en todos los sitios haya gente maravillosa, que te abre las puertas de su corazón y de su casa.
Yo he dejado buenos amigos en casi todos los sitios que he estado, con los cuales sigo en contacto, pero claro, yo me he ido y ellos siguen con el grupo de toda la vida... Es lo lógico.
De todas formas, cuando he ido yo, he ido a tomar café, con amigas de toda la vida, que por deferencia me han invitado, para presentarme a las demás, no creas que las conversaciones han sido muy diferente.
Y estoy contigo, por eso mi cuento, parte de una persona que "tiene" que ir a ese sitio, aunque no le apetece...

Pero, no pasa nada, eso es una anécdota sin ninguna importancia.
En la vida hay cosas mucho mas importantes...
Un besito.

Goathemala dijo...

La verdad es que sabía con tanto detalle en lo que consistiría la charla que de ser yo les privaría de mi presencia.

Entiendo el texto como una descripción de un sector determinado de la sociedad donde se guardan mucho las apariencias y, a la vez, las amistades no nacen de donde debe nacer: del corazón sino del compromiso y del "guardar la imagen".

Un abrazo.

Carol dijo...

Querida Luna, has explicados esas reuniones muy bien, son una especie de obligación pero necesarias y a la larga hacen mucho bien, porque siempre encuentras personas agradables en ellas y que a la larga surgen amistades verdaderas.

Yo creo que siendo siempre uno mismo, con sencillez, sin pretensiones ni avasallamientos con el tiempo la gente se da cuenta que eres buena persona y se siente a gusto a tu lado, además de que aunque tengan amigas de toda la vida conocer nuevas caras, opiniones, etc., agrada, no siempre se critica al nuevo cuando se da la vuelta, habrá quién sí, pero no todos.

Cuando se llega a un lugar no hay más remedio que empezar a conocer gente, quedarse sola en casa todo el día no es muy aconsejable, luego pasas la criba y tienes alguna buena amiga y es así porque siempre congenias más con unos que otros o hay alguna en situación parecida.

En esa situación hiciste lo correcto, no hay nada como las amigas de toda la vida, pero para encontrar nuevas hay que arriesgar.

Y sonríe que estoy segura que tú eras la más guapa.

Besos, Lunita.

impersonem dijo...

Luna, sabiendo lo que le esperaba no me extraña que quisiera emprender la huida, no obstante, los hombres también tenemos conversaciones tan triviales o peores...es la vacuidad que hay que transitar en algunos momentos donde las preferencias y gustos quedan sacrificadas al compromiso y, por qué no decirlo así, al respeto por la forma de ser de cada uno/a.

Besos.

Luna dijo...

Goathemala.
A veces las amistades nacen en los sitios más insospechados.
Las vidas son muy diversas, y cada uno le toca vivirla como quiere o como puede segun las necesidades
Un beso

Luna dijo...

Carol, creo que has entendido perfectamente en sentido de mis palabras.
Efectivamente, para hecer amigos hay que conocer antes a las personas.
Un besito, cariño.

Luna dijo...

Bueno, tenemos que vivir en sociedad. Unas veces se hacen las cosas muy agusto, y otras menos.
De todas formas, ojalá todas las complicaciones en la vida fueran esas..., no?
Un besito

CASANDRA dijo...

no siempre se puede elegir la compañía, tampoco el tema, aunque yo muchas veces con mi humor por dando giros hacia zonas de menos riesgo, y más empatía... De todos modos, siempre hay gente (y las mujeres somos especialistas, ajaja) con las que no se puede!!!!!
besotes a todas, que estamos entre amigas, pero seguro de las que no hay que hacer esfuerzo por encontrar temas que nos guste converar!!!!!

Ricardo Musso dijo...

Hola Luna!!!

En imposible saber en qué contextos y circunstancias surgirá una buena amistad…, esas que luego serán para toda una vida.

Si lo pudiéramos saber de antemano, seguramente “filtraríamos” las que nos van a proporcional el placer que brinda un buen vínculo afectivo, y evitaríamos las que solo dejarían un amargo sabor, no solo por los café que consumamos en esas reuniones, sino por sentir que hemos perdido tiempo en nuestra vida.

De ahí que, como bien decís, la dificultad no estriba ni en los temas que se tratarán, ni en los conocimientos de los participantes. Ni siquiera que solo sean reuniones de “protocolo”, ya que aún así pueden darse esos vínculos trascendentes para nuestra vida.

Yo personalmente, las reuniones que más disfruto son la que mantengo con conocidos y amigos, solo varones o con sus respectivas parejas, pero que no pertenecen al área de mi profesión, sino al de la música, que es una pasión en mi vida. Y allí, tocando guitarra y cantando zambas, cuecas, chacareras, milongas o tangos, podemos estar hasta ver el alba.

Claro está que a esta altura de mi vida, no tengo compromisos protocolares que cumplir, es más, cuando asisto a congresos o jornadas relacionadas con mi profesión, los almuerzos de intermedio, si no me he sentido a gusto con las personas que he tratado en el ámbito de las conferencias, profiero no concurrir grupalmente, y sí comer solo, acompañado por un buen libro.

