CONVERSANDO:

Mi foto
Valencia, Spain
CONVERSANDO: para intercambiar ideas, opiniones, música, cuentos; estar con amigos. Podemos hacerlo en castellano, portugués y valenciano. Espero te encuentres cómod@.

lunes, 31 de mayo de 2010

MOVILIDAD GEOGRÁFICA



Marujin está sentada en el tren que tantas veces le ha llevado a Valencia desde Madrid, Salamanca, Vigo, .....

El paisaje es imponente.
Como el invierno y la primavera han sido, son, lluviosos, la gama cromática del paisaje mejora, con mucho, cualquier paleta del mejor pintor.
Todas las tonalidades verdes que se puedan imaginar... Y a trozos, un manto de rojos intensos de amapolas, y unos lilas de flores sivestres, alfombran el suelo aqui y allá.

Más adelante esos tonos, se cambian por los amarillos y blancos, también de flores silvestres... La naturaleza en estado puro, en una explosión de colores que contrastan con el azul añil de un cielo limpio, monocolor.

Es su último viaje de ida y vuelta, a Valencia, desde cualquier sitio...
Por fin, estabilizará su sitio de residencia.
¿Porqué Valencia?
Pues no porque sea su sitio de nacimiento. Después de vivir en tantos sitios, las raíces ya no son subterráneas, son aéreas...
Pero allí está la mitad de su corazón.
Su madre, su hijo, su nuera y dos nietas.
La otra mitad está al otro lado del "charco". En EEUU.
Su otro hijo, su nuera y otras dos nietas.


Ha dejado su casa de Valencia, preparada para hacer el último traslado de vivienda.
Madrid-Valencia.
Hace escasamente un año, que hizo el traslado a Madrid.
Movilidad geográfica....

Hay gente que no sabe ni lo que es.
Que nace en un sitio, incluso en la misma casa, y muere en ella.
Hace un repaso mental de su vida, sin apartar la vista del paisaje, que la tiene subyugada...
Su vida no ha sido ni mejor ni peor, ha sido distinta, de la vida de la mayoría de personas... Con sus pros y sus contras... como es la vida misma.

Lleva casi 39 años casada y esta es su 20ª vivienda.
Ha recorrido toda la geografía española, incluídas las Islas Canarias e Islas Baleares.
Ha conocido muchas formas de cultura, de folklore, de cocina, de tradiciones, de vivir, de pensar e incluso de hablar.

Sus hijos han ido a muchos colegios, también han conocido muchas vivencias, y con el esfuerzo necesario de todos, eso ha sido un enriquecimiento del bagaje personal de cada uno.
Ha hecho de su familia, de los cuatro, una piña. Siempre juntos a todas partes, con un objetivo común: Ser felices en todas partes y sacar lo mejor de las vivencias de cada sitio.
Buscar siempre el lado positivo de cada "volver a empezar"...

Hoy ya no son un núcleo de cuatro personas. Son tres núcleos de familias, pero unidos por el mismo vínculo.
Lo vivido, el pasado... lo que viven, el presente... lo que les queda por vivir, el futuro...
Pero la base, la misma.
La unión por el cariño, por el amor, y por la vida compartida...
Recuerdos del pasado y muchos proyectos de futuro...
Toda una vida....
Ni mejores ni peores, simplemente distintas.

35 comentarios:

Carol dijo...

Luna, ya te echaba de menos, pero veo que estabas muy atareada, y que por fin llegas al lugar de dónde partiste para vivir una vida tan intensa, tan llena de buenas emociones que has sabido aprovechar al máximo con tu espíritu emprendedor siempre dando lo mejor de ti y haciéndo felices a todos los que te rodean.

Te deseo que esa felicidad tan merecida siga siendo tu compañera que llegue a todos los que tienes cerca y la vida te siga dando tantas oportunidades de aprender cosas nuevas, de cuidar de los tuyos y vivir plenamente todo lo bueno que te mereces y te has ganado a pulso.

Un fuerte abrazo amiga.

Annick dijo...

Me alegro de que este descanso bloguero a sido por una buena causa.Pues me imagino que estaras feliz de volver a tus origenes y ademas cerca de parte de tu familia.
Esta ¨movilidad geográfica ¨la conozco muy bien porque creo que llevo unas 15 mudanzas .Y se deja en cada sitio un poco de ti .

Te deseo lo mejor .

Besos desde Málaga.

alfredo dijo...

Bueno, habrá que desear, que Marujín, esté donde esté, vaya dondé vaya y donde por fin posen en el suelo, una vez más los gastados bajos de sus viajeras maletas, lo haga con el amor que siempre le ha movido para ir de aquí para allá.

Y si por fin la carambola decide que sea cerca de nosotros lo celebraremos.

Abrazos

Ana dijo...

Luna, vengo del blog de Ricardo y leí tu comentario y ahora leo esta entrada y reitero y re-confirmo lo que allí escribí : A pesar de la educación represiva que han tenido las mujeres que se han educado durante la època franquista - he leído sobre eso y he escuchado también en casa de mi padre lamentarse a mi abuela sobre lo que estaba sucediendo en "su" España - sos una mujer excepcional, con una capacidad de adaptación y de introspección, un optimismo y un sentido común que dan gusto. Tal vez esa vida, vivida en tantos sitios y en diferentes culturas te ha concedido esa apertura mental, que es una bendición.
Un abrazo.

Neogeminis dijo...

En mi caso, valoro el hecho de vivir siempre en la misma ciudad. eso de andar mudándome a cada rato no va conmigo, pero entiendo que es una manera de vida tan válida como cualquiera, complicada, eso sí...

un abrazo!

Esme dijo...

Yo no he viajado por tantas ciudades como Marujin pero algo tengo claro, cambiar, como lo ha hecho ella, es algo que nos llena de experiencias en todos los sentidos. Aplaudo a Marujin por mantener unida a la familia.
Un beso guapa

Pd. Tenia tiempo sin pasar por tu casa, lo siento :(

LOLI dijo...

Es cierto?Vienes a vivir a Valencia?
Entonces quedaremos para conocernos?
Parezco una niña chica jajajajaja

UN BESAZO GUAPA!!

Steki dijo...

Será la última, ya?
Yo te comprendo porque, si bien no tanto como tú, también me he trasladado bastante y llevado a mis hijos de acá para allá. Ahora son ellos los que se mueven y hacen que yo me mueva también.
Sabías que una de las cosas más estresantes son las mudanzas? Sí, claro, cómo no lo vas a saber, jaja.
Molts petons, amiga Iaia.

Ricardo Musso dijo...

Sospecho que Marujin y Luna son la misma persona; pero si me equivoco, ya le puedes ir diciendo que tiene una brillante redactora de las experiencias de su vida!.

La descripción de este último traslado y viaje en tren desde Madrid a Valencia, trasmite tantas vivencias y descripciones, que parece que uno sintiera lo que ella siente, y viera lo que ella ve!.

Magnífico por cierto!.

También puedes decirle que buenas razones tiene (ahora que se termina este capítulo de su historia) para sentar sus reales en Valencia y dejarse de tanto jaleo (como decía la María).

Me alegro por ella y su decisión!

Ah…, y además te pido no te olvides de comunicarle que busque en el “Libro Gordo de Google” (el Petete cibernético) a José F. Martínez.

Bueno, que pensé que con ese apellido sería como buscar a un José García en la guía telefónica, que nunca los conté porque debe ser como contar estrellas.
Pero no, ahí estaba, y en primer lugar!.

Y no creo equivocarme que sea él porque - de buena fuente - sé que ese José F. Martínez trabaja en la Carnegie Mellon University, o sea, que debe serlo sin dudas!.

¿Y por qué te pido que se lo informes?; porque estoy seguro que es la madre que lo parió (disculpen la manera de decirlo, pero si no lo hubiese hecho no estaría allí), y aunque no deduzco demasiado lo que dice esa página porque no entiendo inglés, pareciera que es un destacado profesor.

Así que felicítala doblemente de mi parte, por el último viaje a Valencia y por el hijo que tiene!!!.