La brillante descripción de tu entrada que, ni más ni menos, muestra los claros sentimientos encontrados, cuando nos sentimos en la “obligación” de hacer cosas contra nuestra voluntad, refleja con plena claridad lo que sucede con la persona y sus emociones.
Ahora mi pregunta es: ¿No es posible que haya sido más de una la mujer que haya sentido lo que ella sentía hasta tomar en “envión” de cumplir con la “obligación”?. Si fuese más de una, o incluso todas, tu entrada es un fiel retrato de lo que, en mi opinión, denomino “hipocresía”.

Felicitaciones Luna.
Cariños
Rik

Luna dijo...

Cass, efectivamente, si pudiéramos elegir siempre...
Bueno, no me lo digas, yo sé de unas cuantas, que si algún dia surgiera el milagro de poder reunirnos, podríamos reirnos un montón.
Quizás esa es la magia del blog.
Un besito.-

Luna dijo...

"

Ricardo, estoy de cuerdo. Lo que dices es irrebatible...
A mi me encanta estar con los amigos, que son mis amigos. Con los que puedo PENSAR EN VOZ ALTA.

Pero las amistades no se improvisan. Las amistadas, no descubro nada nuevo, además de empatía y confianza, que la dá el tiempo, hay que cultivarlas, regarlas, abonarlas.

Piensa que estoy hablndo de gente sujeta a MOVILIDAD GEOGRÁFICA.

Que en esta nación ya somos muchos. Entre funcionarios, policias, empresas privada, y no digamos, los diplomáticos y similares, que incluso cambian de país...

Si dificil es sostener una vida más o menos estable en una ciudad , através de los años, con los cambios que se generan en las familias. Los hijos se van de casa, luego traen sus parejas, los nietos, la familias politicas....

Imagínate los equilibrios emocionales que hay que hacer cuando, cual caracol, cada X tiempo, te vas y llegas a un sitio, donde empiezas de cero. Pero de cero patatero....

Bueno, la conversación del grupo de amigas, es algo anecdótico, pero
que no anda lejos de la realidad...

Tal como dice Alix, somo gregarios,

"Luna, sabiendo lo que le esperaba no me extraña que quisiera emprender la huida, no obstante, los hombres también tenemos conversaciones tan triviales o peores...es la vacuidad que hay que transitar en algunos momentos donde las preferencias y gustos quedan sacrificadas al compromiso y, por qué no decirlo así, al respeto por la forma de ser de cada uno/a."Impersonem ha dado en el blanco...

Si hay reuniones, como pueden ser las de los acompañanr@s de los congresos que asistas, que mientras trabajáis, pues hacen excursiones y comen juntos, y claro, las conversaciones son de lo mas protocolarias... Las conozco también, esas no plantean problema. Eso es uno o dos dias y luego cada uno a su casa.

Pero mi post vá a las personas, que saben que van a pasar unos pocos años juntas, y luego cada uno a otro lugar...

Yo llego un sitio (que van 18 en 37 años) me dicen eso de "Mujer, mira nosotras nos reunimos todos los X, ven y así nos conocemos, etc. etc. " y además, los maridos trabajan todos los dias juntos.

A fuerza de ir a esas reuniones,en cada sitio que llegas, pues hay una cosa que se llama cortesía, y no hay que olvidar que vivimos en sociedad, pues las conoces de sobra.
Y ahí está mi personaje.
Con sus dudas cuando se dirige al sitio, anticipándose a lo que será la reunión, pero que al final, no tiene mas remedio y acude.

Servidumbre social.
Como digo en otras respuestas, no pretendo nada,más que dar a conocer otros tipos de convivencias.
Y bueno, por supuesto, conocer vuestos pareceres, que para mi es muy importantes, los contrastes y las opiniones imparciales, pues no tenemos nadie de los que aqui postamos,que convivir, agradar o desagradar a nadie.
Un beso grande, amigol

Nuria dijo...

Hola... por fin llego ;-)

A mí me resulta difícil mantener una relación prolongada con algún grupo con el que no tengo afinidad (como dice Amatamari), escucho más que hablo en principio y eso a veces no cae bien...

Si bien, creo que acertais cuando decís que a la gente hay que conocerla para ir construyendo una relación del tenor que sea. A veces se conseguirá y otras no, pero no se puede forzar.

De todos modos creo más en el trato de tú a tú, me manejo mejor en las distancias cortas y no en grupos desdibujados, numerosos y empujados a crearse por circunstancias externas.

Seguro que más de uno de los que estamos aquí ha pasado por lo que cuentas en el relato Luna. Saber que vas a encontrarte con alguien (singular o plural) con quien no sabes de qué puedes hablar.
Me ha hecho reir.

Sin ir más lejos, por ejemplo, la primera vez que conoces a la familia de tu pareja ¿eh?
Sería un buen tema

Un biquiño

Luna dijo...

Nuria, el simil que has hecho es muy interesante. Tambien me ha hecho reir.
Si, eso es. No me voy a casar con ellos, pero van a formar parte de mi entorno, aunque sea ocasionalmente, durante un tiempo.Pero efectivamente, al final no mantengo una relación prolongada, si no encuentro puntos de afinidad.
Creo que Carol, no sé si por vivencia parecida es la que más se ha metido en la piel de la protagonista.
Aunque parezca una tonteria, no es fácil.
Bueno, las relaciones humanas nunca son fáciles.
Un besito, meiga....

Márcio Luiz Soares dijo...

Oi, Luna.
Gostei da descrição que fez. Nem sempre é possível evitar esse tipo de reunião, e nem todas elas são desagradáveis. Não gosto quando as conversas partem para assuntos que exaltam os filhos (e olha que me acho um pai coruja e tenho motivos para falar muito bem da minha filha), ou quando falam que o amigo do primo do vizinho que possui isso e aquilo é o "cara", que é muito inteligente, estudou não sei aonde, patatipatata. E muito menos quando um ou outro muito "modesto" desata a falar de si mesmo! Tem que ter paciência para manter a linha. E quando uma magérrima começa a falar que está engordando, que vai fazer outra lipo, que passou não sei o que no cabelo e assim vai. E ainda piora: começa a dar conselhos para as menos favorecidas geneticamente dizendo que deveria fazer uma plástica ou passar tal coisa no cabelo etc, etc, etc...
Quando posso, saio de fininho, peço para um amigo me ligar e "de repente" aparece algo urgente e temos de ir embora. rs
Mas o pior de tudo é quando eu participo (ou participava) dos encontros dos colegas de trabalho da esposa e me sentia deslocado, um peixe fora d'água, com papos que não me interessavam nenhun pouco. Justo eu que não me sinto perdido em nenhum tipo de assunto, seja sobre política, esportes, finanças, filosofia, esoterismo, ecologia, a nova roupa do imperador, do mosntro da tazmânia, do homem que falava javanês, qualquer coisa, enfim. Mas, sei lá, parece que nesses encontros eu mudo, me transformo e só não me isolo para não ficar pior. Não era sempre, porém, como era maioria, passei a evitar. Felizmente só acontecia isso com o pessoal do trabalho dela. Da mesma forma, admito, ela também não curte participar dos encontros das "minhas turmas" do meu trabalho e da faculdade por se sentir isolada.
Bom, resumindo, relacionar-se bem pode ser complexo.
***
Ah, se eu pudesse ter atendido ao teu convite para a festa de abril! Como eu queria! Adoro essas coisas. Quem sabe um dia...
E quem sabe um dia, também, não encontro o vinho que me recomendou! rs
Beijo

Tesa dijo...

Ay, Luna, qué rollo de reuniones.

Ahora trabajo por mi cuenta, desde casa, pero cuando trabajaba en una empresa, casi nunca iba a los eventos que organizaban, les decía con mucha guasa que mi tiempo libre era para mis amigos y familia, que ya pasaba demasiadas horas con ellos.

Aunque sí que conservo alguna amistad de aquella época, pero cuando nos reunimos hablamos de la vida, y nos echamos unas risas con algún cotilleo sabroso, pero sin mala baba. A mí, disimular se me da fatal, así que sólo me relaciono con la gente que me interesa.

Muy real el retrato que has hecho, Luna.

Besitos.

Luna dijo...

Marcio, bom, para ver a Feria de Abril, entra no postagen anterior e ainda pode vêla.

É na vida, nem sempre póde-sse estar sómente con as pessôas que nós amamos e temos muita amizade.

 veces é necessario fazer vida social, pôr sorrisso e escutar coisas que näo interessam nada.
Mas a edücaçäo, é isso.
Fácil é estar contente con gente que nós amamos...
Márcio, como para os vinhos, não vou dar-lhe marcas, estou indo a Denominação de Origem, e é mais fácil.
Viño Rioja
Viño Ribera del Duero.
Esses para mim säo os melhoes vinhos tintos españóis.
Dentro dessa denominaçäo de origem há muitas marcas.
Também dentro dessas denominaçöes com a mesmas marcas, há vinho branco.
O vinho rosado na España, näo é um vinho bem apreciado.
Aqui, os entendidos dizem: Donde estiver o pior vinho tinto, é junto ao melhor vinho rosado.
Você pode olhar no Googel, local.
Um beijinho.

Luna dijo...

Tesa, si son unos rollos.
Pero cuando no se tiene otra cosa, por algo se ha de empezar.
Un besito grande.

tag dijo...

Luna

¿has leido mi e.mail?
como me has dicho que estas en Valencia.... leelo.

Un besito

Luna dijo...

Tere
SSSSIIIIII
S todo que ssisisisisisisisisisis
Un beso

A.S. dijo...

Tens um espaço precioso, com muito bom gosto e interesse...

Voltarei!...

Luna dijo...

A.S. Muito obrigda por suas amáveis palabras.
Estarei encantada de vê-lo por aqui.
Um saúdo.

Fernando Santos (Chana) dijo...

Olá Luna, belo post...Espectacular....
Um abraço