Besos Amiga!
Rik

seriecito dijo...

Luna:

Facundo Cabral, dice en una de sus canciones "que si el muno es redondo, no sabe que es ir hacia adelante...."

Todo llega, todo empieza y termina y desde el final el camino recorrido parece corto y llano. Pero como en los atletas olímpicos, lo que se ve es el triunfo y la medalla; lo que no se ve, son las horas de entrenamiento, las lesiones, las caídas, el entrenamiento y quizás las horas de soledad..., si esa extraña sensación, que invade casi siempre, a quien opta por ser de los primeros.

Subir siempre es muy alentador, pero llegar... eso es sí, llegar... no es reposo, ni siquiera paz y satisfacción; llegar.... es principalmente "soledad" y eso, lamentablemente, solo lo sabe quien llega.

Hacer "camino" es solo empezar, el traslado 22, acaba siendo en que sigue al 21 y el que precede al 23. Ni siquiera es monotonía, porque seguro que incluirá sorpresa.

Porque uno aprende muy pronto, que siempre es comienzo... siempre.... y solo hay un final deseado y alentador, que es precisamente, quien nos mantiene y nos fortalece y nos permite aguantar.

Se aprende, también, muy pronto, que "para vivir un año, hace falta morirse muchas veces mucho..." A pesar del éxito.

Ahora en este momento, el viaje permite fundirse en el recuerdo y recatar de la memoria, esos"fondos" ocultos pero no perdidos, casi siempre de lo bueno; es también, nostálgico y hasta reconfortante, porque por primera vez en muchísimos años, el tren no va... el tren vuelve... y eso es lo que cuenta para todos.

Un fuerte abrazo (los salu2, para otra ocasión)

LUNA dijo...

Querida Carol. Muchas gracias por tus palabras.
No hay mucho mérito en procurar ser feliz, es lo que deseamos todos...

Has dicho muy bien, no es ningún final, es el comenzar una nueva etapa, y hay que procurar no perder el interés por nada. Eso nos permite sentirnos vivos.
Gracias, querida amiga.
Un besito

LUNA dijo...

Querida Annick, eres una mujer muy especial, ya te lo he dicho en otras ocasiones, la gran generosidad que te carcteriza... quizás sea el resultado de tener que volver a empezar tantas veces también.

De todas formas, gracias por ser y estar, querida amiga.
Un besito

LUNA dijo...

Alfredo, gran amigo,
Marujin está muy contenta de poder volver y dejar esas maletas quietas...
Bueno, un dia dijo: "El dia que vuelva a casa, quemo las maletas, " pero....olvidaba que su hijo mayor, su nuera y dos nietas, viven en EEUU...
Bueno, pero esas maletas son de colores brillantes, luminosos, que muestran la alegría de poder llevarlas a ver a su media familia....,.
Un besito

LUNA dijo...

Ana, creo que me sobreestimas...

Sin duda la forma de vida, imprime carácter.
yo me siento afortunada...

Todo tiene un coste, es lógico, pero sin esfuerzo es difícil conseguir nada.
El balance, positivo, y eso e lo importante.
Gracias por tus palabras y or tu cariño, siempre.
un besito

LUNA dijo...

Neogémenis, efectivamente, como he dicho, y dices tu, no tiene mérito. Es vivir de una forma o de otra.
Besitos, amiga.

LUNA dijo...

Esme, cariño, no te preocupes, sé que estás inmersa en un proyecto muy difícil, pero que sé llevarás a buen puerto. Imaginación, que es lo necesario, no te falta.
Gracias por venir.
Un besito

LUNA dijo...

Loli, si es verdad.
Y nos conoceremos, seguro.
Además en Castellón viven unos queridos familiares nuestros....
Besitos

LUNA dijo...

Steki,si sé que los cambios son causa de mucho estrés, ahora mismo estoy un "poco" estresada....Me parece que el dia tiene pocas horas....jajajaja.
Todos los dias mantengo una conversación conmigo misma, para tranquilizarme y convencerme que tngo iempo de todo... pero no me hago mucho caso....Y es que soy muy cabezona....

Besitos, querida amiga.
Un petó molt gran para ti tambien.

LUNA dijo...

Bueno, Ricardo, por ser vos quién sos...te lo confesaré:
Luna y Marujin son la misma persona.
Pero me es mucho más fácil contar cosas y sobretodo emociones y sentimientos en tercera persona...
jajajajaja
Que sagaz......

Gracias por tus palabras, sabes que valoro mucho tu opinión y todo lo que dices, maestro.....

Ricardo, si de algo en esta vida me siento datisfecha, contenta y llena de agradecimiento a la vida , es de mis dos hijos.
José Fernando Martine Rufes y David Martinez Rufes.

Dos hombres, que pese a la vida que han llevado a rebufo de nuestra vida, cambiando de colegios constantemente, sin poder tener "amigos de toda la vida", privándoles de muchas cosas que han tenido otros niños con una vida "estable"...

Son dos hombres magníficos, buenas personas, equilibrados, alegres, serios, buenos hijos, esposos, y magníficos padres.
Amigos de sus amigos, generosos, con gran sentido de la responsabilidad, de la justicia y de la convivencia.

Si la vida, con sus vaivenes, al final nos tiene que premiar con algo, con mis hijos, me doy por más que premiada...
Gracias por tus palabras, amigo y tus buenos deseos.
Un besito

LUNA dijo...

Luis, una gran reflexión.
Es verdad, cuando dices que al llegar a la meta, al final de un camino elegido premeditamente, o donde te ves involucrado, y siempre tiras adelante, no se ven las horas de preparación, de esfuerzo, de sudores y lágrimas....

Pero aunque no lo vean los demás, lo sabes tu, y si consigues llegar, cosa que no muchos consiguen, quizás eso te haga valorar más lo conseguido.

Nada es fácil en la vida, es un aprendizaje que conviene aprender pronto, si quieres optimizar el tiempo.

Y, al volver la vista atrás, al final de una etapa, lo mejor es valorar y recordar lo bueno...Lo malo no produce alegria ni satisfacción, por lo tanto es inútil, solo es lastre.

Hay dos formas de ver las cosas, en colores y en blanco y negro.
Sin duda, si decides verlas en colores, todo será más bonito, más luminoso, más alegre.

"Ahora en este momento, el viaje permite fundirse en el recuerdo y rescatar de la memoria, esos"fondos" ocultos pero no perdidos, casi siempre de lo bueno; es también, nostálgico y hasta reconfortante, porque por primera vez en muchísimos años, el tren no va... el tren vuelve... y eso es lo que cuenta para todos."

Luis esta última parte de tu respuesta, es magistral
(aplausos....)
No podría haberlo descrito mejor...
Gracias.

Un gran abrazo, querido Luis.

cabopá dijo...

Ay,que te tengo abandonada...pero no me olvido...Chica pareces un caracol con la casa a cuestas....
Sí yo tengo que hacer tantos traslados como has hecho tú me quedo en el camino...
Ahora estaremos más cerca...
Besicos.

María dijo...

Te lo acabo de decir en mi casa LUNA,

¡¡se te extrañaba mucho!!

pero veo, que con tanto trajín como te traes...
¡¡ a saber por donde has estado !! sea donde sea, espero que todo perfecto. ;-)

Yo si tengo la movilidad geográfica que has tenido tú, no se yo, si hubiera terminado en alguna esquina perdida o agotada...¡¡ERES UNA CAMPEONA!! bueno...¡¡SOIS!!

Es verdad, que s acumulan muchas vivencias, pero es durísimo separase de los que quieres, yo a eso, no me acostumbraré nunca.

Mira, yo sólo he hecho dos traslados en mi vida...
Pero vivo lejos de mi familia (padres, hermanos y demás) desde hace más de veinte años...

A todos les extraña escuchrame que sigo extrañándoles muchísimo, pero es verdad.
Nosotros somos cuatro hermanos y me muero de envidia, al ver a mis sobrinas jugando entre ellas, yendo a casa de su "abu" en fin, viviendo cerca de la familia....

Eso, es lo que yo envidio y extraño, que mis dos hijos, nunca han tenido cerca a sus primos, a sus abuelos, ese calorcito que taaaaaaaanto se extraña.
Y supongo que por eso, para mi las Navidades, siguen siendo tan especiales...Otra vez, vuelvo a casa.

Me alegro que estas tres casas que tu tienes repartidas por el mundo, pronto sean sólo dos.


Un besazo muuuuuuuuuuuy "GRANDÍSIMO";-)
Y...¡¡BIENVENIDA A CASA!!;-)

Mª José dijo...

No tengo duda de que vayas donde vayas dejaras tu huella y engrosaras tu baúl de sabiduría
Besos de colores

Ana Tapadas dijo...

Onde estiveres serás tu, com o teu bom espírito e coração magnífico!
Grande beijinho

Sol - Imaginario Desesperación dijo...

A mi me gusta mucho la idea de ir "haciendo camino al andar", de llevar una vida nómade. Por supuesto que se pierden un montón de cosas, contacto ocn seres queridos, etc. Pero siempre está la posibilidad de volver.
Muy buena entrada.

Cariños!

ALIX dijo...

La luna tiene que estar en todos los cielos !!!

Belkis dijo...

Yo también conozco esa movilidad geográfica Luna y ya no sólo dentro de un país, sino en países distintos. Todo ello enriquece, porque se conoce mucha gente, se aprende de la cultura de otros pueblos. También es triste porque te tienes que despedir muchas veces y alejarte de personas entrañables, pero lo importante es mantenerlos a través del tiempo y la distancia y sobre todo el hecho de que siempre te hayas movido con tu familia es muy reconfortante, incluso creo que une más.
Espero que disfrutes en esta nueva etapa y que sigas compartiendo cosas bellas con todos.
Un abrazo muy grande.

CAS dijo...

MARUJIN!!!!! qué alegría volver a tu Valencia!!!! me alegro muchísimo y se que tus valijas seguirán dando vuelta. Quien te dice un día no recales por aquí....
MUY BUENA SUERTE!!!!

Chus dijo...

Hola Luna:

No se como se me había pasado esta entrada tuya!!!.

La acabo de leer y mira me ganas, yo solo he hecho 11 mudanzas y en ¿cuantas casas he vivido?. Pues no me he parado a pensarlo pero ahora en un pisplas las cuento. A ver:

Vivir temporadas largas (años) en 6 casas. Vivir temporadas cortas 3.

No está mal tampoco, ¿verdad?.
Estoy contigo se renuncia a algunas cosas, pero se ganan muchas mas, por lo menos bajo nuestra experiencia. Para mi tb la experiencia super positiva.
Un abrazo

LUNA dijo...

MariCarmen, no te creas, si tuvieras que hacerlo, pues lo harías y en paz.
Si, efectivamente vamos a estar cerquita...
Un besito

LUNA dijo...

Maria, cuando mis hijos eran pequeños, siempre ibamos a pasar las vacaciones a los mismos sitios que estaban sus primos, para que no perdieran el contacto con la familia.
Pero claro, los que estaban con sus amigos y en su ambiente eran ellos.
No sé si hicimos bien, pues nunca tuvieron amigos de verano...

Pero bueno, son cosas pasadas, hace muchos años, ahora ya tienen sus amigos, sus familias y también son ellos ahora los que educan a sus hijas....

Me imagino que con el empeño que todos los padres...hacerlo lo mejor posible.

Un besito, querida amiba.
Eres muy bonica.....

LUNA dijo...

Querida Maria José, eres una "salá".
Gracias por tus palabras.
Un besito

LUNA dijo...

Ana, Você sempre täo amavel!!!!<<<muito obrigado, amiga.
Um beijinho

LUNA dijo...

Sol, me gusta mucho esa frase de "se hace camino al andar".
Asi es, la vida se vive viviéndola, sintiéndola poquito a poco...
Besitos

LUNA dijo...

Alix, tienes frases célebres....
Cuando me viene a Madrid dijiste: Luna zara de nuevo..... y me rgalaste una foto de un barquito.
Lo tengo puesto en el blog.

Un besito, princesa